Ya llegaron las noches de verano y con ellas unos molestos visitantes nocturnos: los mosquitos. Todos hemos sufrido alguna vez su incómoda visita. Ya sea con su zumbido junto al oído o directamente con algún que otro picotazo. En el mercado existen multitud de productos para acabar con ellos pero muchos no resultan tan efectivos como nos gustaría. Además, algunos de ellos, tienen un olor bastante desagradable. Sin embargo, también hay remedios naturales contra los mosquitos que pueden ayudarte a mantener a los insectos lejos de tu casa durante las noches.

Vinagre blanco y limón, el mejor remedio contra los mosquitos

El vinagre blanco tiene un olor muy fuerte y característico que los mosquitos odian. Por esta razón, es perfecto para fabricar remedios naturales que hagan que los insectos no quieran entrar en tu casa. Otro aroma que los mosquitos también detestan es el del limón. El ácido cítrico que contiene esta fruta es un potente repelente de estos insectos voladores. Vamos a contarte la forma más fácil de combinar estos dos productos para mantener alejados para siempre a los mosquitos de tus ventanas.

El limón con vinagre blanco es un eficaz repelente de mosquitos Pixabay

Cómo preparar un repelente natural contra los insectos

Una forma sencilla de preparar un repelente natural contra los mosquitos es cortar un limón por la mitad e impregnar cada una de las mitades con vinagre blanco hasta que lo empape. Entonces coloca la mitad de limón impregnado con vinagre en un platito pequeño de plástico y ponlo junto a las ventanas que dejes abiertas durante la noche para que entre el fresco.

Esta mezcla desprenderá un aroma cítrico muy desagradable para los mosquitos y los mantendrá alejados de tu casa. Si embargo, este olor es inocuo para las personas y puedes tenerlo en el dormitorio sin problema.

Los mosquitos detestan el olor del limón por lo que si lo colocas junto a la ventana se mantendrán alejados. Pixabay

Este remedio puede durarte varios días. A medida que veas que el limón se va secando puedes añadirle un poco más de vinagra blanco para que siga siendo eficaz. Cuando el limón esté muy seco deséchalo y prepara uno nuevo.

Limón y clavos, otra forma de ahuyentar a los mosquitos

Si no te gusta el aroma del vinagre blanco o no tienes en casa en ese momento, puedes preparar otro repelente natural contra los insectos usando de nuevo el limón pero acompañándolo ahora de clavos. También es muy fácil de hacer. Corta el limón por la mitad y clava en cada una de las partes varios clavos de especia. Colócalos también junto a las ventanas o balcones de tu hogar. La mezcla del aroma cítrico del limón y de la especia resulta también muy desagradable para los mosquitos que buscarán otro lugar mejor para entrar que tu casa.

Te puede interesar:

Un limón con clavos de olor es un potente repelente de mosquitos Pixabay

Este remedio también te durará varias semanas y los clavos de olor darán un toque diferente a tu hogar. Cuando el limón se seque crea otro nuevo repelente para que resulte efectivo.