Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanz: «A sus 94 años, García Solera mantiene el gusto por la estética y la belleza»

El lunes se presenta su obra sobre el arquitecto que construyó el Auditorio Provincial y el complejo Vistahermosa, y restauró el hotel Palas

Sanz: «A sus 94 años, García Solera mantiene el gusto por la estética y la belleza»

En un avance de la presentación oficial del próximo lunes, la Diputación, que patrocina la obra junto a la Universidad, acogió ayer la comparecencia del autor, Martín Sanz, y la del diputado Carlos Castillo, quien destacó la extensa trayectoria del arquitecto, de 94 años. Un homenaje en vida de 150 páginas con numerosas fotografías, documentos técnicos, planos y la relación de obras y proyectos más destacados en 60 años de carrera. Se trata del fruto de horas de charlas en el estudio de García Solera que ha recogido el periodista Martín Sanz en el volumen que el lunes se presenta en el ADDA.

P¿Por qué decidió escribir un libro sobre la figura del arquitecto García Solera?

R De los buenos libros surgen otros. Con dos de mis anteriores proyectos, el homenaje a Manuel Peláez que le hizo la Asociación de la Empresa Familiar, y el de «La Albufereta de Alicante, la gran olvidada», había mantenido sendas conversaciones con García Solera. Pensé que tenía muchas cosas que contar y que lo bueno era que lo hiciera en primera persona plasmando consideraciones sobre su vida y su trayectoria. Y sobre cómo ha sido el Alicante que conocía, el qué conoce y el que le hubiera gustado conocer. Se le propuso a la Diputación que pilotara el proyecto y han sido todo facilidades. También se implicó la Universidad. Este libro es el complemento humano y humanista a un gran catálogo razonado que hicieron el Colegio de Arquitectos de la Comunidad y el de Alicante sobre su obra. Leyendo los dos uno se hace una idea aproximada de quién es García Solera en lo personal y en lo profesional.

P Ahora que le ha conocido más, ¿qué destacaría de su figura?

R Es un paradigma de esfuerzo, constancia y talento, y de haber tenido todo muy claro sobre su trayectoria. No se ha salido ni un centímetro del camino y por eso ha llegado hasta donde ha llegado.

P ¿Ha marcado una época en la arquitectura alicantina?

R No es que haya marcado una época, la historia de la arquitectura alicantina contemporánea es él. En el puente de Todos los Santos iba andando con unas personas por la zona del Mercado Central y de repente levanté la mirada y vi la residencia de ancianos que está por el parking de la Lonja. Me fui a pasar un par de días fuera de Alicante y cuando volvía con el coche entrando por la avenida de Dénia, según miraba hacia un lado o hacia otro, veía el complejo Vistahermosa, el Colegio de Médicos, el Centro de Congresos. Al llegar a plaza del Mar me fijé en el antiguo Palas, donde estaba la sede de la Cámara de Comercio. Todo lo hizo él, no es que haya marcado una tendencia o un momento, es que no se puede entender la arquitectura contemporánea de Alicante sin él.

P ¿Qué piensa que le ha quedado por hacer?

R El Plan General es algo que está ahí (hizo una revisión en 1973 que acabó en la papelera) pero creo que ha sido suficientemente reconocido en el mundo de la arquitectura y el urbanismo: es materia de estudio en otras universidades, como en València, tanto su obra como el PGOU que redactó él. Creo que también le habría gustado participar de una forma más activa en los orígenes de la Universidad, en el campus de San Vicente, aunque tiene ahí un edificio magnífico, la Escuela de Óptica.

P¿Necesita Alicante más arquitectos como él?

R Hay buenos arquitectos en Alicante, hay gente que ha hecho buenos y grandes trabajos, pero si García Solera es maestro de arquitectos de la Comunidad es por algo. Como admirador de la arquitectura para mí es el mejor.

P ¿Ha aprendido algo de arquitectura hablando con él?

R He aprendido de arquitectura y de algo que su figura respira por los cuatro costados, que es el gusto por la estética, por la belleza y por el buen gusto. Eso lo sigue manteniendo a sus 94 años.

P ¿Qué le hace falta a Alicante en lo arquitectónico?

R Alicante ha tenido un crecimiento desordenado, no se ha seguido un rumbo coherente y sensato, por eso hay zonas magníficas y otras de estética no muy recomendable. Los alicantinos y los que vivimos aquí hace muchos años nos tenemos que creer la ciudad y hacer ciudad entre todos. Los gobernantes tienen que aportar mucho pero también los ciudadanos, y no quejarnos tanto.

Compartir el artículo

stats