Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La llegada del 5G obliga a adaptar las antenas de 51.000 edificios alicantinos

Las comunidades de propietarios tendrán que ajustar sus terminales en función del tamaño de cada bloque, mientras que el Gobierno Central subvencionará los cambios en las cabeceras de los inmuebles

Un trabajador en una azotea observa una antena de televisión. Información

La puesta en marcha de la última tecnología 5G para el próximo año obliga a las comunidades de propietarios de 51.000 edificios de la provincia de Alicante a adaptar sus antenas antes del 30 de junio de 2020 para seguir viendo la televisión. La llegada de la nueva generación en telefonía móvil e internet supone que los residentes tendrán que ajustar el cableado comunitario y resintonizar los canales de televisión en función del tipo de instalación que tengan en las viviendas y el tamaño de los edificios. Además, los procesos estarán subvencionados por el Estado y se iniciarán en el territorio alicantino entre los meses de enero y febrero, según confirma la Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (Fenitel).

Sin embargo, esta transformación obligatoria impulsada por la Unión Europea no ha sentado nada bien a los vecinos, que se quejan de las «prisas» a la hora de poner en marcha el procedimiento y dudan de que la nueva tecnología «vaya a ser útil» en todos los edificios para sus inquilinos.

Al respecto de la adaptación de las antenas, desde Fenitel explican que el total de instalaciones susceptibles de ser ajustadas puede verse elevado hasta los 60.000 portales, si se tienen en cuenta los edificios pequeños y las viviendas individuales, aunque la cifra estimada supera los 50.000 terminales de cabeceras monocanal, que pertenecen a los inmuebles grandes o muy grandes. Es por lo que el Gobierno Central ha puesto a disposición de las comunidades de propietarios de Alicante dos tipos de ayudas económicas en función del tipo de instalación. Señala el director nacional de Fenitel, Miguel Ángel García Arguelles, que en el caso de las instalaciones que en la actualidad disponen de una centralita programable, lo que equivale a equipos compactos de cabeceras pequeñas, «no es preciso incorporar material adicional al existente, y en numerosos casos, la incorporación de canales se realizará reprogramando la centralita», detalla García Arguelles. La subvención disponible para este tipo de casos es de 104,3 euros. Asimismo, añade el experto que en las viviendas unifamiliares «solo necesitarán resintonizar los televisores».

Mientras, en el caso de los ajustes de las antenas de edificios grandes o muy grandes, de cabeceras monocanal, las retribuciones se estipulan en función del nuevo material que, en este caso, sí se debe incorporar a la instalación para recibir las emisiones en sus nuevos canales. Aquí, las ayudas serán de 365,05 euros. Eso sí, matiza el director nacional de Fenitel que «cualquier gasto adicional que conlleve el proceso de adaptación de las antenas en las cabeceras monocal, correrá a cargo de la comunidad de propietarios, puesto que están obligados a ejecutar el ajuste dentro del marco legal». Este punto también ha provocado las críticas de los vecinos.

En otro orden de cosas, los canales de cambiarán en los televisores de la provincia serán tres. De la misma manera, el plan Técnico Nacional de la TDT en vigor define que todos los canales de televisión deberán emitirse en Alta Definición antes del año 2023.

Los profesionales en la materia señalan que el cambio actual «es necesario» porque se realiza para dejar la banda de 700 megahercios, indispensable en la instalación de la nueva tecnología del 5G ya que requiere un mayor espacio de banda para albergar más datos. El especialista de Fenitel considera que «no será el último avance tecnológico que experimentaremos». De esta manera, se cerrará el llamado segundo dividendo digital.

Malestar de los vecinos con el cambio tecnológico

Malestar de los vecinos con el cambio tecnológico Desde la Confederación de Asociaciones de Vecinos y Consumidores de la Comunidad Valenciana (Cavecova) muestran su descontento con la forma de proceder de las operadoras, a quienes acusan de «no contar con la postura de los residentes» y de «pretender efectuar el cambio de terminales demasiado rápido». Por ello solicitan también que los profesionales y las empresas de telecomunicaciones «despejen las dudas» sobre si el 5G es perjudicial para la salud.

Compartir el artículo

stats