Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La intensidad del tráfico se duplica en una semana en la AP-7 gratuita

Fomento constata un «importante trasvase de vehículos pesados» a la antigua carretera de pago que oscila entre un 40 y un 80% más

La intensidad del tráfico se duplica en una semana en la AP-7 gratuita

La primera semana de tráfico gratuito en la AP-7 ha superado, por ahora, las previsiones del anterior Ministerio de Fomento y actual Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). «Tenemos ya una experiencia con la AP-1 en Burgos, que acabó el peaje en 2018 y ha registrado un 30% de incremento del tráfico. Lo previsible en este caso de la AP-7 es que sea del orden de ese incremento, que es absorbible», aseguraba el ministro José Luis Ábalos en una entrevista concedida a este diario y publicada el pasado 28 de diciembre, a tres días del ansiado fin del peaje.

Los primeros datos provisionales que maneja Fomento revelan que la intensidad del tráfico ha aumentado más de un 100 % en la antigua autopista una vez se ha convertido en gratuita. «Se ha producido un significativo incremento de intensidad en el primer día laborable tras las festividades navideñas superior al 100%», señalan fuentes del Ministerio de Fomento, a partir de datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT), que también ha asumido el control del tráfico de la antigua autopista.

El primer día del año, la intensidad media diaria en la AP-7 aumentó un 46,39%. A pesar de ser festivo, este mismo día el tránsito de vehículos pesados se incrementó un 79,19%, según la información facilitada por el Ministerio de Transportes a este periódico. El 1 de enero es el día con mayor aumento del tráfico de camiones de los siete primeros analizados.

Los dos primeros días laborables con la autopista liberada de peaje el tráfico general se incrementó un 77,75% y el de pesado un 39,43 el 2 de enero; y un 59,44% y 60,76% de pesados, el 3 de enero. Aunque la auténtica prueba de fuego fue el sábado 4 de enero en el que el trasiego de coches creció un 118,13% (respecto al mismo día de 2019) y el de camiones un 77,35%.

También fue significativo el primer día laborable tras las fiestas navideñas ya que el 7 de enero de 2020 la AP-7 registró un 107,26% más de vehículos en comparación al 7 de enero de 2019 y un 69,99% de vehículos pesados que optaron por utilizar la antigua autovía.

Desde Fomento no han podido facilitar el número exacto de vehículos que optaron por la autovía litoral para realizar sus desplazamientos. Aunque a partir de estos datos provisionales desde el Mitma concluyen que «se ha producido un importante trasvase de vehículos pesados hacía la vía (la AP-7), oscilando entre el 40-80%». Este aumento en la intensidad de circulación ha producido un «leve descenso de la velocidad media de circulación de entre -3,07 y -0,15%» de velocidad media.

El Mitma va a realizar dos estudios de demanda de tráfico en la AP-7 entre Tarragona y València y entre València y Alicante, que adjudicó el pasado año, para conocer el tránsito real y determinar las necesidades de nuevos enlances de la antigua autopista.

El tránsito se ha reducido en varias poblaciones desde la gratuidad

El alcalde de Oliva afirma que la auténtica prueba de fuego será «el primer fin de semana de Semana Santa»

La población de Oliva respira más tranquila desde el pasado 1 de enero. El tráfico se ha reducido considerablemente en esta población de la Safor desde que la AP-7 permite la circulación gratuita a lo largo de todo su recorrido desde Tarragona hasta Alicante. Para obtener datos exactos, el Ayuntamiento de Oliva actualizará durante los próximos meses los datos de tráfico del plan de movilidad urbana y sostenible elaborado en 2018-2019, según confirma a este diario el alcalde David González.

A pesar de este considerable descenso del tráfico, para el regidor la auténtica prueba de fuego para Oliva será «el primer fin de semana de la Semana Santa, porque en esas fechas tenemos muchísima afluencia de vehículos que van a las urbanizaciones de la playa, que no van a ir hasta Ondara, aunque ya no haya peaje, por lo que circularán por el interior de la población.

De ahí nuestra insistencia en que se ejecute la conexión sur [de Oliva con la AP-7]», cuyas obras comenzarán el próximo mes de marzo. No será la única obra que se ejecutará en Oliva, ya que el Ministerio de Fomento también construirá una rotonda de ochenta metros de diámetro en la salida del peaje en forma de «T» que conecta con la población. «Ya se nota el incremento de los vehículos diarios, por lo que el Ministerio de Fomento va a ejecutar esta mejora como obra de urgencia para regular el tráfico», explica el alcalde de Oliva, David González.

«No será una rotonda estelar, pero sí funcional, que costará unos 500.000 euros para mejorar la fluidez del tráfico, y para agilizar las obras ya tenemos apalabrada la ocupación de los terrenos con los propietarios».

Compartir el artículo

stats