Cuidar tu salud es fundamental para lucir un cuerpo sano y bonito. Desde primero hora de la mañana hay que ponerse a la carga para lograr este objetivo. El desayuno es la primera comida del día y una de las más importantes así que vamos a hablarte del producto que debes desayunar cada mañana para sentirte mejor y adelgazar. Lo importante es que sea un desayuno natural, sin productos procesados y variado. Olvídate de los bollos prefabricados y las galletas. Opta por empezar la mañana con una pieza de fruta (a lo largo del día debes consumir cuatro más entre frutas y verduras).

Este alimento tan natural te hará comenzar la jornada con buen pie. Además, te aportará una buena dosis de vitaminas y muy pocas calorías. Tras la fruta, toma algún lácteo desnatado (yogurt, un vaso de leche, un trocito de queso fresco...). El pan (mucho mejor si es integral), los cereales y la avena también tienen cabida en nuestro desayuno ideal. Como verás, la clave está en que todos los alimentos que consumas a primera hora sean naturales. Descarta los ultraprocesados de tu dieta y en especial de tu breakfast. Pronto notarás los beneficios de una dieta con "comida real".

Otro de los aspectos esenciales para que un buen desayuno nos ayude a perder peso es que éste sea saciante. Debe aportarnos energía para afrontar con fuerza y alegría cada mañana. Si tu desayuno es muy ligero, pronto experimentarás sensación de hambre y al final, a lo largo de toda la mañana, acabarás picando algo menos saludable. Lo mejor es salir bien saciado de casa de forma que el cuerpo aguante hasta la siguiente comida sin necesidad de picar entre horas.

La importancia de un buen desayuno para adelgazar

Desayunar convenientemente es clave para llevar una dieta sana y saludable. Muchas veces las prisas nos hacen tomar algo rápido y salir corriendo al trabajo. Error. Intenta dedicar un ratito de tu mañana a tomar un buen desayuno. Tómate tu tiempo en prepararlo y consumirlo. Si te gusta aprovechar hasta el último momento en la cama y el tiempo escasea en tus mañanas, no desesperes. También tenemos un consejo para ayudarte con esto. Planifica tu desayuno la noche anterior.

Te puede interesar:

Diez errores que cometemos en el desayuno INFORMACIÓN

Deja los alimentos que no necesiten frío directamente sobre la mesa, pela y parte la fruta y déjalo todo preparado para que por la mañana solo tengas que meter el vaso al microondas y el pan a la tostadora. Así ganarás unos minutos muy valiosos para invertir en tomar el desayuno más tranquilamente.