Limpiar las sartenes es una de las tardeas más arduas a la hora de fregar los platos. Es fundamental que estén limpias pero al mismo tiempo que mantengan su capa antiadherente para que los alimento no se peguen. Por esta razón, es necesario utilizar productos eficaces para eliminar la grasa y la suciedad pero que no dañen las sartenes. Te proponemos un truco de limpieza muy eficaz para mantener tus sartenes siempre limpias y protegidas. Solo tendrás que utilizar dos productos que seguro ya tienes en tu cocina.

Consejos para limpiar la base de la sartén

El truco para limpiar las sartenes que te proponemos hoy consiste en mezclar bicarbonato y vinagre. Estos dos productos tan populares y económicos tienen muchas aplicaciones en el hogar. Además de acabar con la suciedad de tus utensilios de cocina también ayudarán a eliminar los malos olores. Te contamos cómo hacerlo.

Primero pon el bicarbonato de socio sobre la base de la sartén y cúbrela por completo. Después pon un chorro de vinagre por encima. Deja que la mezcla repose unos veinte minutos. Una vez pasado este tiempo, coge un estropajo de aluminio y frota por toda la superficie con movimientos circulares. Ten paciencia. No hace falta hacerlo rápido. Es preferible tomarse su tiempo. El resultado merecerá la pena el tiempo invertido.

La mezcla definitiva para dejar las sartenes como nuevas

Una vez hayas frotado concienzudamente, aclara con agua y listo. Verás como la base de tu sartén está reluciente y libre de cualquier resto de grasa o suciedad. Además, olerá a limpio.

Trucos para limpiar la superficie de la sartén

Una vez tenemos la base de la sartén como nueva vamos a lo más importante, la superficie antiadherente de la misma. Para limpiar esta zona también vamos a utilizar un producto común en cualquier hogar y super barato: la sal común.

En este caso, los beneficios son dobles, ya que no solo conseguirás una sartén limpia, también reforzará sus propiedades antiadherentes.

Trucos caseros para limpiar las sartenes y dejarlas como nuevas

Pon la sartén en el fuego y cuando se caliente echa tres cucharadas grandes de sal y espera tres minutos. La sal irá tomando un tono tostado. Entonces, retira la sartén de los fogones y deja que se enfríe. Cuando esté ya fría elimina los restos con un paño seco.

Potencia la antiadherencia de tu sartén

Si tu sartén ha perdido parte de sus propiedades antiadherentes y la comida se te ha pegado en el fondo, no desesperares. También tenemos un remedio casero para acabar con esa capa negra que se habrá formado en el fondo. En este caso vamos a utilizar suavizante de la ropa. Sí, como lo lees. Pon un poco de suavizante en la zona donde se ha pegado la comida y deja que repose unas tres horas. Pasado este tiempo, la capa pegada se habrá desprendido. Solo tendrás que enjuagar la sartén con agua y jabón y revisar que no quede ni rastro de suavizante.

Te puede interesar:

Remedios para conservar las sartenes como nuevas

Más allá de limpiarlas con cuidado y aplicarles ciertos productos, para mantener las sartenes como nuevas es fundamental que mantengan su casa antiadherente. Es muy sencillo. No les eches agua fría cuando aún estén calientes. Así de fácil lograrás que duren años en perfecto estado.