Un amplio dispositivo policial registran a todo el que accede a la zona, controlando el uso de mascarillas.