Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los padres se rebelan contra el referéndum del día 19 por el plurilingüismo

El anuncio de la consulta sobre el valenciano desborda a los colegios por los trámites que exige. La consellera desprecia las críticas y dice vivir un «déjà vu» porque lo anunció hace dos años

Los padres se rebelan contra el referéndum del día 19 por el plurilingüismo

La Confederación de padres de alumnos mayoritaria de la Comunidad, Gonzalo Anaya, de la que forma parte la FAPA provincial, Enric Valor, apuesta por boicotear el referéndum que la Conselleria de Educación ha fijado para el viernes que viene, día 19, en todos los colegios para que las familias elijan si prefieren el valenciano o el castellano para en el aprendizaje de sus hijos.

El colectivo de padres recomienda a las familias que no participen en esta consulta «porque no es vinculante y no hay tiempo para hacer una adecuada campaña informativa. «No participar significa, también, expresar el rechazo al falso plurilingüismo impuesto por la Conselleria de Educación», subraya la presidenta, Tirado.

«Los votos legitimarían un proceso propagandístico hecho por Educación sin el consenso de los principales agentes educativos de la Comunidad», abunda la presidenta de la formación de padres. Consideran que la mejor forma para que los alumnos sean competentes en el máximo número de lenguas, tanto valenciano, como castellano e inglés, «sólo la garantizan los programas de enseñanza en valenciano que ha recortado año tras año la propia conselleria».

Es la misma postura de las universidades públicas a través de sus expertos lingüistas y que a su vez defiende Escola Valenciana quien alerta de que la consulta vulnera la ley de protección de datos.

Sorpresa

«Me sorprende tanta sorpresa», ironizó ayer la consellera, María José Catalá, ante el cúmulo de críticas lanzadas también de los sindicatos docentes y la oposición política sobre un referéndum que no es vinculante.

«Los que critican ahora la consulta, o no se habían leído el decreto de plurilingüismo o no lo habían leído bien, tras aprobarlo en 2012, porque ya se regulaba la consulta. Todas las dudas que plantean están reflejadas en el decreto, que ya fue recurrido por el STEPV en concreto». La consellera recordó que el recurso fue desestimado y se impusieron las costas al demandante, por lo que dijo que le parecía estar «viviendo un «déjà vu», «porque esto se conoce y se está estudiando desde hace dos años».

Catalá concluyó que las críticas al decreto y la consulta son «totalmente injustificables. Se ha hecho un trabajo importante para el aprendizaje de la lengua propia», aseguró.

Este referéndum lingüístico, que para EU supone, por contra, «el enésimo intento de cargarse el valenciano en las aulas , introduciendo el enfrentamiento en torno a la enseñanza en valenciano», porque, añaden, la postura de los padres «queda clara al elegir centro para sus hijos a la hora de matricularlos» en línea en valenciano o en castellano, también lleva de cabeza a los directores de los centros. En el plazo de una semana se junta el trámite de la consulta, que exige una clave por familia para votar por internet, la publicación de censos y demás cuestiones, con la evaluación del trimestre y las actividades de navidad, y dicen estar desbordados.

Compartir el artículo

stats