Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana García Alcolea Secretaria general de CC OO-PV

Ana García Alcolea : «No puede ser que lo único que ofrezcamos a los jóvenes es que se vayan fuera»

La secretaria general de CC OO -PV, Ana García Alcolea.  | GERMÁN CABALLERO

La secretaria general de CC OO -PV, Ana García Alcolea. | GERMÁN CABALLERO

Ana García Alcolea (València, 1977) se convirtió el pasado 3 de julio en la primera mujer en asumir la secretaría general de CC OO en la Comunidad Valenciana en sustitución de Juan Cruz, que ocupó el cargo de forma interina tras la dimisión de Arturo León por la polémica por su vacunación. Diplomada en Relaciones Laborales y vinculada al sindicato desde el año 2003, ocupaba hasta ahora la secretaría de Empleo y Formación.

Llega tras la dimisión de Arturo León por la polémica por su vacunación, ¿cree que era necesaria esta dimisión?

No puedo entrar a valorar si era necesaria o no. Fue una decisión personal que tomó el compañero Arturo, que hemos respetado en la organización, y cuando se produjo nos pusimos manos a la obra para resolver la situación que se generó. Por eso hicimos un consejo para elegir a un compañero, que fue Juan Cruz, para que pudiese pilotar la organización hasta el congreso.

¿Ha perjudicado a la imagen del sindicato?

La imagen del sindicato tenemos que defenderla continuamente, explicando y contando todo lo que hacemos. Porque es cierto que cualquier elemento puede servir para que determinados segmentos de la opinión pública o la extrema derecha intenten destrozarla. Hay que recordar que los sindicatos tenemos un papel que nos viene dado por la propia Constitución y que estamos realizando un trabajo que muchas veces ni siquiera es conocido: negociamos convenios que afectan a millones de personas, también las pensiones o, ahora, con la pandemia, hemos sido claves en la creación del escudo social para que las empresas no cayesen y los trabajadores estuvieran protegidos.

«Una cosa que se puede hacer (para cambiar el modelo productivo) es ayudar a las pymes a crecer»

decoration

En términos generales, ¿cree que los sindicatos han sabido responder a los cambios de la sociedad o, como dicen sus detractores, han perdido la conexión con los trabajadores?

Yo creo que la imagen de los sindicatos se ha revalorizado con los últimos acuerdos que se han ido negociando durante la pandemia, y se ha puesto en valor y se ha dado más visibilidad a lo que ya veníamos haciendo en el diálogo social. También están los datos de las elecciones sindicales y la afiliación: somos una de las organizaciones con mayor afiliación, pero, además, de la que paga las cuotas.

La semana pasada la Encuesta de Condiciones de Vida revelaba que el covid ha disparado la población que sufre carencias materiales severas, ¿ha fallado el escudo social?

No ha fallado, porque realmente, si no hubiéramos tenido ese escudo social, la situación hubiera sido mucho peor. Si no se hubiera ido prorrogando la prestación por desempleo en los ERTE o las empresas hubieran cerrado, habría sido mucho más dramático para los trabajadores y trabajadoras, y, en su conjunto, para las familias y la sociedad. Pero somos conscientes de que ese escudo no llega a todo el mundo que lo necesita, por eso hemos reivindicado en las mesas de diálogo social que era necesario ampliarlo.

La responsable sindical en un parque de la ciudad de València. | GERMÁN CABALLERO

¿Por qué esos datos de carencia material han empeorado más en la Comunidad?

Ocurre lo mismo con el indicador del riesgo de pobreza o los ingresos medios por persona cuando los comparamos con la media estatal. Tiene que ver con modelo productivo que tenemos en la Comunidad y con las condiciones de trabajo de uno de los sectores que más peso tiene en el PIB, como es el sector servicios, que agrupa a hostelería, restauración y turismo. El hecho de que las condiciones de trabajo en este sector sean inferiores provoca que los ingresos medios por persona globales también se reduzcan con respecto a la media y genere estas situaciones. Lo venimos advirtiendo desde hace tiempo, el hecho de que un trabajador o trabajadora tenga un empleo no significa que esté exento de estar en riesgo de pobreza y de tener problemas para cubrir sus necesidades más básicas. Por tanto, creemos que el modelo productivo tiene que tender al cambio. Esto no significa denostar a ningún sector, porque lo que creemos es que todos los sectores tienen que ser capaces de crear un trabajo decente, un trabajo con salarios y condiciones dignas. Lo que hay que combatir es la precariedad, los contratos por horas que luego se alargan por detrás o la economía sumergida.

«No puedo valorar si la dimisión de Arturo León era necesaria. Fue una decisión personal» «Somos una de las organizaciones con mayor afiliación. Además, de la que paga las cuotas»

decoration

Como comenta, en Alicante parece que el mercado laboral sigue yendo al ritmo que marca el turismo, ¿se puede hacer algo para romper esa dependencia?

Se pueden hacer varias cosas. En lo que tiene que ver con el turismo, lo que tenemos que buscar es un turismo más sostenible y con servicios de mayor valor añadido y especializados, que generen empleos también de mayor calidad. Pero, en paralelo, se pueden tener más opciones y apostar por otros sectores, como el de la industria, que se ha ido desmantelando poco a poco en nuestra comunidad en los últimos 20 o 25 años. También están las energías renovables o la rehabilitación para la eficiencia energética de edificios. Otra de las cosas que se puede hacer es ayudar a que empresas que ahora tienen un tamaño pequeño o mediano crezcan y se consoliden.

¿Es decir, considera que hay un problema de tamaño empresarial en la Comunidad?

Hay un problema de tamaño empresarial evidente. Tenemos un gran porcentaje de pymes y micropymes que, evidentemente, podrían aumentar de tamaño.

¿Realmente es factible un cambio de modelo productivo?

Es algo a medio plazo, pero ahora, con la llegada de los fondos europeos, parece más factible que nunca, porque buena parte van a ser para impulsar la digitalización y todo lo que tiene que ver con el medio ambiente.

«La precariedad y la pobreza a día de hoy tienen rostro de mujer»

decoration

¿Pueden ser un punto de inflexión realmente?

Si somos capaces de gestionarlos adecuadamente, pueden ser un punto importante para que se produzca ese avance.

Es la primera secretaria general de CCOO en la Comunidad y ha señalado que uno de sus focos estará en cerrar la brecha de género, ¿cuál es el diagnóstico actual de la situación?

El diagnóstico es que a día de hoy tenemos múltiples brechas de género en el mercado laboral. En el acceso al empleo, por ejemplo, el 74% de las contrataciones a jornada parcial son de mujeres y normalmente son involuntarias; y la brecha salarial está en el 22%. Además, estas diferencias que se producen en el ámbito laboral se acaban trasladando a las pensiones. En el último informe que hicimos desde CC OO vimos que las mujeres perciben un 34% menos de pensión. Si a eso se suma que son casi el 60% de los parados, podemos afirmar que la precariedad y la pobreza a día de hoy tienen rostro de mujer.

«No se trata de denostar al turismo, todos los sectores tienen que ser capaces de crear trabajo con salarios y condiciones dignas»

decoration

¿Qué medidas se pueden adoptar para reducirla?

Tenemos varias opciones. Por un lado, en el terreno de la negociación colectiva es importante que los convenios vayan estableciendo cláusulas de igualdad y que se negocien también los planes de igualdad, donde se concretan medidas para conseguir esa equiparación real. Por ejemplo, es importante que a igual trabajo haya igual salario, que no se puede establecer ningún tipo de subterfugio para que haya diferencias salariales. Después, desde las administraciones también hay que impulsar medidas de fomento de la contratación específicas y, por supuesto, tiene que haber políticas de conciliación, avanzar en corresponsabilidad y también hay que actuar en el ámbito educativo.

¿Los jóvenes tienen que resignarse a vivir peor que sus padres?

Es otro de los ejes importantes que hemos definido dentro de nuestra actuación. Estamos aproximadamente en un 40% de desempleo juvenil y creemos que la apuesta por el futuro tiene que ser una apuesta por la juventud. Están en una continua precariedad laboral, con fórmulas de desregulación total y absoluta, como por ejemplo los falsos autónomos, cuando hablamos de esa figura que se generó con los «riders», o las falsas becas. En definitiva, tienen una falta de oportunidades de empleo estable muy elevada y así es imposible emanciparse y desarrollar sus proyectos de vida. No puede ser que lo único que les ofrezcamos es que se vayan de su comunidad autónoma o incluso de su país. Eso sí, les pedimos que se formen mucho. Al final estamos descapitalizando nuestra comunidad autónoma. Dedicamos recursos para la formación de la juventud, pero luego les invitamos a que se vayan a buscar su salida fuera. Esto requiere de una actuación global. Para que la juventud mejore su situación necesitamos un modelo productivo que genere ese trabajo decente, que es otro de los ejes que hemos planteado en nuestro congreso. Hay que buscar esas fórmulas y esos sectores productivos donde se pueda generar ese trabajo decente. Tenemos una comunidad autónoma con un potencial importante como para que eso se pueda dar.

«El Gobierno tiene potestad para legislar sobre el SMI y la reforma laboral si no hay acuerdo»

La nueva responsable de CC OO-PV insiste en los beneficios de subir los salarios y reclama un sistema estable de financiación autonómica


La subida media pactada en convenio en Alicante está en el 1,24% y la inflación ronda el 3%, ¿perderán poder adquisitivo los trabajadores? ¿Estamos ante una nueva etapa de moderación tras los avances en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de los últimos años?

Bueno, nuestra intención en cada negociación de convenio es que no se produzca esa pérdida, pero ahora mismo también es verdad que hay muchos convenios bloqueados porque en algunos sectores las patronales no avanzan en la negociación. Y, por lo que respecta al SMI, evidentemente, creemos que se tiene que incrementar. Es una necesidad para que los trabajadores y trabajadoras puedan acercarse a un salario digno. Además, recuerdo que es un compromiso de Gobierno. Si los trabajadores y las trabajadoras tienen salarios mayores, van a poder consumir más y eso va a repercutir en la creación de empleo y de riqueza. Ha habido dos subidas en años anteriores y, frente a lo que se vaticinaba de que iba a destruir empleo, no ha sido así. Por tanto, no hay ninguna excusa para que el Salario Mínimo Interprofesional no pueda incrementarse. A día de hoy, no hay argumento puesto encima de la mesa con cierto rigor que diga que es inviable subir el SMI en 2021.


¿Ve posible que se apruebe esa subida o que se derogue la reforma laboral, como también reclaman, con la patronal dispuesta a levantarse de la mesa si se llevan adelante?

Entendemos que la patronal, la CEOE y Cepyme, tienen que valorar el conjunto y creemos que es importante que puedan estar sentados en la mesa. Pero, si por cualquier cuestión decidiesen levantarse, el Gobierno tiene potestad para legislar sobre esa materia si no hay acuerdo. Lo ideal siempre es que sea fruto del diálogo social y con acuerdo, pero lo que no podemos es posponer este tipo de medidas, porque nos va mucho en ello.


¿Seguirán con el frente común para reclamar la financiación?

La financiación tiene que llegar. Nuestra comunidad tiene una serie de competencias de las que depende el Estado del bienestar, como la sanidad, la educación o los servicios sociales, y necesitamos los fondos para mantenerlos. Y tiene que haber un acuerdo a nivel estatal que facilite una financiación justa para todas las comunidades. No nos sirven medidas transitorias, como el reparto de algunas partidas en función de la población, porque al final acaban siendo parches. Creemos que es inaplazable un sistema estable y que tenemos que sumar al resto de comunidades.



Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats