Con el otoño en pleno esplendor y la cercana llegada de las lluvias y la bajada de temperaturas muchos dueños comienzan a preocuparse por sus mascotas, sobre todo si su perro tiene miedo a las tormentas. Si cuando el viento aúlla y los truenos resuenan, tu perro comienza a temblar, jadear, ladrar o busca un rincón donde poder esconderse, te recomendamos que sigas leyendo. El miedo a las tormentas es un problema muy común en algunas mascotas, especialmente en perros y suele ser más intenso en las razas de perros asociadas con el pastoreo.

La mayoría de los perros sienten inquietud durante una tormenta, normalmente aumenta su nivel de ansiedad y tratan de esconderse. Es posible que esto forme parte de su instinto, un impulso natural que les sugiere que deben buscar refugio cuanto antes para no mojarse. En general se ponen ansiosos, miran hacia todos lados como buscando el origen del sonido.

Quizás sea un instinto ancestral que les indica que deben buscar refugio para no mojarse. Pero en los casos más extremos, los canes pueden entrar en pánico, hacerse daño o mostrar un comportamiento agresivo. Además, si este problema no se trata, el miedo de los perros a las tormentas empeora con el tiempo. Entonces, ¿qué hago si mi perro tiene miedo a las tormentas? Te contamos qué hacer cuando tu perro tiene miedo a la tormenta.

TRUCOS PERROS | Mi perro tiene miedo a las tormentas

¿Por qué mi perro tiene miedo a las tormentas?

Lo primero que debes saber es que una fobia es una respuesta desmesurada de miedo ante un estímulo concreto. Uno de los orígenes de las fobias de los perros ante ruidos intensos puede ser su gran capacidad auditiva, que puede provocar que ciertos estímulos sonoros sean más desagradables para ellos que para nosotros e incluso pueden llegar a ser dolorosos. Otra causa puede ser que el perro asocie un estímulo con algún tipo de experiencia traumática que vivió de cachorro.

Premios de tormenta

Si tu perro tiene miedo a las tormentas, pero es un temor leve, a veces basta con adiestramientos caninos básicos para reducir su ansiedad. Estos condicionamientos además, pueden evitar que los cachorros desarrollen la fobia. La clave de este proceso está en asociar algo que le encante a tu perro, como una chuchería o un snack, con los primeros indicios de tormenta, y seguir ofreciéndoselo mientras dure. Intenta probar con las chuches que más le gustan o intenta distraerlo con juguetes como pelotas y cuerdas. De esta forma tu perro asociará los truenos con algo que le gusta y su respuesta emocional al ruido será de alegría en lugar de temor.

Fabrica tu propia tormenta

Este método para controlar el miedo de los perros a las tormentas puede ser muy efectivo en casos fe fobia leve: las grabaciones de tormentas. Como es muy difícil predecir cuándo van a ocurrir las tormentas, estos sonidos grabados te permitirán controlar la frecuencia y la intensidad de la experiencia. Puedes intentar ayudar a tu perro empezando por ponerlos a volumen bajo mientras das premios o juegas con tu perro. La idea de esta terapia es ir aumentando la capacidad de tu perro de mantener la calma durante las grabaciones, de esta forma cuando haya una tormenta de verdad, la aguantará mejor.

Bandas anti-ansiedad

Otra buena forma de hacer que el miedo a las tormentas de tu perro sea más llevadero son las bandas de presión. Estos chalecos ajustados ejercen una presión continuada y tranquilizadora sobre el torso del perro. Es aconsejable ponerles las bandas entre 20 y 30 minutos, quitárselas y volvérselas a poner pasado este mismo espacio de tiempo.

Caricias terapéuticas

Te puede interesar:

Uno de lo mitos más extendidos es que acariciar a los perros cuando tienen ansiedad hace que tengan más miedo. Pero calmar y reconfortar a un perro con suavidad tiene un efecto positivo mientras se eviten los ruidos fuertes y los movimientos bruscos.