Los brazos son los grandes olvidados de nuestro cuerpo. Cuando nos proponemos adelgazar y tonificar nuestro cuerpo siempre suelen quedarse relegados al último lugar. Primero van los michelines, los glúteos y las piernas. Pero los brazos son una parte muy a tener en cuenta si queremos lucir un cuerpo bonito. La flacidez es uno de sus grandes enemigos. Cuando seguimos una dieta para adelgazar y perdemos peso, la piel de los brazos suele quedarse flácida. Esto da un aspecto poco estético que podemos evitar muy fácilmente con estos tres ejercicios que además podrás realizar en casa y sin mucho esfuerzo. Eso sí, debes ser constante y no abandonar la rutina a las primera de cambio. Si los haces casa día en poco tiempo empezarás a notar los resultados.

Los mejores ejercicios para los brazos

Hacer círculos con los brazos en un ejercicio ideal para combatir la flacidez. Es muy sencillo. Tienes que estar de pie y poner los brazos estirados en horizontal. Sin doblar los codos traza círculos con tus extremidades. Intenta hacer círculos pequeños y rápidos. Aguanta durante dos minutos. Descansa y repite el ejercicio pero esta vez haciendo los círculos en hacia atrás.

Realiza planchas con movimiento de brazos. Coloca tu cuerpo en la misma posición que si fueras a realizar una plancha tradicional y ve cambiando el brazo de apoyo en el suelo. Este ejercicio quizá resulte un poco duro al principio así que puedes comenzar con las planchas normales con ambos codos en el suelo. A medida que vayas fortaleciendo la zona te sentirás con más fuerza para pasar al siguiente nivel e ir cambiando de brazo.

Realiza  flexiones de rodilla. Son las flexiones de toda la vida pero con las rodillas en el suelo. En este caso lo fundamental es evitar que la espalda se curve ya que podemos hacernos daño.

La importancia de una dieta equilibrada para tener unos brazos firmes

La flacidez en los brazos puede estar provocada por varias razones. La edad y la falta de ejercicio son dos de las más comunes. Sin embargo, esta zona también es muy propensa a perder elasticidad ante un cambio brusco de peso. Por esta razón hay que tener cuidado y si realizas una dieta para adelgazar debes acompañarla de ejercicios para prevenir esta pérdida de elasticidad.

Te puede interesar:

Las cremas hidratantes y mejor aún si son específicas para esa zona también pueden convertirse en grandes aliados en tu lucha contra la flacidez en los brazos. Masajea a conciencia la zona y conseguirás mejores resultados.