Hay cientos de alimentos que nuestra mente asocia directamente a una dieta para adelgazar. Hablamos por ejemplo de ciertos vegetales, infusiones o superalimentos sobradamente conocidos por todos. Sin embargo, hoy vamos a sorprenderte con una alimento conocido por todos y que hasta este momento quizá nunca hubieras imaginado que puede ayudarte a adelgazar. Se trata de la miel. Sí, como lo lees. Este dulce y pringoso alimente va a convertirse en tu mejor aliado si quieres perder peso con una dieta saludable y sin recuperarlo en unas semanas.

En primer lugar, hay que ser realistas y tener claro que la miel por sí misma no adelgaza. Sin embargo, tomada en el momento adecuado y combinándola convenientemente sí que va a lograr un efecto adelgazante en tu organismo. La miel provoca ciertos cambios en el metabolismo que nos ayudan a perder peso y lucir un cuerpo más bonito. La clave está en sus propiedades relajantes. Es un excelente producto para bajar los niveles de ansiedad y estrés. Tomada regularmente ayuda a mantener los nervios más calmados y esto es fundamental para que el cuerpo pueda dormir bien y perder peso mientras duerme. Y es que, un buen descanso ayuda a que el organismo queme grasas acumuladas.

Una cucharada de miel antes de dormir

Como verás, los beneficios de la miel para lograr adelgazar se acentúan por la noche. Es en este momento cuando más antojo solemos tener de dulce. Si estamos siguiendo una dieta para adelgazar seguramente la mayoría de los dulces sean alimentos prohibidos para nosotros. Pues bien, vamos a calmar ese antojo de dulce de una forma muy sencilla: toma directamente una cucharada de miel antes de dormir. Disfrútala tranquilamente y notarás cómo ese sencillo gesto te relaja. Además de para adelgazar, aportará muchos beneficios a nuestro sistema inmunológico y nos ayudará a estar más protegidos frente a muchas enfermedades como los resfriados que llegan ahora con la bajada de las temperaturas.

La miel te ayudará a adelgazar Pixabay

Infusión con miel para adelgazar

Si no te gusta mucho la miel o prefieres otra forma de consumirla, puedes hacerlo con una sencilla infusión. Solo necesitas un vaso de agua caliente, una cucharadita de miel y un poquito de canela. Su preparación es muy simple. Hierve el agua y añade la miel y la canela. Remueve bien y deja reposar un rato hasta que se enfríe un poco. Toma la infusión justo antes de irte a dormir.

Te puede interesar:

Ejercicio para perder peso

Lógicamente, la miel no es milagrosa. Si quieres que haga efecto y te ayude a adelgazar debes acompañar su ingesta de una dieta equilibrada, unos hábitos saludables y ejercicio físico. La combinación de todos estos factores se dejará ver pronto en tu figura.