Todos soñamos con tener un vientre plano y unos abdominales bien marcados. Para que este sueño deje de ser una utopía no sólo es necesario realizar ejercicio físico. Una dieta adecuada también es fundamental así como beber mucha agua y dormir al menos siete horas diarias. Todo junto forma un cóctel genial para adelgazar y tener un cuerpo sano y bonito. Pero hoy vamos a centrarnos en el tema de los abdominales y el número necesario para que notes los resultados y cambies esa barriguita que tanto odias por un bonito vientre plano y tonificado.

¿Cuántos abdominales hay que hacer al día?

La pregunta del millón es cuántos abdominales tienes que hacer al día para lograr el ansiado vientre plano. Pues lo sentimos, pero no hay un número concreto. Aznar decía que hacía 2.000 cada jornada. Cristiano Ronaldo mil más. Pero no te asustes. No es necesario que te mates cada día en el gimnasio para lucir un cuerpo bonito y proporcionado.

Como todo, depende de muchos factores: tu metabolismo, tu condición física, el estado de partida, el objetivo que quieras alcanzar. Por esta razón, es importante consultar con un experto que te asesore y te haga un entrenamiento y una dieta personalizada y adaptada a tus condicionantes.

Sin embargo, antes de acudir a los profesionales lee estas recomendaciones para perder peso y tener unos abdominales de escándalo. La clave está en juntas varias rutinas saludables. Mantener una alimentación correcta es fundamental. De poco sirve hacer dos horas de ejercicio diario si después te atiborras a bollos y a alimentos precocinados. Mantener unos hábitos alimenticios saludables es lo más importante. Evita consumir ciertos alimentos que provocan retención de líquidos como la sal y el azúcar. Introduce en tu día a día rutinas como ir andando al trabajo y subir las escaleras andando.

Estos pequeños gestos te ayudarán a lograr tu objetivo más rápidamente y mantener sus resultados en el tiempo.

Realizar ejercicios de abdominales cada día te ayuda a lograr un vientre plano Pixabay

Consejos para hacer abdominales sin hacerte daño

Te puede interesar:

En ocasiones nos ponemos con tantas ganas a hacer abdominales que podemos hacernos daño. Por esta razón es muy importante tener en cuenta ciertas recomendaciones para no lesionarnos.

  1. En primer lugar hay que mantener la espalda recta. Evita arquear la espalda a la altura de los lumbares.
  2. Realiza los ejercicios de forma constante y suave. No hagas movimientos bruscos ni dejes caer de golpe la espalda contra el suelo. Da igual lo cansado que estés. Este gesto es imperdonable y podría acarrearte un buen disgusto.
  3. Cuida de tu cuello. No caigas en el error de juntar barbilla y pecho ya que podrías hacerte daño. No fuerces tus cervicales.
  4. Coloca los pies en el suelo y las rodillas flexionadas mientras contraes los músculos abdominales.
  5. Manos detrás de la nuca. Permite que tus manos sostengan el peso de tu cuello sin flexionarlo.