30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm reduce un 20% la velocidad del tráfico en una semana con radares

El gobierno local asegura que la simple instalación de las cajas de estos dispositivos ha sido «muy efectiva» y pide calma porque «por ahora no habrá sanciones» - Los aparatos han generado polémica en la ciudadanía y la oposición

Además de radares, también hay una señales luminosas que avisan al sobrepasar el límite.

Además de radares, también hay una señales luminosas que avisan al sobrepasar el límite.

La polémica generada en Benidorm por la instalación de hasta nueve radares para el control de la velocidad en distintas vías del casco urbano empieza a arrojar los primeros resultados. Tan solo una semana después de la instalación de estos dispositivos, todos ellos en calles donde la circulación está limitada por debajo de los 30 kilómetros por hora, el Ayuntamiento ha constatado una reducción de un 20% en la velocidad media del tráfico. Así lo ha asegurado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, quien mantiene que esta disminución de la velocidad media no sólo responde a un objetivo del gobierno municipal del PP para reducir la siniestralidad y las emisiones de CO2 sino que también atiende a las recomendaciones de la DGT para ciudades de más de 50.000 habitantes.

De esta forma, el concejal de Movilidad ha defendido la instalación de estos radares frente a las enconadas críticas que los mismos han recibido por parte de la ciudadanía y del grupo municipal socialista, mayoritario en la oposición desde que el pasado martes, 6 de abril, se colocasen estos dispositivos en vías como la avenida del Mediterráneo, Beniardá, Alfonso Puchades o los viales de la Vía Parque. «Tenemos estudios realizados el pasado verano que indican que en ésta última, en concreto en la avenida de Vicente Pérez Devesa, donde el máximo de velocidad permitida son 30 kilómetros por hora, se detectó en dos semanas a más de 18.000 vehículos circulando al doble y casi otros 18.000 que iban a velocidades todavía mayores, explicó González de Zárate, quien señaló que en vías urbanas como ésta, donde además hay ubicada una zona escolar, «hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que la velocidad se reduzca, no se puede tolerar que los coches vayan a 70, 80 o incluso a 100 kilómetros por hora».

Los medidores de velocidad se han instalado en vías como la avenida del Mediterráneo o los viales de la Vía Parque, con límites a 10 y 30 km/h respectivamente. | LARS TER MEULEN/ INFORMACIÓN

El concejal ahondó en esta idea afirmando que los estudios técnicos sobre esta materia indican que en carriles urbanos donde la velocidad está limitada a 30, «de diez atropellos a peatones, nueve personas sobreviven y una fallece, mientras que si la velocidad máxima es 50, la ratio sube a 5-5; y si es de 60 km/h, se alcanza una ratio de 9-1». Por eso, defendió que la apuesta del equipo de gobierno por reducir en toda la ciudad la velocidad a 30 km/h, con áreas donde se reduce incluso más hasta situarse en un máximo de 20 y 10 km/h, «no es por capricho, sino porque queremos un Benidorm mejor para los ciudadanos y para el medio ambiente».

Por último, González de Zárate trasladó un mensaje de calma a la ciudadanía y aseguró que, por el momento los radares «no van a servir para sancionar a ningún vehículo. La gente puede estar tranquila, de momento con los radares vamos a poder conocer a qué velocidad se circula de media en cada vía, detectar los puntos más problemáticos y poder tomar decisiones para aminorar la velocidad en las zonas donde se incumplan los límites. Más adelante, si se observa que la gente sigue sobrepasando con creces las normas, se podría empezar a multar, pero por ahora la respuesta es clara: no».

Benidorm reduce un 20% la velocidad del tráfico en una semana con radares

«Afán recaudatorio»

El grupo municipal socialista, sin embargo, no se cree las explicaciones aportadas por el concejal de Movilidad e insiste en que el único objetivo de estos radares es el de recaudar a través de las multas. «El afán recaudatorio es claro», afirmó el portavoz de este grupo, Rubén Martínez, quien además se ha comprometido a que, si el PSOE regresa a la Alcaldía en el futuro, retirará todos los radares instalados por el PP.

Estos dispositivos han generado también un fuerte rechazo entre la ciudadanía, que ha aprovechado numerosos grupos en las distintas redes sociales para cargar contra el gobierno municipal por su instalación, iniciando incluso una petición en change.org para reclamar que se eliminen.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats