Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deporte base de Alicante clama contra las duras medidas del Consell

Los clubes y las federaciones ven en peligro el final de las competiciones y no entienden las restricciones pese a tener los datos del covid más bajos desde agosto u No descartan medidas para protestar por no poder reanudar las ligas

Un técnico toma la temperatura antes de un entrenamiento de un equipo infantil en el Cabo.

Un técnico toma la temperatura antes de un entrenamiento de un equipo infantil en el Cabo.

Nadie entiende que el deporte base federado de la Comunidad no pueda volver con normalidad a las competiciones después de registrarse la tasa más baja de coronavirus desde agosto ( 50 casos por cada 100.000 habitantes). Las duras medidas impuestas por la Generalitat ha dolido mucho a los dirigentes de los clubes y los responsables de las federaciones, en especial la de fútbol, baloncesto y balonmano, que son las que aglutinan más fichas federativas. No se descartan medidas de protesta a lo largo de la semana para luchar por lo que consideran «una grave injusticia». Así, el presidente de la FBCV, Salvador Fabregat, ha calificado de «inadmisible» la Resolución emitida por la Conselleria: «Nos parece intolerable. No sabemos qué intereses hay detrás, algún día lo tendrán que explicar, pero es una situación que no acertamos ni a calificar, no encontramos las palabras para una maniobra de este tipo».

 Lo principal que ha querido resaltar el presidente de la Federación son las numerosas incongruencias que recoge el texto respecto de las decisiones que ya ha ido tomando la propia Generalitat desde el inicio de la pandemia. «Ya no sabemos a qué atenernos. No hay un ningún criterio sobre el que se basen las medidas. Ahora se abren los pabellones, pero se limita su uso hasta las 8 de la tarde para todas las categorías, cuando las que llevan compitiendo desde principio de temporada están pudiendo entrenar y competir sin ningún problema respetando el toque de queda. Pero a partir del lunes ya no podrán hacerlo. En vez de relajar medidas, cada vez tenemos más restricciones», explica Salvador Fabregat, que pone también como ejemplo de incoherencia que no se permita competir si a los jugadores/as se les obliga al uso de mascarilla: «antes de Navidad la propia Conselleria nos transmitió que no se iba a estipular el uso de la mascarilla en los entrenamientos. En la Resolución han cambiado de opinión y sí que se establece como obligatoria en las instalaciones cerradas. Perfecto. Pero entonces, si ahora estamos con mascarilla y por lo tanto estamos protegidos, ¿por qué no se nos deja competir? No tiene sentido»

El presidente de la Federación ha querido referirse también al esfuerzo que están haciendo todos los clubes en estos difíciles momentos para el deporte y cómo la única gratificación que reciben es ponerles cada vez más piedras en el camino: «Los clubes están haciendo un trabajo extraordinario, han sido capaces de mantener activos a sus deportistas pese a no poder entrenar. Y ahora que la situación epidemiológica nos ha dado un respiro, es cuando llegan las peores medidas para el deporte. Es imposible no ver el desánimo en toda esa gente que se esfuerza día a día para que su club siga adelante. ¿Qué es lo que ha hecho el deporte para que se le trate así?. Es desesperante».

En el caso de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV), la suspensión hasta el 12 de abril de la Primera y Segunda regional, las categorías autonómicas de infantiles, cadetes y juveniles y todo el fútbol 8 pone en serio peligro la finalización de las competiciones. 

«Somos un sector productivo porque detrás del fútbol hay escuelas que se mantienen con las cuotas, entrenadores que cobran de ellas, taquillas, bares, empresas de transporte... Eso hay que tenerlo en cuenta, como se tiene para abrir la hostelería o los teatros», asegura el presidente de la FFCV, Salvador Gomar.

Reclamación

«El fútbol federado ha cumplido en todo momento con las indicaciones de la Generalitat Valenciana, llegando a suspender voluntariamente las competiciones en solidaridad con los afectados por la pandemia. Pero eso, en lugar de ser premiado, parece haberle penalizado. La FFCV agotará todos los argumentos jurídicos a su alcance para revertir esta situación que provoca un trato desigual entre el deporte y el resto de actividades cotidianas.

«La FFCV reclamará, en nombre propio y de todos sus clubes afiliados, daños y perjuicios por responsabilidad patrimonial de la Administración hasta sus últimas consecuencias», afirma la FFCV.

Protestas

La Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana propone guardar un minuto de silencio y una sentada al iniciar cada partido en señal de protesta por la injusta y discriminatoria decisión de la Generalitat Valenciana de paralizar las competiciones hasta el 12 de abril. La FFCV invita a jugadores/as, entrenadores/as, árbitros/as y clubes a secundar esta iniciativa. Este fin de semana se disputan en la Comunitat Valenciana las competiciones de categoría nacional y las que dan acceso a categoría nacional. Desde la FFCV se pide también a los clubes que graben en vídeo o que hagan foto de la protesta y que lo suban a sus redes sociales mencionando a @FFCV_info y con los hashtags #JuguemSegurs y #VolemJugar / #QueremosJugar . De esta manera, la difusión de la protesta se multiplicará y el mensaje llegará amplificado a la Generalitat, esperando que recapacite la decisión de dejar sin partidos a decenas de miles de niños y niñas de la Comunitat Valenciana, además de no permitir el acceso al público.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats