30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crece un 16%

Unas inversiones récord permiten a Iberdrola superar los 1.600 millones en beneficios

El esfuerzo inversor de la eléctrica rebasó los 3.000 millones hasta junio, la mayor cifra para un semestre en la historia del grupo

Unas inversiones récord permiten a Iberdrola superar los 1.600 millones en beneficios

Unas inversiones récord permiten a Iberdrola superar los 1.600 millones en beneficios

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.644 millones de euros en el primer semestre del año, lo que arroja un incremento del 16,6% con respecto a un año antes, impulsada por unas inversiones récord de 3.054 millones (el 23,2% más), según comunicó ayer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 4.990 millones, el 12,5% más, debido a la evolución de los negocios en Estados Unidos, México y Brasil y a la aportación del parque eólico marino alemán Wikinger, que compensan la menor contribución de los negocios de redes y renovables en España y de comercial en Reino Unido.

Por su parte, los ingresos repuntaron un 3,9% hasta junio hasta sumar 18.281 millones, mientras que el margen bruto creció un 7,3% hasta los 8.230 millones y el resultado neto de explotación (ebit) lo hizo un 18,3% hasta los 2.990,7 millones de euros. Con estos datos, el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, manifestó ayer que el mayor ritmo en la ejecución del plan estratégico permite una mejora en la previsión de beneficio neto para final de año superior al 10%. Hasta el pasado mes de junio, Iberdrola invirtió 3.054 millones de euros, la mayor cifra para un semestre en la historia del grupo; y en los últimos 18 meses el desembolso ascendió a 8.375 millones, según los datos de la compañía eléctrica.

Proyectos renovables

Por su parte, el 88% de las inversiones se destinaron a proyectos renovables y a redes reguladas de transmisión y distribución (un 48% y un 40%, respectivamente). Como consecuencia de este esfuerzo inversor, la compañía prevé que a lo largo de este año entren en operación 5.250 nuevos megavatios (MW) y que el 75% de ellos lo haga en la segunda mitad del ejercicio.

Con todo ello, la compañía eléctrica apuntó a un incremento en el objetivo de desarrollar 13.000 nuevos MW durante el periodo 2018-2022, lo que significaría aumentar la potencia del grupo en más de un 40% respecto al inicio del plan. En el desglose por áreas de negocios, el de redes obtuvo un ebitda de 2.593,5 millones, un 8,6% más, impulsado, fundamentalmente, por el negocio en Brasil y Estados Unidos, y en menor medida en Reino Unido. Sin embargo, en el caso de España disminuyó un 6,4%.

El negocio de generación y clientes registró un ebitda de 1.182,7 millones, un 34,8% más, gracias al incremento de la producción en España (27,4%) y de las ventas en México, que compensó la caída en Reino Unido «como consecuencia de la compleja situación operativa en este país», señalaron fuentes de la compañía Y en el área de renovables obtuvo un ebitda de 1.165,2 millones, un 1,6% menos, debido a la menor producción eólica e hidroeléctrica en España por las condiciones meteorológicas. En estos momentos, la capacidad renovable del grupo supera los 30.300 MW. Por su parte, Iberdrola emitió 4.000 millones en el primer semestre en bonos verdes.

A cierre del semestre, la deuda financiera neta se situó en 36.792 millones, frente a los 34.199 de cierre del año.

Propuesta de la CNMC

Por otra parte, Iberdrola prevé que los recortes planteados por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) en la distribución de electricidad tengan un impacto mínimo en las cuentas, sin que afecte a sus planes, pero reclamó incentivos para acelerar las inversiones planteadas. Sánchez Galán indicó que aunque las propuestas de la CNMC no van a afectar «para nada» a los planes de la compañía, no son suficientes para atraer las inversiones que se han planteado de cara a los objetivos de descarbonización.

El presidente de la eléctrica insistió en que alcanzar los objetivos que se han planteado con horizonte 2030 requiere de incentivos para acelerar inversiones en la electrificación del sistema y el refuerzo de redes con el fin de promover una rápida descarbonización de la economía. A este respecto, la empresa apuntó a incentivos relacionados con la calidad o con el servicio. Además, Galán afirmó que la tasa de rentabilidad planteada por la CNMC es «insuficiente» para alcanzar los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima presentado por el Gobierno.

Como punto a favor de la propuesta de remuneración de redes de la CNMC, Galán destacó que ahora hay una mayor predictibilidad gracias a un marco a seis años, así como una armonización de la retribución aplicable a la electricidad y el gas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats