Con la llegada de calor aparecen también los mosquitos, que amenazan con acribillarnos cuando dormimos o, si nos descuidamos, también en esas salidas fuera de la ciudad que tanto apetecen en verano para disfrutar del buen tiempo y la naturaleza.

Prevenir las picaduras no siempre es fácil si no acostumbramos a usar mosquiteras o repelentes. Por eso, en estas fechas en las que dormimos mucho más descubiertos, podemos despertarnos cualquier día con la desagradable sensación de haber sido acribillados por los mosquitos, y con el picor y la hinchazón causada por sus picaduras.

Si queremos que problema no vaya a más, reducir la sensación de escozor y evitar que las picaduras nos dejen marcas en la piel, tradicionalmente se ha recurrido a una serie de remedios caseros que nos podrían ahorrar pasar por la farmacia, en el caso de que la cosa vaya a más. Estos son algunos de ellos:

  • No rascarse. Antes de lamentarlo, hay que resistir la tentación. De lo contrario, podemos causarnos una herida e incluso una infección que puede dejarnos una marca en la piel.
  • Lavar las picaduras con agua y jabón. Eso permitirá aliviar la irritación y que la herida se cure más rápido.
  • Si el picor o la hinchazón es importante, podemos usar hielo. Nos aliviará la irritación y la reducirá la inflamación.

Los mosquitos, una amenaza en las noches de verano. Getty Images

Remedios caseros tradicionales para las picaduras

Te puede interesar:

Después de tener esto en cuenta, podemos aplicar sobre las picaduras otros remedios caseros tradicionales:

  • Vinagre blanco o de manzana. Sus características antisépticas ayudan, al parecer, a aliviar las picaduras de mosquitos tan temidas en verano.
  • Limón. Aunque puede escocer, el limón se puede aplicar sobre las picaduras directamente, diluido en agua o con un algodón. Ayudará a desinfectar la zona.
  • Aloe vera. El aloe vera, a la que se recurre en multitud de tratamientos para la piel, es un bálsamo para el escozor de las picaduras y ayudará a la curación y la cicatrización de la herida
  • Cebolla. La cebolla es usada tradicionalmente para problemas de la piel al atribuírsele propiedades cicatrizantes
  • Miel. Otro producto que se usa tradicionalmente para aliviar las consecuencias de las picaduras de mosquito es la miel. Sus cualidades antisépticas favorecen, al parecer, el curado y regeneración de la piel.