Dejar atrás la cuna es un paso muy importante tanto para los niños como para los padres. La necesidad de encontrar una cama perfecta para los más pequeños de la casa es una gran preocupación para las familias, por eso Ikea vuelve a facilitar los problemas de mobiliario con la cama Kura.

La cama Kura de Ikea es una cama baja, a la que los niños pueden acceder fácilmente y en la que los padres no pasan ningún apuro a la hora de tratar con los pequeños cuando se van a dormir para arroparlos o si surge cualquier problema.

Cama Kura de Ikea | Es ideal para los más pequeños de la casa

Cama Kura de Ikea | Es ideal para los más pequeños de la casa IKEA ESPAÑA

Los niños crecen y la cama Kura lo hace con ellos, cuando comienzan a ser un poquito más independientes y necesitan mucho espacio para jugar, la cama Kura se adapta y se transforma en una cama alta de la manera más fácil posible, lo de abajo pasa arriba. Así la cama Kura gana espacio entre el lugar de descanso y el suelo para que se aproveche al máximo el espacio de la habitación para poder jugar sin ningún impedimento.

La cama Kura de Ikea está diseñada de forma rectangular, una forma estupenda para encajarla más fácilmente en la mayoría de los hogares, y con materiales renovables y sostenibles; por lo que además de generar un impacto positivo para el desarrollo de los niños en su habitación lo tendrá también para el planeta.

Cama Kura Ikea | Un mueble que no resta espacio de juego IKEA ESPAÑA

Te puede interesar:

Con unas dimensiones de 209 x 99 centímetros y una altura debajo de la litera de 83 centímetros cuando está en posición alta, la cama Kura trae a la habitación una estética minimalista y fresca que no deja atrás esa sensación de que los muebles de Ikea hacen un poco más bonito un hogar.

Con un precio de 199 euros, la cama Kura de Ikea satisface, y mucho, las expectativas de los clientes; así lo muestran las valoraciones en la web, en la que con un 4.6 se queda muy cerca de las cinco estrellas, máxima puntuación posible. Lo que los clientes más ponen en valor es la funcionalidad de la cama Kura, su diseño y la relación calidad/precio. Además, son varios los clientes que han comentado que el montaje es bastante sencillo, pero que por la experiencia de montar la cama Kura con sus hijos y jugar con las alturas de esta, merece mucho la pena.