Cuando entramos a una casa la primera impresión que recibimos está en el recibidor. En nuestra sección de Decoración te hemos dado muchas claves para que esta parte de tu casa esté en completa armonía con el resto y además puedas aprovechar el espacio de una forma mucho más eficiente.

A continuación, normalmente, estará la cocina y el salón y es el momento de pasar a las habitaciones. Pero ahí está, el pasillo. Si tienes un pasillo largo y estrecho seguro que es uno de tus quebraderos de cabeza a la hora de decorarlo. Te parece que no se acaba nunca, queda un poco oscuro con respeto al resto de la casa… No hay forma. Tranquilo, vamos a darte unas claves para hacer que esta parte de tu hogar se convierta en una de tus favoritas. No tendrás que gastar mucho dinero y le sacarás mucho más partido.

Colores claros

La forma de ganar claridad y sensación de amplitud en cualquier estancia es apostar un recibidor con los colores claros, y nuestro favorito es el blanco. Nunca te cansarás de él y aportará luminosidad. Si tienes un techo alto puedes optar por pintarlo de algún tono un poco más oscuro que el de las paredes laterales. El efecto que conseguirás será que parezca más ancho.

Espejos y cuadros

Si hay un elemento decorativo que proporciona sensación de amplitud son los espejos. Si te decides por ellos la mejor opción serían aquellos de gran tamaño para que según vayas avanzando la zona parezca más amplia.

Si no te convencen, puedes apostar por los cuadros. Elegir láminas sencillas, en tonos neutros pero repartidas a lo largo de una de las paredes puede dar mucha personalidad a tu pasillo. Una opción que nos gusta mucho es colocar estanterías del tipo reposacuadros y colocar ahí las láminas. Será distinto y original y a todos les gustará recorrer tu pasillo.

Decorar un pasillo | Distribuir espejos o cuadros por una de las paredes te dará mayor amplitud shutterstock

Iluminación

Jugar con las luces siempre es un acierto. En el caso de un pasillo largo y estrecho la opción más recomendable serían tiras led o puntos de luz a ras de suelo con una luz cálida, no blanca que siempre resulta más fría. 

También puedes optar por colocar apliques en una de las paredes o si eres más atrevido unas bonitas lámparas de techo a lo largo del pasillo.

Te puede interesar:

Alfombras

Para acortar también el espacio visual de un pasillo estrecho y largo puedes usar alfombras. Elige algunas sencillas y que no ocupen todo el espacio en relación al ancho. Si el pasillo es muy largo puedes colocar varias dejando un espacio u optar por varias de forma circular en el que se vean varios puntos a lo largo del pasillo. ¡Será de lo más original!