El Mirto (Myrtus communis), también conocido como Arrayán y Murta, es un arbusto perenne con unas preciosas y fragantes florecillas blancas que perfumará todo su hogar. No en vano, su nombre procede del griego "myrtos" que significa literalmente perfume. En la naturaleza pueden alcanzar hasta los 3 metros de altura pero se adaptan perfectamente a una maceta, por lo que son perfectos como planta de interior. Además de su valor ornamental y cómo ambientador natural, en algunos lugares es consumido tradicionalmente como planta medicinal para tratar males de estómago y los catarros.

Cómo plantar un mirto en una maceta

Si decides plantar un mirto en casa puedes optar por hacerlo mediante esquejes o mediante semillas. Si optas por la primera opción debes plantar los esquejes en verano. Si prefieres plantar las semillas de mirto debes hacerlo en otoño o en primavera. El mirto florecerá durante la primavera y el verano. También da unas bayas de color azul o negro.

Los cuidados que necesita una planta de mirto

El mirto es una planta resistente que no necesita muchos cuidados para sobrevivir en casa. Vamos a resumirte los más relevantes para que crezca fuerte y sana.

El mejor lugar para colocar el mirto

Al mirto le gusta el sol por lo que debes colocar la maceta en un lugar donde reciba directamente la luz solar. Además, debe estar protegido de las corrientes de aire y es resistente al frío por lo que puede vivir en la terraza o en el interior de casa, cerca de alguna ventana.

El mirto es una planta bastante resistente. Pixabay

Cómo regar la planta de mirto

Estas plantas son bastante resistentes a la sequía por lo que es suficiente con regarlas una vez por semana durante primavera y el otoño. En los meses de verano debes regarlo dos veces por semana y en invierno es suficiente con un riego cada quince días. En cualquier caso, siempre debes esperar a que el sustrato esté seco para regarlo. Asegúrate de que las raíces no se encharquen.

¿Es necesario podar este arbusto?

Este arbusto puede podarse al final del invierno para darle la forma con la que queramos que siga desarrollándose.

Así debes abonar el mirto

Si decides abonar abonar esta planta el mejor momento del año para hacerlo es durante la primavera y el verano.

Te puede interesar:

El mejor ambientador natural para tu hogar

La fragante flor del mirto se convertirá en el mejor ambientador natural para tu hogar y le dará a tu casa un toque fresco y original.