Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Galardonados por su rendimiento académico, universitarios de la UA y la UMH detallan su trayectoria y hacia dónde dirigen sus pasos

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Los mejores de cada una de sus facultades en las universidades de Alicante y Miguel Hernández de Elche durante el último curso libre de pandemia, detallan el esfuerzo e ilusión que les acompaña en su trayectoria y cómo la siguen desarrollando pese al covid.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

El propio presidente del Consejo Social de la UA, Adolfo Utor, enfatizó en su día durante el pospuesto acto de entrega de estos galardones, que es a base de trabajo como se superan las crisis.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Laura Cuadrado Simón es buen ejemplo de ello, como el resto de compañeros. Su paso por la universidad no ha terminado, siempre con su vocación por la enfermería por bandera. «La experiencia vital del paso por la universidad estará siempre presente en mí», recalca. Tenía claro que quería ejercer en «el cuidado y las personas, acompañarles y guiarles» y ahora compagina el doctorado en Ciencias de la Salud con su trabajo en Atención Primaria, en el departamento de Salud de Orihuela, en uno de los momentos en los que históricamente se exige más de los profesionales de la salud. «Es un reto y una responsabilidad enorme, pero cuando haces algo que te apasiona todo es mucho más fácil», sentencia. Espera combinar la enfermería asistencial con la docencia y la investigación.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

También Irene Concepción Pomares sigue formándose. En realidad es algo que comparten todos estos alumnos excelentes. Irene cursa el máster de Neurociencias en el campus de San Juan de la UMH para seguir después con el doctorado y dedicarse a la investigación. «La carrera de Biotecnología refleja bastante bien la realidad de la investigación, con diversidad de campos y salidas, pero hay que construir el camino propio esforzándote y te tiene que gustar para seguir adelante», advierte.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

En realidad quería ser profesora desde pequeña pero se decantó por las ciencias, por lo que no descarta compatibilizar la investigación con la enseñanza ya que su propósito es «generar conocimiento, no solo enseñar».

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Con estudios a su vez relacionados con la salud, Marcos Martínez encadena varios premios incluso nacionales por sus calificaciones, siempre sobresalientes en el campo de la terapia ocupacional y la fisioterapia. El más veterano entre estos galardonados, a sus 46 años trabaja en el Instituto Valenciano de Atención Socio-Sanitaria (IVASS), por favorecer la independencia de las personas con diversidad funcional.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Es un ejemplo de lo que favorecen las becas en los estudios, porque confiesa que en su casa no había muchas opciones y tuvo que trabajar desde muy joven. Así que el encuentro con la universidad fue tardío, con 36 años, y desde entonces no ha parado. «Y creo que nunca pararé, por mi inquietud por aprender, conocer y saber». Agradece especialmente la mejora de empleo que le han supuesto los estudios universitarios.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Dámaris Girona, por su parte, procedía de la FP y desembocó en el grado de Ciencia y Tecnológica de los Alimentos que concluyó con un excelente trabajo sobre la legislación que contempla la información al consumidor. Dice que su paso por la Politécnica de Orihuela le abrió la mente y destaca sobre todo la «cercanía con el profesorado, que aportan ayuda en todo momento», circunstancia que este curso cobra la mayor importancia con la vuelta a la presencialidad en las aulas universitarias.

Desde el campo de las ingenierías, Daniel Ponsoda data su vocación con apenas nueve años, gracias al clásico Amstrad CPC de su hermano mayor cuando todavía no existía internet.

Hacía sus propios videojuegos, apasionado con la programación y autodidacta, hasta que decidió que le faltaba algo y se matriculó en la UA. «Esa base teórica y práctica habría sido muy difícil adquirirla por mi cuenta», admite. Quiere aportar todo lo que pueda a la investigación en Inteligencia Artificial y el deep learning desde su empleo en una empresa de desarrollo de software, «un trabajo que me encanta y en el que queda mucho por recorrer», destaca.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Dudas

A Íñigo Martín, la excelencia en Ingeniería Mecánica le ha llevado a completar su formación con el máster en la rama industrial, pero frente a la vocación que muestran sus compañeros, sus dudas tras la ESO casi le conducen a Historia del Arte. No se arrepiente del camino más científico técnico por el que finalmente se decantó, y que le reportó el reconocimiento al mejor trabajo de fin de grado de toda España en el campo de la climatización y los negativos efectos del calor intenso.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad victoriabueno

La que sí prefirió los estudios de Historia es Berta Lillo, pese a que a su alrededor le decían que desperdiciaba su buena calificación en selectividad. «El tiempo me ha dado la razón, debes elegir la profesión por vocación», aprecia categórica. Se ha especializado en Historia de Europa y prepara una tesis sobre la evolución de la idea de España durante la primera Guerra Mundial desde la perspectiva de género. «Es una ciencia de gran importancia, explica nuestro pasado aunque a menudo se le relega a un plano secundario», lamenta.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Berta es un ejemplo de superación. Le costó mucho aprender a leer. Su madre le recondujo leyéndole en voz alta las aventuras de Harry Poter, y a sus 23 años ha sido la alumna mejor calificada de toda la Facultad de Letras de la UA.

También Francisco Antonio Martínez se inclina por avanzar con una tesis, en su caso en el terreno de la educación, ámbito en el que por otra parte se desenvuelve laboralmente como maestro en la Escuela Infantil Bambi que regentan sus hermanas mayores.

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Su propósito es dar clase en la propia Facultad de Educación en la que ha logrado este galardón que tanto le reporta a nivel emocional, porque su padre falleció mientras cursaba el grado, amén de que asegura que nunca antes tuvo grandes calificaciones.

A Nuria Boix lo que más le motiva es dar vida a personajes, contar historias y transmitir emociones. «Eso, y mi amor al cine, me llevaron a estudiar Comunicación Audiovisual». Es en lo que espera ganarse la vida: «fotografía, producción y posproducción», mientras va haciendo proyectos con otros compañeros de la UMH. El arte es su pasión y agradece a su abuela que siempre fue con ella al cine y «vio algo en mí».

En este mismo terreno del arte se mueve Daniel Friedrich Göring, que ya apuntaba maneras cuando a los diez años recibió su primer premio de dibujo. La Facultad de Bellas Artes de la UMH en Altea amplió su campo de visión hacia las disciplinas creativas, después de haber estudiado arte dramático, canto y danza. Dice que la fotografía, el videoarte y la perfomance le ayudan a canalizar «toda esa vorágine interna que constantemente me mueve a crear algo nuevo». Las ruinas le fascinan y está inmerso en un proyecto artístico propio donde mezclar «las técnicas y estilos mas dispares».

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Lejos de esta disciplina, a Pablo Pareja y a Álvaro Bernad lo que les mueve son los fenómenos sociales y la abogacía respectivamente. El primero ha compaginado Ciencias Políticas y Derecho con las convalidaciones que favorece la UMH. «Voy a opositar a la escala de funcionarios de la administración local, con habilitación de carácter nacional», explica, y quiere citar expresamente a tres profesores que marcaron sus estudios, Jorge Pertusa y Juanjo Lara en el instituto, y José Antonio Tardío Pato en la facultad.

Bernad también compaginó estudios, en su caso el grado de Derecho en la UA y la preparación de oposiciones a la judicatura, que finalmente abandonó. Dice que más que el derecho en sí, lo que le atrajo desde el Bachillerato fue la figura del juez y la idea de «impartir justicia».

Cómo es ser el mejor de tu facultad

Cómo es ser el mejor de tu facultad

El que sí opta, como Pareja, por las oposiciones es Julio Inclán. En su caso para ser inspector de entidades de crédito del Banco de España. En el ecuador del grado de Económicas, en concreto con la asignatura sobre mercados e instrumentos financieros, se despertó su interés por la inspección. Trabaja en el área de riesgos bancarios de una consultoría y asegura que es su vocación de «servicio público» lo que le ha llevado a prepararse la oposición, al tiempo que cursa un máster en Investigación económica.

Coincide con el resto de galardonados en la «experiencia inolvidable» que les ha supuesto la universidad, y en el «orgullo e ilusión» que siente por el reconocimiento recibido, para cuyo logro no se olvidan de citar a sus familiares más directos para agradecerles el apoyo recibido.

Como también le pasa a Sofía García, no tuvo clara su dedicación desde un principio. Él dudó orientarse a la Medicina, y Sofía incluso cursó primero la carrera de Historia en la UA, para redirigirse finalmente «hacia el mundo del ejercicio físico» con Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, cuyas calificaciones le han hecho merecedora del reconocimiento por el Consejo Social de la UMH.

«Vives experiencias geniales y actualmente soy profesora de Educación Física en Secundaria», comenta feliz. Le encanta educar y difundir entre los jóvenes la importancia de la actividad «porque es la manera más fácil y divertida de tener salud y calidad de vida».

Compartir el artículo

stats