Que las pestañas sean largas y fuertes harán que la apariencia de tu mirada mejore. Pero a veces notamos que se caen y se debilitan, por eso para conseguir una mirada de infarto lo más fácil es recurrir al rímel o a la máscara de pestañas. Sin embargo, debemos tener cuidado a la hora de aplicar este producto, ya que poner demasiado o hacerlo a diario puede debilitarlas y acelerar su caída. Otro truco fundamental es desmaquillarse antes de acostarse cada noche.

Muchas marcas de cosméticos prometen tratamientos milagrosos para acelerar el crecimiento de las pestañas. Sin embargo, muchos de estos productos contienen químicos que pueden dañar nuestras pestañas obteniendo el resultado contrario. Si estás pensando en hacer uso de alguno de estos productos, te recomendamos que te informes bien sobre los ingredientes de los mismos.

Las pestañas, aparte de proporcionarnos una bonita mirada, también cumplen una función protectora. Evitan que nos entre polvo o sustancias del aire en los ojos. Por ello, debemos cuidar nuestras pestañas adecuadamente. Te proponemos cinco remedios caseros para tener unas pestañas largas, fuertes y sanas:

1. Aceite de ricino

Este aceite es uno de los remedios más eficaces y saludables para cuidar nuestras pestañas. Alarga y fortalece tus pestañas de forma natural. Para aplicarlo, unta un poco de este aceite en un algodón y pásalo, suavemente, por tus pestañas antes de ir a dormir. Repite este proceso a diario y en pocas semanas notarás la diferencia.

Trucos belleza | Usa aceite de ricino para enriquecer tus pestañas

2. Manzanilla

Prepara una manzanilla y unta dos discos de algodón en ella. Colócate los discos en los ojos durante 15 minutos. La manzanilla nutre las pestañas en profundidad. Comenzarás a notar tus pestañas más fuertes y sanas a los pocos días. Puedes realizar este proceso todos los días.

3. Vaselina

Como hemos comentado antes, desmaquillarse las pestañas todos los días es fundamental para cuidarlas y mantenerlas sanas. Después de desmaquillarte, antes de ir a dormir, puedes aplicarte con los dedos un poco de vaselina en las pestañas para que crezcan más fuertes.

4. Aceite de oliva

Si no tienes aceite de ricino en casa, también puedes utilizar aceite de oliva. Aplica una pequeña cantidad de producto en las yemas de los dedos y masajea suavemente tus pestañas. Los aceites contienen múltiples propiedades nutritivas que aceleran el crecimiento de las pestañas y las fortalecen desde la raíz.

5. Té verde

Te puede interesar:

Los componentes del té verde aceleran el crecimiento de las pestañas. Realiza el mismo proceso que con la manzanilla. Prepara una infusión de té verde de manera habitual, unta unos discos de algodón y aplícalos sobre los ojos durante 15 minutos.

Todos estos remedios son 100% naturales. Puedes aplicarlos sobre tus pestañas tantos días como consideres necesario. No dañarán tus pestañas en ningún momento y en pocos días las notaras mucho más fuertes, largas y sanas.