Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apellidos alicantinos Alberola

Origen humilde

Origen humilde

Alicante se dice en alguna crónica que llegó el primer Alberola hacia 1421, pero el primer documento en el que se menciona este apellido es una escritura notarial fechada en 1479. Se trata de un presbítero llamado Juan.

Ya en el siglo XVI, con fecha 9 de octubre de 1524, encontramos a un Bertomeu Alberola labrador, casado con Leonor, que venden a otros vecinos de Alicante un trozo de tierra con arbolado y una viña por 21 libras.

Gracias a los registros parroquiales (el primer Alberola aparece en 1586) es posible seguir con detenimiento la proliferación de Alberolas que hubo en la ciudad a lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX. La mayoría de las familias eran humildes y numerosas, aunque muchos de los vástagos no llegaron a la edad adulta. Citemos algunos ejemplos:

Gerónimo Alberola Planelles no tuvo ningún hijo con su primera esposa, María Tevar, pero con la segunda, Francisca García (con quien se casó en San Nicolás en 1677), tuvo diez entre 1677 y 1698. Vicente Alberola Burgos y Josefa Bou, casados en 1722, bautizaron a nueve hijos entre 1724 y 1742. Uno de ellos, Miguel Alberola Bou, se casó en 1747 con Micaela Berenguer, quien dio a luz siete veces entre 1748 y 1766. Ramón Alberola García se casó en 1783 con Lucía Gómez y bautizaron solo a dos hijos, pero tras enviudar se casó en 1793 con Josefa Soler, con quien tuvo doce hijos entre 1794 y 1815. En el mismo año de 1793, en la misma iglesia (San Nicolás) y con una mujer que se llamaba también Josefa Soler, se casó Mateo Alberola Gozálbez, teniendo ocho hijos entre 1796 y 1814. Y entre 1844 y 1871, José Alberola Cambiazo y Asunción Martínez (casados en 1843) bautizaron a 16 hijos.

De estas familias seguiremos más adelante a la formada por Ramón y Josefa Soler (que llamaremos Rama Soler) y la formada por José y Asunción Martínez (Rama Martínez), por contar ambas entre sus descendientes con personalidades relevantes de la sociedad alicantina de finales del siglo XIX y primera mitad del XX.

En 1721, el canónigo Eugenio Alberola vivía en la calle Empedrada, y en la década de 1760 había otro canónigo, magistral de San Nicolás, que se llamaba Leonardo Alberola.

En 1786, el beneficiado diaconal de la Colegiata se llamaba Lorenzo Alberola. El 7 de diciembre de aquel año bautizó a José María, «hijo de D. Casimiro Alberola Abogado de los Reales Colegios y de D.ª Josefa Simó, consortes». Ella era alicantina y Casimiro era natural de Muchamiel. José María era su primogénito. Después bautizaron en la misma colegiata a cuatro hijos más: M.ª Carmela (1788), José (1791), Francisco (1794) y Vicente (1797).

Leonardo Alberola fue uno de los regidores del primer Ayuntamiento Constitucional, que tomó posesión el 16 de agosto de 1812. Anteriormente ya había sido elegido alcalde (30-10-1804).

El 1 de junio de 1873 apareció en El Municipio el siguiente aviso: «D. Vicente Pastor y Alberola, arrendador de la Plaza de toros, advierte á quienes pueda interesar dirijan la correspondencia á su nombre y domicilio, calle de Riego núm. 3». Tres años antes, concretamente el 19 de abril de 1870, envió una carta al alcalde quejándose de que el ganado cabrío destinado a la venta de leche ocupase las aceras de la ciudad, pese a estar prohibido.

El 8 de septiembre de 1877 nació en Alicante Luis Foglietti Alberola, compositor musical que gozó de gran popularidad. Falleció en Madrid el 25 de mayo de 1918.

Antonio Giménez Alberola fue redactor de El Liberal entre 1886 y 1890, pero en enero de 1892 se inscribió en el Colegio de Abogados, abriendo bufete en Pardo Gimeno 26.

Juan Bautista Alberola Soler (nacido en 1797) era comerciante. En 1859 fue vocal de la junta que organizó el obispo con el objetivo de recaudar fondos para la reparación del monasterio de Gracia. Su hermano Luis (nacido en 1815) fue elegido concejal en enero de 1878.

Ramón Alberola Soler

Nació en 1802. Comerciante al por mayor y menor de vinos y cereales, en 1851 pagó 3.805 reales por contribuciones directas.

Fue concejal en 1840, 1843, 1844 (durante la rebelión de Boné), 1854 (tras la Revolución de julio) y 1867.

Con la desamortización de Madoz compró censo perteneciente a la iglesia de Santa María por valor de 1.185 reales y de la iglesia de San Nicolás por valor de 497 reales.

Entre 1847 y 1850 fue uno de los principales propietarios urbanos de la ciudad, con una riqueza de 14.208 reales. Poseía casas en las calles Isla (1847), Puerta de la Reina (1848), Igualdad (1849), Lonja de Caballeros y Mayor (1850), plaza de San Francisco esquina calle del Foso (1851), calles Navas, Jerusalén y Bazán (1855), en el Malecón (1856), calle Teatinos (1857), y calle Colón (1863).

Fue miembro del Gremio de Comerciantes Capitalistas (1855) y vicecónsul de Cerdeña (1856).

Se casó en 1824 con Francisca Romero. Tuvieron seis hijos.

Murió en 1875.

Alberola-Romero

Los seis hijos que Ramón Alberola y Francisca Romero bautizaron en San Nicolás fueron: Carolina (1828), Francisco (1829), Ramón (1831), Adela (1833), Rigoberto (1835) y Juan (1836).

Francisco fue titular de una empresa consignataria con sede en la calle San Fernando, y promotor de la Sociedad del Canal de la Huerta. En noviembre de 1897 abrió una casa de huéspedes en el paseo de los Mártires 57.

Adela heredó una casa en Mayor 61 y, según el cronista Viravens, poseía una quinta de recreo en el término de San Vicente.

Rigoberto se fue a vivir a Madrid, donde se casó con la algecireña Elisa Canterac y tuvo dos hijos: Francisco e Isabel. Pero regresó a Alicante con su familia en la década de 1880.

Un héroe caído en Santo Domingo

Ramón Alberola Romero entró como cadete en el Colegio de Segovia con 14 años. A los 24 se licenció con el grado de teniente de Artillería. Era soltero y, según su historial militar, medía 5 pies y 2 pulgadas (1'57 metros, aproximadamente).

Estuvo destinado en Valencia, Cartagena y Alicante. Aquí estuvo encargado de la Comandancia desde junio de 1859 hasta el 31 de diciembre de 1860, que fue destinado al 5.º Regimiento, de guarnición en Vicálvaro.

En julio de 1861 fue trasladado a Madrid y el 16 de diciembre fue promovido a capitán del Departamento de Santo Domingo. Sin embargo, una licencia por enfermedad le retuvo en Alicante hasta febrero de 1862.

Marchó a su destino en ultramar a bordo del vapor correo Puerto Rico, en el cual embarcó el 16 de abril de 1862. En agosto del año siguiente desapareció en la provincia dominicana de Santiago, estando en la guarnición de Guayacanes, pueblo limítrofe a Haití. Tras un enfrentamiento con los rebeldes, se le creyó prisionero. Su hermano Rigoberto, que vivía en Madrid, se dirigió a la reina pidiendo se interesara por el paradero de Ramón. Isabel II atendió la petición y el ministro de la Guerra ordenó el 26 de septiembre de 1864 al Juzgado de Guerra que averiguara lo sucedido. Por la declaración de diferentes testigos, se supo que el capitán Alberola no estaba entre los prisioneros confinados en el campamento de Monte Cristo, dándose por seguro que había caído muerto el 23 o el 24 de agosto de 1863 a orillas del río Yaque. Dos tenientes y un médico dijeron haber oído que Ramón «prefirió la muerte al abandono de su bandera», rechazando la oferta de desertar y pasar a las filas rebeldes, que le hizo el caudillo dominicano Gaspar Polanco.

Se le declaró oficialmente muerto y se entregó un informe a su hermano Rigoberto el 5 de febrero de 1868.

El Ayuntamiento alicantino puso su nombre a la calle que hasta entonces se llamara del Triunfo, paralela a la Rambla.

Casa Alberola

Juan Alberola Romero fue banquero. Se casó en 1862 con M.ª Dolores Gomis, con quien tuvo a Enrique (nacido el 26 de diciembre del mismo año), a Ramón (que nació en 1876 y falleció el 16 de agosto de 1892) y a M.ª Dolores.

En 1875 contrató al arquitecto José Guardiola Picó para la edificación de una vivienda en la calle San Fernando, con fachada al paseo de los Mártires. En 1891 pidió permiso municipal para construir una casa en dicho solar: Explanada con ángulo a las calles San Fernando y Bóvedas.

El edificio se construyó en 1894, destacando en su estructura la cúpula de escamas de cerámica vidriada que coronaba un torreón cilíndrico. Muy pronto este edificio empezó a ser conocido popularmente como Casa Alberola.

En la década de 1960 fue demolido un núcleo central de escaleras, levantándose en su lugar un bloque de viviendas que quedó incrustado en el edificio original.

Alberola-Martínez

Como decíamos antes, José Alberola Cambiazo desposó a Asunción Martínez en San Nicolás. Fue el 30 de abril de 1843. En el registro parroquial se dice que él era soltero, albañil, natural de Algeciras, que tenía 24 años y que sus padres eran de Cádiz (él, pintor); y que Asunción era ilicitana, soltera, de 20 años, y que su padre era rastillador. Eran, pues, dos personas humildes, nacidas fuera de Alicante pero establecidas aquí.

En la colegiata bautizaron a 16 hijos, de los cuales al menos cuatro murieron siendo niños: Amando (1844), Carmen (1845), Rosa (1846), Antonio (1847), Vicente (1849), Consuelo (1850), Manuel (1851), Consuelo (1853), Manuel (1854), Carmen (1856), Asunción (1859), José (1861), José (1864), María (1866), Concepción (1868) y Remedios (1871).

En el primer registro se sigue diciendo que el oficio del padre, José, era el de albañil, pero a partir del segundo se dice que era embalador.

Asunción Alberola Martínez fue maestra (1878).

Consuelo murió el 12 de septiembre de 1905.

Vicente se casó con María Costa y tuvo un hijo en 1897, Vicente.

José Alberola Martínez fue vicepresidente de la sociedad Montepío Mercantil (1900), cajero-contador de la Caja Especial de Ahorros (1902) y posteriormente (1906) director gerente. Se casó con M.ª Concepción Costa el 31 de enero de 1891, en San Nicolás, donde fueron bautizados sus hijos José (1895), Asunción (1900) y Carmelo. Pepín, como era llamado en la intimidad, murió el 28 de mayo de 1909.

Amando Alberola Martínez

Amando nació el 13 de marzo de 1844. Fue un político republicano ligado primero al partido Posibilista, del que fue concejal en 1889, después al Centralista (concejal en 1895) y más tarde al partido fusionista (1898).

Desde 1877 perteneció a la Logia Alona, con el nombre simbólico de Calvo Asensio.

Fue perito mercantil. En 1891 fue elegido vicepresidente y en 1898 presidente del Colegio Oficial de Peritos y Profesores Mercantiles.

Como comerciante poseía, junto con Primitivo Carreras, una empresa importadora y exportadora de maderas y carbones minerales (P.R. Dahlander y Cía.). Fue socio de La Exploradora S.A. (1880), Los Diez Amigos (constructora del barrio de Benalúa, donde hay una calle con su apellido) y Los Nueves, sociedad promotora del tranvía urbano, de cuyo consejo de administración fue presidente en 1899.

Fue vicecónsul de Brasil, miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País, vicepresidente de la Cámara de Comercio (1890) y presidente de la Caja Especial de Ahorros de Alicante (1887).

Se casó en San Nicolás el 4 de abril de 1870 con Josefa Gomis, que tenía 20 años (cuatro menos que él). Tuvieron seis hijos, pero al menos dos fallecieron siendo niños: Amando (1871), Amando (1872), José (1874), Ida (1877), Lara (1879) e Ida (1882).

Amando murió el 21 de marzo de 1900; su viuda, el 7 de octubre de 1902.

Francisco Martínez Alberola abrió en 1924 unos talleres en la calle San Juan Bautista; al año siguiente solicitó al Ayuntamiento devolución de fianza de 2.910 pesetas, depositada para la adquisición de un autocamión de riego de calles; en 1928 reformó y amplió su casa de Villegas 1; en 1942 abrió un almacén en la calle San Juan Bautista; y en 1947 construyó otro en la calle Joaquín Mendizábal.

Manuel Alberola Bernabeu fue un constructor que realizó numerosas obras públicas y privadas antes y después de la guerra civil. En el Archivo Municipal hay una treintena de solicitudes de permiso de obras a su nombre entre 1932 y 1962, destacando el derribo de la Audiencia Provincial en 1943, la construcción de una casa de cuatro plantas en Maestro Marqués 18 (1955), un edificio en Antonio Galdó Chápuli 14 (1959) y otro de 24 apartamentos en la Albufereta (1962).

José Mallol Alberola recibió en 1939 el traspaso de la farmacia sita en Valle Inclán 2; en 1942 abrió una industria en la calle Doctor Ayela; construyó en 1949 una casa en Ciudad Jardín; en 1959 presentó el anteproyecto de construcción de cuatro bloques y un conjunto hotelero en la Playa de San Juan; y en 1962 solicitó autorización para construir seis edificios en El Palmeral (carretera Alicante-Campello, km. 8).

El ingeniero Manuel Juan Alberola se dedicó a partir de 1942 a la construcción de panteones en el cementerio municipal. Entre este año y 1963 pidió permiso para construir treinta. En 1956 abrió en la plaza del cementerio un taller de cantero-marmolista y en 1962 ganó en subasta la adjudicación de lápidas procedentes de mondas.

El 5 de febrero de 1967 entraron a formar parte del Ayuntamiento los concejales Francisco Marhuenda Alberola, por el tercio familiar, y Manuel Alberola Cremades y Enrique Santo Alberola representando a entidades. Este último era ingeniero de obras públicas e hijo de Enrique Santo Cantó y Remedios Alberola, que se casaron en noviembre de 1904. Francisco Marhuenda Alberola poseía una fábrica de lejías en Doctor Buades 38 desde 1961, año en que abrió un cine de verano en calle Pinoso esquina General Espartero y en el que presentó el proyecto de construcción de 17 bloques en las calles Francisco Esteban, Pastor Carrillo, Cánovas del Castillo y prolongación de Doctor Bergez. En 1963 construyó otro edificio en calle Fidel Pastor Carrillo esquina San Pablo.

Alberola-Gomis

Amando Alberola Gomis nació el 15 de mayo de 1872. En el primer piso de San Fernando 65 tenía su oficina de agente de Bolsa en 1913 y de administrador de los baños de Busot en 1915. Murió el 9 de enero de 1929.

José Alberola Gomis nació el 19 de abril de 1874. Contrajo matrimonio en San Nicolás el 7 de marzo de 1919 con Jacinta Gamundi. Falleció el 18 de abril de 1925.

Alberola-Costa

Asunción Alberola Costa (nacida en 1900, hija de José y M.ª Concepción) contrajo matrimonio en San Nicolás el 28 de junio de 1924 con Eduardo Van Der Hofstadt, que era cajero apoderado de Aguas de Alicante. El 5 de abril de 1925 nació Eduardo Van Der Hofstadt Alberola y, posteriormente, su hermano Carlos. Asunción falleció el 18 de abril de 1931 y su marido siete días después.

Carmelo Alberola Costa fue redactor de Diario de Alicante y Diario de Levante. El 27 de mayo de 1931 se casó con Luisa Castellanos. El 5 de junio del mismo año fue elegido contador local del partido Radical de Lerroux y nueve días después vicepresidente local de Juventud Republicana. A mediados de 1934 era el representante en Alicante (con domicilio en Pérez Medina 9) de La Industrial, una destilería valenciana. Durante la Guerra Civil fue miembro de la Comisión de Justicia y contador de Unión Republicana. Se exilió al finalizar la guerra.

Alberola-Canterac

Como decíamos antes, Rigoberto Alberola Romero regresó a Alicante en la década de 1880 con su esposa, Elisa Canterac, y sus hijos Francisco e Isabel, nacidos en Madrid.

Rigoberto construyó una casa en la calle Lonja de Caballeros 8, en 1895; reconstruyó otra en Bazán 11, en 1909; reformó otra al año siguiente en San Fernando 19, y la lindante del número 21 en 1911; edificó este mismo año una casa con fachadas a las calles San Agustín y Las Monjas; y en 1912 reformó otra en Sagasta 45. Murió el 26 de junio de 1915.

Isabel Alberola Canterac contrajo matrimonio con Luis Martínez Vasallo.

Francisco Alberola Canterac

Fue concejal, presidente del Club de Regatas y promotor, junto con su tío Francisco Alberola Romero, de la Sociedad del Canal de la Huerta. También fue secretario de la Cámara de Comercio y contador de la Sociedad Económica de Amigos del País.

Sufragó los gastos de construcción de dos escuelas en San Nicolás 16. En 1913 cedió su finca Clavería, cercana a la Santa Faz, para la construcción de unas escuelas públicas. Tres años después fue designado delegado regio de primera enseñanza.

Poseía una casa en Mayor 59-61 y una finca en la partida de La Condomina denominada Plácido.

En octubre de 1913 otorgó escritura de compra-venta del tranvía urbano como vicepresidente de la junta directiva de la sociedad Los Nueves.

Se casó el 4 de octubre de 1886, en San Nicolás, con Rosa Such. Tuvieron seis hijos: Elisa, Francisco (1890), M.ª del Carmen (1891), Rigoberto (1894) y Ramón (1895).

Enviudó en abril de 1896. De su segundo matrimonio con Mercedes Herrera nació en 1901 Rafael Alberola Herrera.

Falleció el 29 de marzo de 1917.

Enrique Alberola Gomis

Era, como ya sabemos, hijo de Juan (constructor de la Casa Alberola) y M.ª Dolores Gomis. Nació el 26 de diciembre de 1862.

Su hermana M.ª Dolores se casó el 28 de junio de 1915 con Renato Bardín.

En 1916, Enrique era el mayor accionista de la sucursal alicantina del Banco de España (915 acciones).

Contrajo matrimonio en el monasterio de la Santísima Faz con Rosa Llopis Vicens el 7 de diciembre de 1917.

Pidió permiso para construir un panteón en el cementerio en 1931, donde fue enterrado tras su fallecimiento (16-8-1935).

Alberola-Such

Elisa Alberola Such fue reina de los Juegos Florales de 1911. Se casó en 1913 con el capitán de Caballería Salvador de Lacy Zafra. En 1939 era tesorera de las Damas Camaristas de la Santa Faz.

Ramón Alberola Such fue juez del distrito norte (1922-1927). Tras cesar como juez abrió (enero 1928) bufete de abogado en San Nicolás 14. Fue presidente del Casino (1926) y de la Sociedad de Cazadores (1928), y secretario del Colegio de Abogados (1928) y del Tribunal Tutelar de Menores (1931). Contrajo matrimonio en la parroquia de Villafranqueza el 17 de octubre de 1917 con Carmen de Lacy Zafra (hermana de su cuñado). Ella murió el 8 de febrero de 1962 y el viudo fue ordenado sacerdote, por el obispo auxiliar de la diócesis de Madrid-Alcalá, el 7 de mayo de 1964.

Francisco Alberola Such

Fue abogado y hombre de total confianza del cabildo eclesiástico alicantino, miembro de la Hermandad de Custodios de la Santa Faz.

Quedó viudo el 23 de marzo de 1917 de su esposa María de Irizar Góngora, con quien había tenido un hijo: Francisco.

Contrajo segundas nupcias con María Manero Carratalá el 12 de mayo de 1923.

Vivía en San Fernando 21 (la casa que fuera de su padre) y poseía una finca, El Pino, en la huerta alicantina.

Fue elegido concejal en 1915 y 1931, y diputado provincial en 1933. Permaneció detenido durante un par de días en agosto de 1932 con motivo del intento de golpe de Estado del general Sanjurjo. Al inicio de la guerra civil se refugió en el consulado argentino, pero fue encarcelado desde el 23 de septiembre hasta el 5 de noviembre de 1936, día en que fue devuelto al consulado argentino en calidad de preso.

En 1924 reconstruyó su casa de San Fernando 23, que le fue expropiada en 1939 para la apertura de la Rambla hasta la Explanada y que fue derribada al año siguiente. En 1941 pidió permiso para construir, en el solar que quedó entre la calle San Fernando, la Rambla y la Explanada, una casa de seis plantas con vivienda para el portero. Por esas fechas tenía su domicilio en Gadea 17.

En 1939 era notario eclesiástico y el 31 de mayo de 1949 fue nombrado alcalde, cargo que ocupó hasta octubre de 1954. Durante su alcaldía el nacional-catolicismo local alcanzó su cénit. El 1 de agosto de 1949 reconstituyó el Patronato de la Santa Faz, que había sido suprimido por un alcalde franquista anterior.

Fue procurador en Cortes por la administración local en 1949 y 1952.

Falleció el 8 de septiembre de 1967.

Su hijo Francisco Alberola de Irizar fue colaborador habitual del periódico El Día. En 1943 era abogado y vocal del Consejo de los Jóvenes de Acción Católica.

Rafael Alberola Herrera

Hijo de Francisco Alberola Canterac y hermanastro de los Alberola Such, nació en 1901.

Durante la Segunda República fundó y fue director del periódico DRA (siglas del partido Derecha Regional Agraria, del que era jefe provincial), que salió precipitadamente antes de las elecciones de noviembre de 1933 y que desapareció en marzo del año siguiente, para dejar paso a Más, otro periódico mejor estructurado que duró hasta el 20 de febrero de 1936, fecha en que sus instalaciones fueron incendiadas.

En marzo de 1926 fue nombrado vicepresidente del consejo de administración de la sociedad Canal de la Huerta.

Fue detenido cuando se produjo el golpe de estado del general Sanjurjo (agosto 1932, siendo presidente de Centro Católico), y fue elegido diputado en 1933 por el Bloque Agrario Antimarxista.

Estuvo ausente de Alicante durante la guerra civil.

En 1943, cuando comenzaba el problema de abastecimiento de leche en la ciudad, abrió una vaquería en su finca San Rafael, en la partida de la Santa Faz.

Fundó y dirigió la revista Bahía (1953), colaboró con el diario Información y fue el director durante la década de 1970 de semanarios como Canfali Benidorm y La Voz de la Costa Blanca.

Contrajo matrimonio el 7 de enero de 1925 con Josefina Manero Carratalá, hermana de la segunda esposa de Francisco Alberola Such. Mercedes Alberola Manero, que fue bautizada en San Nicolás el 4 de marzo de 1932, era delegada de catequesis del Consejo Diocesano de las Jóvenes en 1943.

Rafael murió en 1977.

Actualmente hay censadas en Alicante 661 personas apellidadas Alberola: 316 con el primer apellido, 343 con el segundo y 2 con ambos.

Son cinco las calles que tienen este apellido: Alberola Canterac (Villafranqueza-Santa Faz), Alberola (Benalúa), Alberola Romero (Casco Antiguo-Santa Cruz), Luis Alberola Ferrándiz (Villafranqueza-Santa Faz) y Médico Manuel Alberola (Polígono San Blas).

La Casa Alberola fue restaurada entre 2006 y 2011 por el grupo valenciano Nau, y adquirida en 2013 por los alicantinos Vicente Castelló y Pedro Vilanova, que pagaron por ella 2.070.000 euros.

Compartir el artículo

stats