¿Acabas de salir del gimnasio y tu estómago pide a gritos una hamburguesa doble con extra de queso? La tentación, sobre todo cuando se acaba de realizar un intenso ejercicio físico en casa o el gim, es poderosa, pero caer en ella supondría echar a perder el entrenamiento realizado, recuperando con intereses toda la grasa que hemos logrado perder.

Realizar una comida después de entrenar es recomendable, sobre todo si se pretende ganar masa muscular. Sin embargo, es importante elegir cuidadosamente lo que nos vamos a llevar a la boca, para tratar de aportar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita y que ha perdido durante la actividad física. Alimentos como la pasta, el arroz o el pavo son recomendables, además de aquellos con alto contenido en agua, que nos ayudarán a hidratarnos después del entrenamiento.

Alimentos a evitar después del entrenamiento. Shutterstock

Pero, ¿cuáles son los principales alimentos a evitar cuando salimos del gimnasio? Aquí te dejamos una lista con algunas de las tentaciones de las que debes huir.

Pasteles y bollos

Pasteles y bollos.

Estos alimentos no nos aportan lo que necesitamos después de un entrenamiento, más bien al contrario, ya que aportan grasas que no necesitamos. Los alimentos altos en grasa no son recomendables después de hacer ejercicio, ya que ralentizan el metabolismo. Podemos sustituirlos por productos más saludables como frutas o pasta.

Comida rápida y pizza

Comida rápida y pizza.

Las necesidades de nuestro cuerpo no se ven satisfechas consumiendo una hamburguesa después de entrenar, por mucho que nos apetezca. La grasa, como hemos mencionado, ralentiza la digestión y la absorción de nutrientes necesarios para el organismo, por lo que está totalmente desaconsejada. En el caso de la pizza el problema no viene de la masa en sí, que es rica en carbohidratos, sino de los alimentos con los que se acompañan. Salchichas, bacon, pepperoni o queso fundido no son precisamente nuestros aliados a la hora de perder grasa.

Bebidas con azúcar

Bebidas con azúcar.

Es importante reponer electrolitos después de hacer ejercicio, pero las bebidas azucaradas no son la respuesta. Es mejor consumir agua en abundancia o fruta antes que refrescos. Además, los zumos de fruta envasados también ralentizan nuestro metabolismo, al estar llenos de fructosa, por lo que no son nada recomendables.

Café

El consumo de café después de entrenar, a pesar de ser una práctica habitual de muchas personas, está desaconsejado por diferentes expertos. Después de realizar una actividad física intensa es importantísimo hidratar el cuerpo, y el café puede hacer que nos deshidratemos aún más. Las bebidas alcohólicas, huelga decirlo, también son un elemento del que hay que huir. Es preferible beber agua durante y después del entrenamiento, para favorecer la rápida hidratación.

Frutos secos

Te puede interesar:

Frutos secos.

Los frutos secos tampoco son un alimento recomendable para después de entrenar, ya que, aunque son altos en proteína, están acompañados de un alto contenido en grasa, lo que hace que se ralentice nuestro metabolismo y nuestra digestión, como hemos mencionado.