¿Es malo poner imanes decorativos en la nevera?

Descubre las consecuencias que pueden tener estos pequeños objetos en el funcionamiento de tu frigorífico

¿Es malo colocar imanes de nevera en la puerta del frigorífico?

¿Es malo colocar imanes de nevera en la puerta del frigorífico? / Pixabay

Mati Sirvent

Mati Sirvent

Recuerdos de algún viaje exótico, el regalo de una prima que se fue de luna de miel al Caribe o una simple pizarra magnética para apuntar la lista de la compra. Su procedencia y uso puede ser muy variado, pero lo cierto es que en las cocinas de muchas casas los frigoríficos están llenos de pequeños imanes de nevera. Estos objetos aparentemente inocuos pueden tener consecuencias para la salud de tu frigorífico. A continuación te explicamos qué consecuencias puede tener colocar uno o varios de estos objetos en la puerta de tu refrigerador.

¿Es malo poner imanes decorativos en la nevera?

Si has oído que no es recomendable poner imanes en la nevera y te preocupa, es importante aclarar algunos puntos para evitar malentendidos. En realidad, los imanes pueden ser una forma divertida y práctica de adornar tu frigorífico, y son una de las formas favoritas de recuerdo para muchos viajeros. Sin embargo, es cierto que ciertos tipos de imanes pueden afectar a la tecnología de alta gama utilizada en algunos frigoríficos modernos, lo que puede ser perjudicial para su funcionamiento.

Si tienes un frigorífico de última generación no le pongas imanes

La conveniencia o no de colocar estos elementos decorativos en la puerta de tu refrigerador dependerá de lo moderno que este sea. La regla está clara: si tienes un frigorífico muy moderno, no le pongas imanes. Si tu nevera es más antigua puedes ponérselos sin problema.

La razón detrás de esto es que los imanes generan campos magnéticos que pueden interferir con la tecnología de los frigoríficos de última generación. Por lo tanto, es mejor evitar colocar cualquier tipo de imán en estos aparatos. Sin embargo, los imanes decorativos, que generan un campo magnético mucho más débil, no deberían causar problemas en los frigoríficos convencionales.

Alternativas para colocar tus imanes en casa

En cuanto a los imanes comúnmente utilizados para pegar en neveras, están hechos de materiales magnéticos como acero inoxidable, hierro o aluminio recubierto de un material magnético como el neodimio, o de materiales ferromagnéticos como el níquel. Estos imanes son generalmente pequeños pero muy fuertes, y son ideales para su uso en aplicaciones domésticas y comerciales.

Poner imanes en el frigorífico puede ser perjudicial para los electrodomésticos más modernos.

Poner imanes en el frigorífico puede ser perjudicial para los electrodomésticos más modernos. / Pixabay

Si quieres seguir utilizando tus imanes, puedes buscar alternativas, como comprar un tablero metálico o usar pintura especial para crear una pared de imanes en lugar de ponerlos directamente en el frigorífico. De esta manera, podrás seguir disfrutando de tus recuerdos y decorando tu hogar sin tener que preocuparte por dañar tu electrodoméstico.