Los pájaros son una de las mascotas más comunes para los dueños primerizos, sobre todo porque suelen ser una muy buena opción como primera mascota para niños y así acostumbrar a los más pequeños a asumir las responsabilidades que conlleva tener un animal en casa. Y entre todas las aves, las ninfas, también llamadas carolinas o cacatúas ninfas, son el pájaro más querido por su belleza, inteligencia y sociabilidad. Sin embargo, las ninfas requieren una serie de cuidados especiales que no todo el mundo conoce y que son muy importantes para su buen desarrollo. Así que toma nota, porque hoy te vamos a contar toda la información necesaria a la hora de decidir si adoptar una ninfa como mascota.

La ninfa es un ave originaria de Australia de la familia de las cacatúas cuyos rasgo más característico es su bonita cresta. Su nombre científico es Nymphicus hollandicus y, aunque son cacatúas, su tamaño no suele superar los 35 cm desde la cabeza a la punta de la cola. Las ninfas son, generalmente, de color gris con manchas de color naranja en las mejillas, cuyo color destaca más en los machos. La esperanza de vida de las ninfas es de 8 a 10 años.

Las ninfas, mejor en pareja

Lo más importante que debes saber sobre las ninfas es que jamás deben vivir solas. Ya que se trata de un animal muy social que siempre busca compañía, si no dispone de una pareja que le haga compañía crearán ese vínculo con su dueño y esto, aunque en principio pueda parecer muy tierno, dificultará al convivencia cuando empiece a reclamar tu atención con los sonidos característicos de su especie para mantener unidas las bandadas.

Además, la soledad puede provocar en las ninfas trastornos en el comportamiento, volviéndose apáticas o agresivas. Este pájaro suele ser muy pacífico y convive bien con otras cacatúas y con periquitos.

¿Qué comen las ninfas?

Las ninfas son aves granívoras, por lo que su dieta debe estar compuesta de varias semillas. Debes saber que, aunque les encantan las pipas, estas contienen mucha grasa y es importante limitar la cantidad para evitar problemas de salud. Por este motivo, es recomendable alimentar a nuestra ninfa con piensos específicos. Además, debes tener en cuenta que las ninfas pelan las semillas por lo que puede ser que su comedero parezca lleno y solo contenga cáscaras, así que es conveniente revisar el comedero de forma regular.

Déjala volar

Las cacatúas ninfas recorren, cuando están en libertad, grandes distancias en busca de comida. Por lo que si tienes una ninfa en casa, debes soltarla diariamente para vuele libre durante un par de horas. Esto sirve para fortalecer sus huesos y sus músculos y previene la obesidad.

Desafía a tu ninfa

Te puede interesar:

Las ninfas son aves muy inteligentes y necesitan estimular su mente a diario. Por este motivo debe disponer de juguetes que supongan desafíos como sogas, ramas u otros artilugios, de lo contrario pueden caer en depresión y volverse apáticas. Además, las ninfas macho pueden aprender a "hablar" imitando palabras y sonidos, como melodías o el canto de otras aves.