En Centro Dermatológico Estético, siguen mejorando sus técnicas, no sólo por la mejora continua en los procedimientos, también por los materiales y las infraestructuras en las que se emplean. Hoy hablamos de nuevo de su técnica de trasplante capilar F.U.E., que marca diferencias con respecto a las convencionales y hace que sus pacientes sigan mostrando la confianza que cada día les hace seguir adelante.

Lo primero, y a lo que el paciente suele dar mucha importancia, es el diseño del injerto. Se hace el mismo día de la intervención, dibujando sobre el cuero cabelludo las líneas sobre las que se realizará el injerto. El paciente expone su opinión y aunque no se realiza nada que no sea correcto, se respeta su decisión.

No rasurar es crucial a la hora de la incorporación socio-laboral del paciente.

No rasurar es crucial a la hora de la incorporación socio-laboral del paciente.

La infraestructura también es muy importante. El centro cuenta con 2 quirófanos totalmente esterilizados y equipados para trabajar cualquier cirugía. Para la técnica F.U.E. existen extractores mecánicos, implantadores, zona de refrigerado para la conservación del plasma, etc. Para la recuperación inmediata del paciente tras la intervención, así como para la espera de los acompañantes, cuentan con habitaciones de descanso perfectamente preparadas para garantizar la seguridad y comodidad de los pacientes.

Su cirugía empieza por un primer paso muy importante, preparar el tejido de la zona receptora para que el rendimiento a conseguir sea el mejor posible. Para ello, emplean la técnica de bioestimulación con plasma Endoret, que mejora la zona receptora mediante la liberación de factores de crecimiento autólogos obtenidos mediante la centrifugación de la sangre del paciente antes de empezar la intervención. La infiltración de plasma Endoret se realiza de forma epidérmica mediante pistola de mesoterapia y un alto porcentaje de pacientes la describen como prácticamente indolora.

Sin necesidad de rasurar el cabello

La modificación estrella de su técnica F.U.E. con respecto a las convencionales, es que realizan la intervención sin necesidad de rasurar el cabello, ni en la parte donante ni en la receptora. Rasurar o no el pelo no repercute ni en el rendimiento ni en el número de unidades foliculares que puedan extraer.

Sin embargo, no rasurar es crucial a la hora de la incorporación socio-laboral del paciente. La técnica sin rasurado, aunque es más laboriosa para el cirujano que la realiza, permite ver la direccionalidad de crecimiento del pelo tanto en la extracción como en el injerto. Que el procedimiento sea más laborioso no implica más horas de quirófano para el paciente. La duración media de la cirugía es de unas 6 horas, y para que sea posible, un gran equipo sanitario especializado trabaja de forma ordenada y protocolizada para llevar a cabo la intervención.

Los materiales empleados tanto en la extracción como en el injerto son excepcionales.

Los materiales empleados tanto en la extracción como en el injerto son excepcionales.

Los materiales empleados tanto en la extracción como en el injerto son excepcionales. La extracción, aunque es motorizada se realiza de forma manual para no lesionar la zona donante. La implantación con nuevos implantadores que producen mínimas lesiones en el tejido del cuero cabelludo, y hasta la anestesia local es administrada con un sistema sin aguja llamado Jet-inyector que alcanza la dermis mediante presión.

Seguimiento médico posterior

Y por último, hay que hacer hincapié en la importancia del seguimiento médico posterior, una de las partes más importantes dentro de una operación. Con el seguimiento controlan la evolución del paciente y vigilan los periodos de caída del pelo no injertado, ofreciéndole los cuidados necesarios.

Normalmente, un año es el tiempo de media que tarda en salir a superficie el 100 por 100 del pelo y ese es el periodo de acompañamiento que ofrecen a sus pacientes desde Centro Dermatológico Estético. Durante este postoperatorio a largo plazo, pueden pautar a sus pacientes terapias que ayudan a tener una evolución más rápida como infiltraciones, terapias con luces led, plasma Endoret, etc.

En Centro Dermatológico Estético, siguen luchando por una mejora continua y por seguir contando con la confianza de sus pacientes. Ofrecer una información concreta y personalizada es parte de su trabajo y por eso, aunque corran tiempos difíciles, siguen trabajando día a día para conseguir sus objetivos.

Más información:

Dirección: Calle Alonso Cano, 51, Alicante

Teléfono: 965 14 04 60