30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tercera ola de covid provoca una caída del PIB de medio punto en el primer trimestre

La economía del país evita la recesión porque la variación en el cuarto trimestre de 2020 se quedó en el 0%

La economía española se contrajo en el primer trimestre de este año un 0,5% con respecto al último del año pasado. En términos interanuales, el descenso fue del 4,3%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Una de las incógnitas era si durante los primeros tres meses de este año se confirmó la desaceleración del crecimiento. De hecho, el Gobierno revisó recientemente a la baja la previsión para el ejercicio actual, del 9,8% que había estimado inicialmente hasta el 6,5%. Eso suponía retrasar un trimestre la recuperación. Y es que el Banco de España ya adelantó que en el primer trimestre la economía se situó en territorio negativo con un descenso trimestral del 0,4% como consecuencia de las restricciones en la tercera ola de covid-19.

Las cifras del INE empeoran esas estimaciones en una décima y confirman los efectos nocivos de la tercera ola del coronavirus, que propició nuevas restricciones a la actividad y a la movilidad antes de la Semana Santa.

En todo caso, la economía española no ha caído en recesión (dos trimestres consecutivos de descenso) como sí lo ha hecho el conjunto de la eurozona y de la Unión Europea (UE), ya que en el último trimestre de 2020 logró evitar el terreno negativo al situarse en el 0%, es decir, totalmente plana.

La tasa intertrimestral entre enero y marzo se sitúa cinco décimas por debajo de la del último trimestre del año pasado. En cambio, la variación interanual se reduce sustancialmente desde el 8,9% experimentado entre octubre y diciembre pasados. Esta evolución contrasta a su vez con el rebote intertrimestral del 17,1% del tercer trimestre del año pasado tras el desplome histórico del 17,8% en el segundo como consecuencia de la crisis del coronavirus.

La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual restó 2,6 puntos, 3,6 puntos más que en el cuarto trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 1,6 puntos, 1,1 puntos más que en el trimestre anterior.

Por otro lado, y según los datos del INE, el consumo de los hogares registró un descenso interanual del 4% y el de las de las Administraciones Públicas creció el 3,8%, como consecuencia de las medidas destinadas a paliar los efectos de la crisis. La inversión descendió el 5,9%. Todos los sectores de la economía experimentaron crecimientos con la excepción de la construcción, que descendió el 10,1% en términos anuales. El empleo, en términos de horas trabajadas, se redujo un 2% respecto al trimestre anterior, mientras que los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo crecieron un 1,4%, lo que supone dos décimas más que en el cuarto trimestre.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats