El petirrojo común (Erithacus rubecula) se distingue por su inconfundible mancha color naranja en el pecho y una constitución rechoncha. Esta mancha anaranjada, al contrario que ocurre con otras aves, se presenta en todos los ejemplares independientemente de su sexo. El resto de su plumaje del petirrojo se caracteriza por ser pardo sobre las alas y, en el resto del pecho, un blanco o gris manchado.

Dónde vive el petirrojo

El pájaro petirrojo vive en toda Europa, también lo encontramos en las islas del Atlántico y el norte de África. En Asia encontraremos petirrojos hasta los Urales y el Caspio. Este pájaro es migratorio aunque permanece sedentario en aquellas zonas con condiciones y temperaturas favorables.

En invierno, por ejemplo, resulta común encontrar petirrojos en toda la Península Ibérica, Ceuta y Balares a excepción de las zonas montañosas, que evita, sobre todo aquellas de la mitad norte de la Península. En primavera suele ocurrir al revés y el petirrojo se presenta en territorios con grandes precipitaciones, acudiendo a bosques y montañas (en primavera desaparece en Baleares pero en Canarias permanece). En el Mediterráneo abunda especialmente debido a su clima favorable.

Qué come el petirrojo

El petirrojo europeo (Erithacus rubecula) se alimenta de insectos, (le encantan las hormigas, escarabajos y arañas) por lo que no es raro verlo moviéndose por el suelo en su búsqueda en pinadas, huertas y zonas donde pueda encontrar alimento. También completa su dieta con los olivos, las zarzas, saúcos, lentiscos y acebuches. Los petirrojos también puede alimentarse de bellotas partidas por otras especies.

Cuánto mide y tamaño de un petirrojo

El petirrojo europeo común tiene una longitud de entre 14 y 16,5 centímetros. Poseen una envergadura de unos 20 a 22 centímetros.

Cómo es el nido de un petirrojo

El petirrojo construye el nido cerca del suelo, en huecos y agujeros naturales o en la zona baja y escondida de arbustos y árboles. Los petirrojos utilizan para el nido principalmente hojas, hierbas y musgo… tapizan su interior con raíces muy finas, pelo y plumas para que los polluelos estén cómodos y protegidos del frío.

Cómo es la cría del petirrojo y cómo son los huevos de petirrojo

La hembra de petirrojo pone entre cuatro y seis huevos que son de color blanco azulado y con motas (que pueden variar en tamaño, color y número). La incubación correará a cargo de la madre y durará entre 12 y 15 días. Mientras tanto, el macho alimenta a la hembra y a los polluelos recién nacidos. Después de la eclosión de los huevos, ambos alimentarán y cuidarán a los pollos durante otros 15 días, aproximadamente.

El canto del petirrojo

Los petirrojos emiten tanto canto como reclamo. Es especialmente madrugador y suele cantar hasta incluso antes del amanecer, por lo que el canto del petirrojo, bastante elaborado y melodioso, es muy reconocible para aquellos que vivan cerca de la naturaleza. Para emitir su canto se suele posar en las ramas más altas de los árboles y lo hace tanto en invierno como durante la temporada de cría. Como reclamo emite un también muy distinguible “tac-tac…,tac-tac-tac” intermitente.

Cómo se protegen del frío

Te puede interesar:

Son especialmente “gorditos” en invierno debido a que ahuecan sus plumas para generar una capa de aire caliente que les proteja del frío.