Con la llegada de las altas temperaturas también aparece nuevos "inquilinos" en nuestras casas: las cucarachas. Este insecto, también conocido como blatodeo o Blattodea, su nombre científicoes un compañero desagradable de las noches de verano y la falta de lluvias, acompañada del incremento de los termómetros, hace proliferar la aparición de estos indeseables insectos que buscan reproducirse y alimento, por eso muchas veces están alrededor de la basura.

El nombre científico Blattodea proviene de la unión del latín Blatta, "cucaracha" y del griego eidés, "que tiene aspecto de". Y es que existen más de 3.500 especies reconocidas en la familia de las cucarachas, aunque en todo el territorio español sólo se han identificado cinco tipos diferentes: la cucaracha alemana o rubia (Blatella germanica), la cucaracha negra (Blatta orientalis), la cucaracha americana (Periplaneta americana), la Supella longipalpa y la Periplaneta australasiae.

Pero las que con más frecuencia podremos encontrar en el sur de España y, en concreto, en la provincia de Alicante son la cucaracha alemana (Blattella germanica), la cucaracha negra oriental, la temida cucaracha americana que, por si su tamaño no fuera poco, puede volar. Sí, algunas cucarachas vuelan.

Evitar que estos desagradables insectos se cuelen en casa es bastante complicado, sobre todo si vivimos en pisos bajos, por ello una buena idea para controlarlos es colocar en nuestra vivienda trampas para cucarachas caseras.

Trampas caseras para cucarachas

Para lidiar con la aparición de las temidas cucarachas y de sus huevos tenemos un perfecto aliado: el bicarbonato sódico. Esta sustancia es muy tóxica las cucarachas y resulta tremendamente eficaz para exterminarlas, pero las cucarachas no son tontas y necesitaremos echar mano de un cebo que consiga atraerlas hacia la trampa.

En este caso, nuestro otro socio ideal es: el azúcar. El olor y sabor dulce del azúcar captará de forma infalible la atención de las cucarachas que se verán atraídas hasta el bicarbonato, que conseguirá matarlas en pocos segundos.

Te puede interesar:

Cómo hacer trampas para cucarachas caseras

Preparar esta trampa para matar cucarachas con bicarbonato y azúcar es muy sencillo. Deberás mezclar el bicarbonato sódico y el azúcar a partes iguales en un recipiente para que la efectividad sea inmediata y aplicar la mezcla en las zonas de casa donde hayas detectado la presencia de cucarachas. Por ejemplo, lugares cálidos y húmedos como motores de los electrodomésticos, cestas de pan (que también les encanta), armarios o en los marcos de la puerta de la cocina.