Poner la lavadora es una de las tareas que todos tenemos que hacer en casa si queremos vaciar el cesto de la ropa sucia y volver a utilizar prendas limpias. Pero existen algunos errores que muchas personas cometen por desconocimiento y que son básicos para el cuidado de las prendas. El primero es cuándo lavar la ropa sucia.

¿Cada cuánto lavar la ropa?

Ni se debe poner la lavadora con pocas prendas ni se debe esperar a que esté muy cargada. Lo ideal es poner la lavadora con una carga media y siempre que se introduzcan prendas que necesiten ser lavadas. Los expertos recomiendan lavar las camisetas, por ejemplo, tras dos usos, mientras que los calcetines se deben lavar tras cada uso.

Las sábanas se deben lavar cada dos semanas, mientras que los pijamas tras 3 a 5 días de uso. Otras prendas interiores como los sujetadores deben lavarse cada dos o tres puestas. De esta forma conseguimos lavar las prendas únicamente cuando es necesario y así las protegemos, además de reducir nuestro consumo de energía y de agua.

¿Qué errores no debes cometer?

Según la OCU existen algunos errores habituales que no debes cometer, como son los siguientes:

Es importante lavar la ropa a la temperatura adecuada, siendo recomendable una temperatura de 30 grados para prendas sin manchas y siempre atendiendo al etiquetado de las prendas para evitar causarle daños.

Te puede interesar:

Sin sobrecargar

Si sobrecargas demasiado la lavadora vas a impedir que las prendas se muevan libremente dentro del tambor y, con ello, evitas que se quiten las manchas y se limpien lo suficiente. Por tanto, siempre debes dejar un hueco suficiente para que las prendas se puedan mover libremente y lavarse mejor.