Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís ataca al bipartito de Barcala: "Sin palabra, sin planificación y sin proyecto"

La coalición carga contra el gobierno municipal con motivo del arranque político, a la vez que ofrece "grandes acuerdos" para lo que resta de mandato

Los dos concejales de Compromís en Alicante, Rafael Mas y Natxo Bellido, en la rueda de prensa de este martes

Los dos concejales de Compromís en Alicante, Rafael Mas y Natxo Bellido, en la rueda de prensa de este martes

El grupo municipal de Compromís ha cargado contra el bipartito liderado por Barcala con motivo del inicio del curso político. Para el portavoz del grupo municipal, Natxo Bellido, "nos encontramos ante un mal inicio de curso político del bipartito definido por la falta de palabra del alcalde Luis Barcala, sin planificación, sin proyecto, y así es muy difícil gobernar, lo que choca frontalmente con el proyecto de compromiso de proyectar una ciudad para todas y todos, una ciudad inclusiva que genere bienestar y calidad de vida".

El grupo municipal de Compromís realiza, de este modo, según Natxo Bellido, "un diagnóstico crítico, muy crítico sobre una gestión municipal muy gris, incapaz de transformar la ciudad, que ha perdido la credibilidad y sin respuesta a las actuales crisis económica, social y ecológica". "Barcala prometió gestionar de forma coordinada los proyectos europeos, las propuestas de nuestro Ayuntamiento y no lo ha hecho. Mintió cuando dijo que convocaría el Consejo Social de la ciudad para presentar y trabajar estos proyectos. Mintió cuando prometió colaboración para la retirada del fibrocemento o la reubicación de los alumnos del IES Virgen del Remedio, y ha mentido cuando prometió en campaña electoral no renovar a Ortiz la contrata de limpieza, al igual que lo hace con el dinero destinado a la cooperación internacional", según Bellido, quien ha proseguido con su crítica: "Ahora bien lo hacemos también con propuestas y planteando grandes acuerdos, positivos para la ciudad, porque entendemos que nuestra clara oposición debe ser constructiva, propositiva, estando abiertos los acuerdos, algo necesario para no dar la legislatura por perdida y porque debemos hacer visible que somos la alternativa de gobierno y que tenemos un proyecto en clave progresista y transformador para Alicante, para la mayoría de las alicantinas y alicantinos".

Como conclusión, para Bellido, "el gobierno municipal no tiene planificación y esto ayuda a que se llegue siempre tarde a todo". "No llegan a sacar a tiempo la licitación de las grandes contratas, a ejecutar a tiempo las inversiones, a aprovechar las oportunidades, como la improvisación de la organización de la limpieza covid en los colegios, así como romper el pacto de no renovar la muy cuestionada contrata de la basura y la gestión de residuos. No tiene proyecto, seguimos sin saber cuál es el modelo de ciudad de la derecha alicantina, y ya hemos rebasado el ecuador de la legislatura, más allá de confiar en la inercia o tratar de tapar las carencias a través de inventarse absurdas guerras con el Botànic", afirma Bellido, para quien "ya no cuela, a Barcala y su gobierno se las ha acabado el crédito y queda demasiada legislatura y la situación sigue complicada con la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas". "Y ahora veamos como esta falta de planificación y proyecto conducen a la derecha a externalizar, a privatizar la gestión municipal, como hemos visto en el Castillo de Santa Bárbara o en las escuelas deportivas municipales llegando al caso extremo y reprobable de la subida de precio de las piscinas municipales", añade.

Por todo ello, el portavoz de Compromís ofrece "llegar a grandes acuerdos para lo que resta de legislatura: un pacto para la transición verde de la ciudad, impulsando la transformación en las políticas de movilidad, la generación de un espacio urbano amable a la medida de las personas y proyectos de confort climático y aprovechar los proyectos europeos para teñir de verde la ciudad". "Un pacto -según agregan- por la ciudad cuidadora, reforzando las políticas de cohesión social, con la reactivación el plan de inclusión social, el plan de la zona norte y usando las inversiones como mecanismo de equilibrio territorial de la ciudad, priorizando las inversiones en los barrios con mayores carencias y vulnerabilidad, y derogar la ordenanza de la vergüenza que ataca, sin plantear soluciones a las personas más vulnerables y generar un observatorio de los ODS que controle la aplicación de la agenda 2030 en la política municipal y la ciudad". "Un pacto -prosiguen- para diversificar el modelo económico de la ciudad que genere un modelo más resiliente y que genere mayor capacidad de generar trabajo de mayor calidad y desligado de la precarización laboral". "Esto pasa por integrarse en la estrategia de la innovación, de la economía verde, sacar adelante una ambiciosa agenda de inversiones municipales y apoyar el tejido comercial de proximidad. cerrar un pacto de inversiones a reivindicar ante el gobierno central y el botánico. especialmente estimamos que debemos situar el tren, las infraestructuras ferroviarias la agenda a plantear un gran pacto de ciudad que recoja avanzar en el parque central y la estación intermodal. conexión ferroviaria con el aeropuerto, actualizando la variante de Torrellano y liberando la fachada marítima. conseguir la cesión de los antiguos terrenos ferroviarios detrás de casa del mediterráneo. ampliación del TRAM en la ciudad", finaliza Bellido.

Por otra parte, el concejal Rafael Mas ha hablado sobre los retos municipales del trimestre. En palabras de Mas, "pedimos al bipartito y especialmente a Barcala que abandone las absurdas guerras contra el Botànic y que se preocupe de los problemas reales de la ciudad, como desbloquear la licitación de los proyectos Edificant, llegar a un acuerdo con la Conselleria de Políticas Inclusivas para la construcción de infraestructuras sociales, empezando por la definición de proyectos en los barrios de Colonia Requena y Benalúa". 

Mas continúa que "la transición ecológica es inaplazable abordarla y esto no puede resumirse en cortar al tráfico algunas calles los fines de semana". "La cosa es mucho más seria e implica desarrollar la declaración de emergencia climática que presentó Compromís. Es urgente teñir de verde la ciudad y las propuestas de nuestro partido para los fondos europeos, como el anillo verde, una buena propuesta para empezar en esa dirección", apunta Más, quien añade que "debemos introducir la salud mental y las políticas de mayores en la agenda municipal mediante el diálogo con el asociacionismo de estos ámbitos, llegar a un acuerdo en el plan local de gestión de residuos más ambicioso y que realmente ponga las bases de la radical transformación de la gestión de residuos, así como desbloquear la inversión de la Generalitat Valenciana en la rehabilitación del Teatro Principal y colaboración para la recuperación pública del antiguo cine Ideal, así como iniciar la licitación del corredor litoral".

Compartir el artículo

stats