La planta de Navidad, también conocida como flor de Pascua o Poinsettia es una de las plantas de interior más vistosas y bonitas que podemos tener en casa en esta época. En algunos países se llama planta de Nochebuena y sus nombre científico es euphorbia pulcherrima. Sus llamativas hojas rojas la han convertido en casi un icono navideño. Puedes colocarla en cualquier rincón de tu vivienda y, si la cuidas bien, puede durarte bastante tiempo.

Características de la planta de Navidad

La planta de Navidad es una de las más fáciles de reconocer. Tiene unas hojas de color verde oscuro y unas hojas superiores de color rojo. Sí, realmente lo que vemos como flor es una hoja. Las más comunes son de color rojo intenso aunque también hay ejemplares amarillos y blancos. Sus flores son muy pequeñas y están casi escondidas entre sus hojas.

Aunque es obvio que no se utiliza como planta comestible, es importante mantenerla alejada de los niños y las mascotas ya que su ingesta accidental puede provocar vómitos y diarreas.

Cómo cuidar la flor de Pascua para que dure hasta las próximas navidades

Si has tenido ya una planta de Navidad otros años sabrás que no es fácil lograr que dure más de unas fiestas navideñas. En el momento de la compra luce resplandeciente pero pronto sus hojas comienzan a marchitarse y se caen. Para que esto no vuelva a ocurrir en primer lugar debes tener muy claro que se trata de un ser vivo y no de un adorno navideño más. Por esta razón, necesita unos cuidados mínimos para sobrevivir a las navidades de este año y llegar, por lo menos, hasta las siguientes.

Si cuidas la Poinsettia lograrás que pase varias navidades en tu hogar. pexels

Los cuidados de esta planta de interior comienzan incluso antes de llegar a casa. A la hora de comprarla es conveniente que la protejan con un plástico para que no sufra muchos cambios de temperatura hasta llegar a tu hogar. Fíjate bien en que no tenga tallos podridos ni mandas en las hojas. El tronco debe estar firme y estar bien agarrado al sustrato.

Cuidados que necesita la planta de Navidad

Uno de los problemas fundamentales a los que se enfrentan las poisentias es que, aunque pueden cultivarse en el interior de las casas, su hábitat más adecuado es el exterior. La flor de Pascua necesita mucha luz natural ( si está a oscuras sus hojas se caerán) y un clima estable, sin cambios bruscos de temperatura. Tampoco es conveniente exponerla directamente al sol. La calefacción es uno de sus principales enemigos ya que la reseca. La flor de Navidad necesita una humedad ambiental alta.

La flor de Pascua es una de las plantas de interior imprescindibles en cualquier casa en Navidad. pexels

Así que lo mejor es ponerle un cuenco con agua y piedras en la base del tiesto para que se mantenga húmeda pero las raíces no entren en contacto directo con el agua. Su temperatura ideal ronda entre los 22 y los 16 grados. Tanto el frío como el calor harán que sus hojas se caigan más rápido.

La planta de Navidad más común tiene las hojas rojas pero también puede tenerlas blancas o amarillas. pexels

Te puede interesar:

El riego es otro de los cuidados fundamentales que debes tener con la flor de Nochebuena. Debes regarla por inmersión, colocando la planta sobre un plato con agua durante 15 minutos. Pasado este tiempo retírala para que no absorba más agua del que necesita. Deja que el sustrato se seque un poco antes de volver a regarla para evitar que la raíz se pudra.

Si sigues estos sencillos consejos lograrás que la planta de Navidad dure más tiempo sana y lustrosa en tu hogar.