Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bombean el agua de El Molinar de Alcoy pese al buen nivel del acuífero

El caudal se extrae a poco más de 4,5 metros de profundidad, justo al límite para que brote por sí solo del principal pozo que abastece a la ciudad

La cúpula del acuífero de El Molinar, en Alcoy, detrás de una de las cascadas de agua.

La cúpula del acuífero de El Molinar, en Alcoy, detrás de una de las cascadas de agua. JUANI RUZ

El principal acuífero de Alcoy, El Molinar, mantiene desde que empezó 2021 buen nivel de extracción. El agua se bombea de forma mecánica a poco más de 4,5 metros de profundidad, justo al límite para que brote por sí sola, según los datos facilitados por el concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez.

Alcoy gozó durante 2020 de una óptima reserva hídrica debido a las persistentes lluvias que se sucedieron en los primeros meses del año. Esta situación propició que el agua manara caballera del acuífero de El Molinar con excedentes incluso para el río.

Este manantial, del que proviene en torno al 60% del agua necesaria para el consumo en la ciudad, se encontraba el pasado verano rebosante pese a las altas temperaturas, con un caudal a 3,86 metros de profundidad. Esta situación no solo evitó el uso de las bombas de extracción, sino que fomento una escena idílica con pozas naturales y cascadas de aguas que resultaron un atractivo tanto para los alcoyanos como para gente procedentes de poblaciones vecinas.

Sin embargo, esta situación ha cambiado en 2021, ya que pese a gozar de un «buen nivel», según ha explicado Martínez, sí está siendo necesaria la extracción del agua con maquinaria. En este sentido, el responsable de Obras y Servicios ha mostrado una tabla con el nivel mensual del acuífero en la que se puede apreciar una ligera mejoría como consecuencia de las últimas lluvias.

En este sentido, en enero se extraía el agua a 4,81 metros de profundidad, en febrero subió levemente a 4,93 y en marzo se mantuvo la tendencia alcanzando los 5,04 metros de profundidad. Sin embargo, con las precipitaciones de esta primavera en abril bajó a 4,85 y en mayo lo ha hecho un poco más hasta los 4,53 metros de profundidad.

Según ha explicado Jordi Martínez, el uso de las bombas es necesario a partir de los 4,5 metros, por lo que en estos momentos el principal acuífero del municipio se encuentra al límite para que el agua mane caballera, tal y como sucedió el pasado verano.

Si bien es cierto que con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas la tendencia habitual es que disminuya el nivel, por lo que no se contemplan, en principio, imágenes como las de la temporada pasada.

Cabe recordar que el manantial de El Molinar no solo abastece de agua a gran parte de la población, sino que también ha sido de suma importancia en el desarrollo agrario e industrial de la ciudad. Una muestra de ello es el rico patrimonio industrial que hay a su paso y el cual el gobierno municipal pretende recuperar y poner en valor con la creación de un centro de interpretación en uno de los complejos fabriles más destacados de la zona.

Asimismo, Alcoy cuenta con otro acuífero en el Barranc del Cint, pero de éste no hay datos porque desde hace años no se utiliza su agua para consumo. No pasa lo mismo con el pozo de Barxell, del cual se abastece el barrio de Batoy y una parte del de Santa Rosa. Fue precisamente en este último en el que se produjeron filtraciones tras la borrasca Gloria que dejaron sin servicio de agua potable a las citadas zonas urbanas durante más de dos semanas.

Según la citada tabla de datos, la extracción de agua del pozo de Barxell se está llevando a cabo en estos momentos a 41,47 metros de profundidad, un dato que no ha sufrido variaciones importantes desde principios de año.

Con todo, la situación «no es alarmante», teniendo en cuenta que en los peores tiempos de sequía se llegó a extraer agua 70 metros de profundidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats