Los productos de toda la vida se han puesto de moda a la hora de realizar las tareas de limpieza. Los numerosos usos del jabón Beltrán, por ejemplo, que van desde quitar la suciedad de la campana de la cocina hasta las manchas de la ropa; o del Volvone, ideal para lo cocina, la alfombra y el mal olor de la ropa, son tendencia. Pero no siempre se pueden usar todos los productos para todas las superficies. Por eso te vamos a indicar el cuidado que tienes que tener con el vinagre de limpieza.

El vinagre blanco es un remedio natural que puede ayudar a resolver un sinfín de problemas domésticos. No sólo tiene excelentes propiedades desengrasantes y antiolor, sino que es un producto realmente barato. Es perfecto para lavar los cristales del coche sin dejar rayas o para hacer brillar los azulejos. Incluso puede eliminar las manchas más difíciles de los zapatos y los bolsos de ante.

Vinagre blanco en los suelos

Sin embargo, no cometas el error de utilizar este producto como un remedio universal. Hay que tener especial cuidado con los suelos: muchos recomiendan el vinagre para limpiarlos, pero hay que tener cuidado con el tipo de material.

Por un lado, el vinagre puede hacer brillar las baldosas de cerámica, terracota o gres. Por otro lado, es el enemigo acérrimo del mármol, el granito y la piedra natural en general.

Los suelos o las encimeras de estos materiales podrían corroerse y dañarse con el vinagre u otros productos ácidos. Por lo tanto, al lavar los suelos de piedra natural es esencial utilizar detergentes neutros, es decir, con un pH de 7.

Vinagre blanco en el lavavajillas

Pero no sólo estos suelos tienen pánico al vinagre. Además, podrías arriesgarte a dañar gravemente un electrodoméstico importante. Se suele decir que el uso de abrillantador para el lavavajillas es inútil y que puedes sustituirlo por vinagre para obtener platos y vasos brillantes. Pero este consejo es realmente perjudicial. El vinagre es una sustancia ácida, lo que significa que a largo plazo podría corroer ciertos componentes del lavavajillas, especialmente las piezas de goma.

Es bueno saber que no todos los tipos de goma reaccionan con el vinagre, y no siempre es posible averiguar qué materiales están presentes en este electrodoméstico. Por lo tanto, es mejor atenerse al tipo de detergente recomendado en el manual de instrucciones. Mucha gente sólo utiliza vinagre en el lavavajillas periódicamente, para dar al aparato una limpieza a fondo. En este caso, es poco probable que el vinagre cause daños graves.

Te puede interesar:

Otra cosa muy distinta es cuando se utiliza vinagre en cada lavado, en lugar de abrillantador. Este hábito es innecesario, porque el abrillantador casi siempre está incluido en las pastillas del lavavajillas. En segundo lugar, el uso frecuente y prolongado podría dañar el aparato.

En resumen, el vinagre puede ser un valioso aliado para la limpieza, pero cuidado con utilizarlo en todas partes.