Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las redes sociales aumentan las agresiones a escolares de entre nueve y once años

Expertos en ciberbullying detectan conductas de riesgo en uno de cada tres alumnos de los últimos cursos de Primaria a partir del cibergossip o cotilleo desde los grupos de Facebook o Whatsapp

Las redes sociales aumentan las agresiones a escolares de entre nueve y once años

Expertos internacionales en el estudio del ciberbullying o acoso escolar a través de las redes sociales han detectado un repunte de las agresiones a partir de conductas emergentes relacionadas con el uso de facebook o el whatsapp, el ya conocido como cibergossip o cotilleo virtual.

Las últimas investigaciones al respecto, presentadas en el marco del VIII Congreso de Psicología y Educación, que reúne en la Universidad de Alicante estos días a cerca de un millar de especialistas de todo el mundo en el ámbito educativo, apuntan al incremento del acoso a consecuencia de la intensidad y globalización que propicia el uso de internet, tal y como expusieron en uno de los simposio sobre «Los riesgos y retos de la ciberconducta».

Este fenómeno emergente comparte en esencia la conducta del bullying como agresión entre escolares injustificada e intencionada, pero con características propias derivadas de un entorno virtual que favorece el anonimato y multiplica al instante la audiencia potencial.

El estudio realizado entre 866 niños de 9 a 12 años en los últimos cursos de Primaria, revela conductas de riesgo entre el 26% de los escolares de cuarto curso, el 27% de los de quinto y el 43 % de los de sexto, es decir, uno de cada tres alumnos. El íncide aumenta conforme se incrementa también el uso de dispositivos móviles.

En sus respuestas a cuestiones relacionadas con su comportamiento cuando se enfadan coinciden en compartirlo con sus amigos, en este caso su grupo de Facebook o de Whatsapp, con la intención de influir en la opinión que tienen los demás sobre una tercera persona. Son actitudes que pueden derivar en agresiones procedentes de cualquiera de los integrantes del grupo con la intención de adquirir popularidad.

Evidencias

El fenómeno, con ser emergente, está adquiriendo niveles que preocupan a los investigadores, como puso en evidencia la intervención de Eva Romera, entre otras personalidades de este ámbito. «Hasta el 60% de los niños entre 9 y 12 años tiene su propio perfil en las redes sociales y más del 60% son asiduos de la mensajería instantánea», subrayó.

Además, uno de cada cuatro entre estos alumnos usan a diario internet. Comentarios que lanzan de forma aparentemente ingenua sobre una tercera persona no presente, generan comportamientos agresivos aun sin pretenderlo porque «no está presente el matiz evaluativo» que se percibe en una conversación cara a cara. El impacto es mucho mayor y de la misma manera que se pueden promover amistades, pueden provocar exclusiones e influir negativamente en la percepción que se tiene de otra persona, hasta concluir con una agresión.

Compartir el artículo

stats