Día del Periodista 50% DTO. Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Los hospitales de la provincia se preparan para el punto crítico de la pandemia

El Hospital de Elda instala 154 nuevas camas y el de Alicante destina su UCI solo para pacientes graves con Covid-19

Los hospitales de la provincia se preparan para el punto crítico de la pandemia

Todos los hospitales de la provincia de Alicante están adecuando sus instalaciones a contrarreloj para hacer frente al pico del coronavirus previsto para los próximos días. Las plantas destinadas a los enfermos aislados y las UCI están empezando a saturarse y lo peor está por llegar. De hecho, los expertos en epidemiología del Ministerio de Sanidad llevan días advirtiendo de que la presión asistencial se mantendrá varias semanas aunque la curva de nuevos contagios empiece a disminuir.

Para hacer frente a esta avalancha de enfermos el Departamento de Salud de Elda ha modificado la estructura asistencial del hospital para poder albergar más de 500 camas, cuando la dotación habitual es de 379. El plan también contempla que se habiliten dos camas más para pacientes críticos, que se suman a las diez de la UCI, y que se activen las 11 camas de reanimación así como otras 27 en las Unidades de Recuperación Post-Anestésica y Cirugía Sin Ingreso. Una actuación que permitirá disponer de 50 camas para pacientes críticos. Por otra parte se ha previsto desdoblar un total de 75 habitaciones individuales en el edificio nuevo y, a fin de crear nuevas unidades que permitan atender a los pacientes afectados por Covid-19 en sus diferentes niveles de gravedad, también se están habilitando dos nuevas Unidades Polivalentes de Ingresos, una de ellas en la Unidad de Docencia, con 19 camas, y la otra, con otras 20 camas, en el sótano del edificio nuevo donde se almacena el mobiliario.

El Hospital General de Alicante también se prepara para hacer frente a la avalancha del Covid-19 habilitando, sobre todo, camas de críticos ya que el número de ingresos en estos servicios no deja de aumentar. La UCI del centro, con 19 camas, se ha quedado exclusivamente para atender a pacientes graves con coronavirus y ayer estaban ocupadas 14 de estas camas, según fuentes del centro. El resto de pacientes críticos que no están contagiados han sido trasladados a la Unidad de Reanimación, donde ayer se disponía de 12 camas. También están disponibles las diez de la Unidad de Cuidados Intermedios y las seis de los quirófanos infantiles.

En el vecino Hospital de Sant Joan también se están liberando plantas con el envío de pacientes a clínicas privadas, la suspensión de operaciones y la derivación al Doctor Esquerdo de los enfermos psiquiátricos. La necesidad más importante en este hospital era poder ampliar la zona de Urgencias, que se ha logrado cogiendo la zona de rehabilitación.

En el Hospital General de Elche todavía quedan camas libres tanto en la UCI como en planta ya que, para evitar contagios, se han enviado a casa los casos de hospitalización urgente. Además, se está habilitando una zona cercana destinada a otros servicios por si fuera necesario ampliar las capacidad. En el Hospital del Vinalopó la dirección ya ha realizado obras para remodelar el área de Urgencias y dividirla en dos partes. Así, todos los enfermos con sospecha de coronavirus-hoy lo son prácticamente todos los que presenten algún cuadro respiratorio- son atendidos en la zona de Urgencias principal, mientras que se ha habilitado otro espacio para el resto de pacientes.

En Alcoy la Conselleria empezó ayer a equipar con 40 camas el Centro de Enfermos Mentales (CEM) del Barranquet, que esta todavía sin estrenar, para poder utilizarlo como hospital en la actual crisis sanitaria. El Virgen de los Lirios todavía dispone de espacio pero se están tomando medidas para disponer de una reserva de camas en el caso de que los hospitales acaben desbordándose en las dos próximas semanas.

Compartir el artículo

stats