Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El retraso del Imserso enviará a cuatro mil trabajadores al desempleo a partir de octubre

El Ministerio de Derechos Sociales abre ahora una investigación por la baja temeraria en la oferta de uno de los operadores u La llegada de los turistas puede retrasarse hasta enero

Los jubilados representan un gran mercado turístico durante el invierno en la Costa Blanca.

Los jubilados representan un gran mercado turístico durante el invierno en la Costa Blanca. DAVID REVENGA

Más palos en las ruedas del Imserso. Los servicios de contratación del Instituto para los Servicios Sociales han detectado que algunos aspirantes a la adjudicación del programa han presentado propuestas económicas a la baja, incluso de un 20% sobre las tarifas de salida, lo que le ha llevado a iniciar una investigación, en concreto en el lote de costas e islas, que afecta directamente a la provincia de Alicante, al que aspira, entre otros, el turoperador Mundiplan (Iberia), que en su oferta para los viajes en la península ha presentado una oferta «anormalmente baja», según el Imserso. En concreto, de 19,5 millones. El desajuste siembra de nuevas sombras el programa en el participan unos 50 hoteles de la provincia, que ven cómo el turismo del Imserso vuelve a quedarse sin fecha y esta se acerca ya más a noviembre/enero que al septiembre que aseguró el Ministerio de Turismo.

Las consecuencias para el sector hotelero de la provincia son nefastas. Los empresarios, según apuntó este viernes Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, manejan dos escenarios. «El positivo es que los turistas puedan empezar a venir en dos meses, a finales de noviembre, pero viendo cómo evoluciona todo desde junio, no es descartable que el retraso llegue a enero o incluso febrero de 2022 en el escenario más negativo», subraya Nuria Montes, secretaria general de Hosbec. En juego está el futuro de 4.000 trabajadores del sector, que acabarán el mes que viene en el paro temporal (ERTE «porque los hoteles que basan el 80% de su ocupación en estos turistas no pueden aguantar abiertos y en medio de la incertidumbre. El covid nos envió al paro y ahora nos vamos al ERTE por la incompetencia administrativa del Gobierno», sentenció Montes.

La Mesa de Contratación del Imserso ha aceptado y aprobado el contenido de un informe interno en el que se otorga «trámite de audiencia al licitador Iberia Líneas Aéreas de España, Operadora Sociedad Unipersonal, Integración Agencias de Viajes S.A. y Nex Continental Holding», para que justifique las ofertas presentadas como anormalmente bajas o desproporcionadas. En concreto, para el lote de la costa peninsular el precio máximo es de 26,4 millones de euros. La oferta de Turismo Social asciende a 23,8 millones, la de Mundiplan a 19,5 millones y la de Traveltino Sénior a 23,8 millones.

Para los viajes a Canarias y Baleares, el presupuesto máximo de licitación es de 19,8 millones euros. La oferta de Mundiplan asciende a los 13,5 millones, la de Traveltino Sénior a 17,8 millones y la de Turismo Social a 15,8 millones.

A los nuevos pleitos derivados del programa se suma que este nació ya mal, porque no incluyó un estudio de costes, excluye «de facto» a los hoteles de tres estrellas, y prorroga sin revisión los precios en un escenario de inflación y costes disparado, y marcado por la crisis del covid. En los viajes del Imserso, el alojamiento y la manutención que sirven los hoteles es el aspecto más importante del programa. Se podría poner en marcha un programa sin transporte, sin agencias, sin intermediarios, pero no sin los hoteles que alojen a los más de 800.000 viajeros que se prevén en este próximo invierno, sostienen los hoteleros. Los pliegos que publicó el Imserso a principios de julio son prácticamente un calco al 95% de los de hace dos años, por lo que tampoco se justifica el retraso en la adjudicación, pues no se ha incorporado ninguna novedad destacable.

El retraso en la adjudicación de los contratos para organizar este programa y, con él, la ya más que probable demora en la llegada de los primeros viajeros amenazan con dejar en la provincia de Alicante un agujero económico de más de 6,6 millones a partir del próximo mes de octubre, poniendo además en riesgo la continuidad de cerca de 4.000 trabajadores, que se verán, salvo milagro de última hora, de nuevo abocados a un ERTE. Hosbec da ya por hecho que los viajes se demorarán, como mínimo, dos meses sobre el calendario inicialmente previsto, aunque el plazo podría ser todavía mayor en el caso de que alguna de las tres empresas que ha optado a la licitación acabe presentando recursos, como sucedió en ediciones anteriores.

El Imserso ha pedido a los futuros adjudicatarios del programa que suban hasta los 25 euros por persona y día el precio que pagan a los hoteles que participen en el programa, y no los 21 euros actuales. Un paso adelante, corto aún, pero que ha tranquilizado a la patronal hotelera, que aceptará ese precio si al final los adjudicatarios no imponen otras condiciones.

«Trabajaremos a menos pérdidas pero a pérdidas, porque según el estudio de costes que presentamos en nuestro recurso, realizado por la Universidad de Alicante e independiente, para que el programa fuera rentable la horquilla de precios debiera estar entre los 27 y los 33 euros», apuntan desde Hosbec.

Ni para los sueldos

En este sentido, un estudio de la patronal hotelera revela que un hotel de 4 estrellas y 200 habitaciones de Benidorm que, por ejemplo, contrate con el programa de Turismo del Imserso en exclusiva genera una facturación de unos 200.000 euros mensuales. El hotel tiene que tener una plantilla mínima de 58 trabajadores. Con esos ingresos se determina el efectivo disponible para atender gastos, el 40% del total de ingresos. Una vez pagados los seguros sociales, queda para nóminas un bruto de 58.000 euros, que entre 58 trabajadores supone 1.000 euros por cada uno de ellos tenga la categoría que tenga. Una situación insostenible.

El programa de vacaciones para mayores solía comenzar tras el puente del Pilar, pero este año los trámites se han demorado más, se excusa el ministerio, por la incertidumbre derivada de la pandemia. No lo ven tan claro las agencias de viajes, que creen que es materialmente imposible que salga en fecha y exigen al Gobierno que resuelva con celeridad, según señaló esta semana el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido.

La mesa de contratación esta pendiente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que debe resolver también una incidencia presentada por una de las mayoristas seleccionadas (Traveltino, del grupo Logitravel). Traveltino ha hecho constar que no dispone de un punto de venta (es obligatorio) en el municipio canario de Arucas y que no ha alcanzado un acuerdo con su competidor Halcón Viajes, que sí lo tiene.

En esta tesitura, la mesa de contratación decidió el lunes enviar el asunto a la CNMC para que analice si esa falta de acuerdo supone una vulneración de la libre competencia al intentar eliminar a un competidor, como alega Traveltino.

Fuentes de la CNMC explican que, con carácter general, una vez que se recibe una notificación se analiza si es pertinente su análisis desde el punto de vista de competencia y, si procede, se incoa un expediente. No hay un plazo definido para el primer análisis, aunque «se suele resolver con celeridad». Además de este asunto, menor, que debe dilucidar la Comisión, queda pendiente -lo más importante-, que el grupo liderado por Iberia presente nuevas ofertas por los lotes de península e islas, para los que sus propuestas son «anormalmente bajas» según consta en el informe de valoración de las ofertas del Ministerio de Derechos Sociales.

El programa del Imserso consta de tres lotes (zonas de costa peninsular, islas, e interior y Europa), dotados con un presupuesto de 66,69 millones de euros (sin IVA) para 816.029 plazas, según los documentos colgados en el portal de contratación del Estado.

Las compañías que se han presentado son Traveltino (de Logitravel); Avoris (que incluye Halcón Viajes tras la fusión del negocio de viajes de Barceló y Globalia); e Iberia con un grupo de agencias de viajes y Alsa. El programa incluye viajes de entre 4 y 10 días con precios que oscilan los 115,98 euros (tres noches en capitales de provincia) y los 455,81 euros (9 noches en costa peninsular y Baleares para beneficiarios que vengan de Europa).

El único brote verde en las últimas horas ha llegado de la mano de Mundisenior, uno de los operadores del programa social para mayores que también opta al programa oficial, que ha lanzado sus propias ofertas, al margen del Imserso, de viajes para los jubilados.

Compartir el artículo

stats