Octubre ya casi está aquí. Las vacaciones ya son historia. La vuelta al cole y al trabajo son una realidad desde hace semanas y ya casi puede decirse que has superado la depresión postvacacional y te has acostumbrado a la nueva situación. Sin embargo, la vuelta al gimnasio se te resiste. Es normal. Al principio puede costar un poco incluir el deporte en tu día a día. Sin embargo, en cuanto lo consigas pronto empezarás a notar los resultados a corto y largo plazo. Octubre es el mes elegido por muchos para volver a hacer deporte. Por esta razón te vamos a dar algunos consejos para volver al gym con alegría.

Adelgazar tras el verano o perder peso si has cogido unos kilitos de más durante las vacaciones pueden ser los objetivos a marcarte. Divertirte practicando gimnasia y mantener unas rutinas saludables también.

Sean cuales sean tus metas, lo importante es ir poco a poco. De nada sirve llegar con muchas ganas al gimnasio la primera semana y olvidarte de él diez días después. Lo aconsejable es comenzar con dos días a la semana y poco a poco ir aumentado el número de visitas.

Vuelve al gym con alegría

Se realista con tu estado físico. Tienes que saber en qué punto te encuentras y tus posibilidades. Valorar tu condición física y ponerte metas realistas. Si no lo tienes claro, siempre puedes pedir el asesoramiento de un profesional que te marque ciertas pautas.

Si bien es cierto que cualquier ejercicio que hagas te ayudará a perder peso lo ideal es saber el deporte que más se adapta a tu forma de ser y a tu rutina diaria. Si a ti te gusta nadar apúntate a la piscina municipal y no a clases de Fitboxing. Puede parecer obvio, pero muchos se dejan llevar por modas pasajeras y terminan pronto su programa deportivo.

Dosifícate: No lo des todo el primer día. Empieza poco a poco y da tiempo a tu cuerpo para que se acostumbre a la nueva rutina. El sobreesfuerzo inicial puede ser contraproducente y terminar con tu propósito.

Consejos para volver al gimnasio tras el verano Pixabay

Usa ropa y calzado adecuado. Lo ideal es usar prendas que se ajusten a tu cuerpo y sean transpirables o, todavía mejor, que repelan el sudor y sequen rápido.

Te puede interesar:

Cambia el orden: Primero musculación, después cardio. Puede ser que estés acostumbrado a hacerlo al revés pero prueba a cambiar el orden. Según los expertos "el cardio consume el glucógeno de los músculos, por eso siempre se debe hacer después de las pesas. Si lo hacemos al revés, nuestro cuerpo tendrá mucha menos fuerza y los números que obtengamos serán peores".

Aunque no es un consejo puramente deportivo, siempre hay que recordar la importancia de cuidar la alimentación. Adapta tu dieta a tu nueva rutina deportiva para que te aporte energía suficiente para realizar los ejercicios.