La implantología oral es el tratamiento odontológico que consiste en colocar un implante dental: es decir, un tornillo que sustituye la raíz del diente y que, a su vez, hace de soporte a la corona dental, (la parte visible del diente). Los implantes dentales nos ayudan a recuperar la función y estética de la boca de forma cómoda y con un aspecto muy natural. Sin embargo, muchas personas deciden no reponer la pieza que les falta, poniendo en serio riesgo la salud de su boca.

La pérdida de un diente desencadena una secuencia de movimientos en el resto de los dientes para intentar ocupar ese espacio libre que se ha quedado, produciéndose así un desajuste del engranaje del resto de piezas y sus puntos de contacto, por lo que será más fácil que se produzcan caries”, comenta Héctor Tafalla, odontólogo y jefe de la Unidad Dental y Cirugía Maxilofacial de Quirónsalud Alicante.

Además, los dientes de ambos lados se desplazarán quedando sin un ajuste con el diente de arriba o de abajo (según corresponda), por lo que perderemos comodidad al masticar que desencadenará una peor deglución de los alimentos y con posibilidad de problemas gástricos en el futuro”, continúa.

Éstas, entre otras muchas razones, hacen que reponer los dientes perdidos cuanto antes sea la opción más adecuada, ya que si nos esperamos demasiado se producirá una pérdida natural y progresiva del hueso maxilar y, por tanto, se complicará la colocación del implante.

En la actualidad existen dos tipos de implantes, principalmente, titanio y cerámica.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

En la actualidad existen dos tipos de implantes, principalmente, titanio y cerámica.

  • Los implantes de titanio son los más utilizados en la inmensa mayoría de los casos, siendo el material por excelencia hoy en día.
  • Por otro lado, los implantes de cerámica son implantes 100% sin metales, lo cual es una opción excelente para aquellos pacientes que no pueden ser tratados con implantes de titanio por cualquier motivo (por ejemplo una alergia). De esta forma pueden optar a rehabilitar su boca sin ningún tipo de problema.

Si hablamos de las coronas que van sobre los implantes, tenemos diversos tipos de materiales, siendo los más utilizados el zirconio por su estética y el implante de titanio por su resistencia. Ambos materiales son fresados con las últimas tecnologías de diseño por ordenador, para poder obtener un ajuste perfecto con el resto de dientes de la boca”, señala Héctor Tafalla.

¿Cómo es el proceso para colocarlos? ¿Y el post-operatorio?

Hoy en día los odontólogos cuentan con técnicas no invasivas para colocar los implantes que generan menor ansiedad al paciente, como es la cirugía guiada por ordenador.

Ésta aporta calidad al tratamiento debido a que se hace una intervención quirúrgica “simulada” previa a la cirugía real y se traslada esa información a la boca del paciente mediante una guía quirúrgica impresa, diseñada para cada paciente con los datos de las posiciones de los implantes. “De esta forma hacemos cirugías que nos permiten ser menos agresivos con los tejidos y nos acercamos a resultados más perfectos, mejorando el éxito de nuestros implantes”, afirma el jefe de la Unidad Dental Quirónsalud Alicante.

Además, esta cirugía guiada nos ayuda a realizar con más seguridad implantes de carga inmediata, debido a que conocemos dónde irán exactamente los implantes, es decir, en el mejor sitio posible, y podremos planificar la rehabilitación dental desde el mismo día de la cirugía”.

Gracias a las nuevas tecnologías, los expertos pueden realizar cirugías de “todo en un día” con un postoperatorio casi indoloro, fácil y mucho más cómodo. Además, el paciente consigue la funcionalidad y estética de su boca desde el primer día. “Posteriormente, una vez que los tejidos se estabilicen, quitaremos esos implantes provisionales y podremos realizar la rehabilitación final con mayor comodidad”, indica el odontólogo.

Con respecto a ese postoperatorio, Héctor Tafalla detalla que “si se siguen las pautas del profesional, lo habitual es poder hacer una vida absolutamente normal desde el momento en el que se finalice la intervención quirúrgica, además de poder comer perfectamente desde el mismo momento en que la anestesia local deja de hacer efecto”.

¿Todas las personas pueden ponerse implantes dentales?

La mayoría de las personas pueden ponerse implantes, exceptuando las que toman ciertos medicamentos en los que está contraindicado; también ciertas enfermedades y/o situaciones particulares de cada paciente. “Lo más adecuado es concertar una visita con el profesional y comentar con él todas las patologías, medicaciones que se tomen etc., así podrá valorar la idoneidad o no de los implantes en cada caso”, aconseja Tafalla.

Por otro lado, la edad no es un problema, los implantes se pueden colocar desde el momento en el que se acaba el crecimiento mandibular y maxilar, que suele ser a los 18 años aproximadamente, en adelante sin límite de edad.

En el caso de faltarme hueso, ¿Qué solución tengo si quiero ponerme un implante?

Hoy en día la falta de hueso maxilar no es un problema. Si el profesional tiene dilatada experiencia y es conocedor de las técnicas actuales de regeneración ósea, se puede hacer crecer el hueso tanto en vertical como en horizontal sin problema. “Podríamos poner implantes en casi la totalidad de los casos que tengan un mínimo de hueso donde poder realizar la regeneración ósea que nos ayude a poner el implante posteriormente”, concreta el odontólogo.

¿Se puede poner ortodoncia si llevo un implante?

, afirma Héctor Tafalla, “se puede poner ortodoncia siempre y cuando se haga un trabajo multidisciplinar, es decir, que el ortodoncista y el implantólogo trabajen en conjunto para tener unos resultados óptimos, y para eso se debe de planificar meticulosamente los movimientos que deseamos hacer de cada diente”.

¿Cuánto cuesta realizarse un implante dental en Alicante?

El experto señala que los implantes dentales se encuentran, actualmente, en una amplia franja de precios: “Muchas veces son utilizados por clínicas dentales como precios gancho para atraer. Nosotros aconsejamos hacer una valoración global. No todos los implantes cuestan lo mismo, ya que influye el material con que estén hechos, la trayectoria de la marca del implante, la experiencia del profesional, el uso de últimas tecnologías como el diseño por ordenador...”. En definitiva, es necesario valorar si el precio es justo o no para obtener un resultado de calidad.

Dicho todo lo anterior, el precio medio de un implante está entre los 1.200 y los 1.500 euros un diente unitario, incluyendo todas las pruebas diagnósticas, cirugías y revisiones. En los casos en los que son rehabilitaciones dentales más extensas, como por ejemplo toda una arcada completa, el precio disminuye considerablemente, “ya que en este caso no se utiliza un implante por cada diente, sino que se utilizan dientes en forma de póntico”.

En temas sanitarios es importante entender que los productos que vamos a llevar en nuestra boca, cuanto más estudios científicos tengan y mejor calidad del material, menos problemas nos darán en el futuro y mejores resultados obtendremos”, concluye.

Más información

Solicita una consulta gratuita en Unidad Dental Quirónsalud Alicante

Tlf: 966 972 900

info.alicante@quironsalud.es