30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La farmacia de Gastón Castelló

El Colegio de Farmacéuticos restaura un enorme mosaico del célebre artista alicantino y lo traslada desde la primera planta al hall del edificio

La farmacia de Gastón Castelló

La farmacia de Gastón Castelló jose navarro

Era una joya oculta que ahora luce en todo su esplendor. El Colegio de Farmacéuticos de Alicante ha restaurado un mosaico del célebre artista alicantino Gastón Castelló y lo ha trasladado de la primera planta, donde ocupaba un discreto lugar, al hall del edificio, donde ahora da la bienvenida a todo el que accede al colegio profesional.

El trabajo de recuperación ha sido toda una labor de ingeniería dadas las grandes dimensiones de la pieza, compuesta por cerca de 40.000 teselas de vidrio de mármol y casi 700 kilos de peso. «Nos planteamos trasladarlo de una sola pieza, pero era imposible debido a lo grande que es», explica Enrique Jordá, restaurador encargado de recuperar esta obra.

Para poder trasladarlo con todas las garantías de seguridad, el mosaico fue cortado en siete partes de 90 kilos cada una. Previamente sobre las teselas se colocó una gasa y bastidores hechos a medida para cada una de las siete partes. «Al bastidor se le inyectó adhesivo para que el mosaico quedara pegado y poder así empezar a vaciar el muro sobre el que estaba colocado», continúa Jordá.

Después se trasladaron los bastidores al nuevo emplazamiento en el que luce este enorme mosaico que, en general, estaba en muy buenas condiciones, aunque «hubo que restaurar alguna tesela o algunas zonas en las que la pintura había desaparecido».

«Alegoría de la farmacia» es el título de este mosaico hecho por Gastón Castelló expresamente para el Colegio de Farmacéuticos en el año 1974, coincidiendo en fecha con el que hizo también para el aeropuerto. En este mosaico se recrea una antigua botica, pero no cualquiera, sino la de Agatángelo Soler, alcalde de Alicante entre 1954 y 1963, y farmacéutico de profesión.

Lugar privilegiado

Curiosamente, en el Colegio de Farmacia también se conservan algunos de los elementos originales de esta botica, donados por la familia Soler a la institución, entre ellas el mostrador y la caja registradora que aparecen casi como protagonistas en el mosaico de Castelló.

El traslado se ha hecho coincidiendo con la reforma integral del edificio, que el Colegio de Farmacéuticos acaba de finalizar tras varios meses de trabajos. «La obra estaba en el primer piso, que antes era la zona noble del colegio pero con el paso de los años había quedado escondida», explica Fe Ballestero, presidenta de la institución provincial. En la rehabilitación de este inmueble, añade Ballestero, «tuvimos muy claro que el mural debía ocupar un lugar privilegiado». En este sentido la obra se puede ver tanto al acceder al inmueble como desde la calle.

Gastón Castelló falleció en mayo de 1986 dejando a sus espaldas una prolífica obra, tanto en mosaico como en pintura y en las que Alicante fue protagonista en más de una ocasión. Muchas de sus piezas están actualmente expuestas en edificios oficiales y civiles como al Ayuntamiento, el puerto o el aeropuerto.

Compartir el artículo

stats