Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste de la vida en Elda o Alcoy es un 23% más económico que en Madrid

Un estudio del Banco de España señala que el municipio del Vinalopó es el área urbana con los precios más asequibles de España - La vivienda es el factor que más pesa, pero también se paga menos en la hostelería o la sanidad

La plaza mayor de Elda, el área urbana con el menor coste de vida de España.  |

La plaza mayor de Elda, el área urbana con el menor coste de vida de España. | ÁXEL ÁLVAREZ

Vivir en una gran ciudad suele ser sinónimo de mayores oportunidades, sobre todo desde el punto de vista laboral. A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, Madrid y Barcelona siguen acaparando el mayor volumen de empleos cualificados del país, lo que se traduce en mejores salarios y en un nivel de renta superior. Sin embargo, alejarse de estas grandes metrópolis también tiene sus ventajas, ya que el coste de la vida se reduce de forma significativa. Una realidad de sobra conocida a la que ahora ha puesto cifras un estudio del Banco de España, que revela que Elda-Petrer es el área urbana del país donde resulta más asequible vivir.

Y no es la única de la provincia, ya que Alcoy y Orihuela también se encuentran entre las urbes con los precios más ajustados, según este informe que ha analizado la situación de las 81 principales conurbaciones españolas basándose en aspectos como el precio de los alquileres -con el que se ha calculado el gasto en vivienda-, el de servicios como la hostelería o la sanidad, o el de los productos que conforman la cesta de la compra.

Tras ponderar el peso de cada uno de estos aspectos en el presupuesto de una familia, el resultado es que un residente en Elda-Petrer gasta al año un 23,6% menos que un madrileño para conseguir el mismo nivel de vida. En el caso de Alcoy -la tercera área urbana más barata del país, según el estudio- el ahorro es del 23,2%; mientras que si se opta por vivir en Orihuela, el coste de la vida es un 21,1% inferior al de la capital del estado.

En el lado opuesto, la denominada área urbana de la Costa Blanca -que engloba prácticamente desde El Campello hasta Calp, con Benidorm como cabecera- es la que tiene el mayor coste de la vida de la provincia y ocupa el puesto número 15 a nivel nacional. Aun así, resulta un 13,6% más barata que vivir en Madrid. En Torrevieja la diferencia con la capital española -que es el nivel que toma como referencia todo el informe- es del 17,7%, mientras que en el área formada por Dénia y Xàbia, alcanza el 18%.

Por último, el área metropolitana que agrupa a las ciudades de Alicante y Elche resulta un 18,5% más barata de media que Madrid, aunque el propio informe advierte de la heterogeneidad que existe dentro de cada una de estas zonas.

Estos datos resultan especialmente significativos en un momento en el que cada vez más empresas -sobre todo del sector tecnológico- buscan ubicaciones alternativas a las dos grandes urbes españolas -es decir, Madrid y Barcelona- para instalar sus nuevos centros de trabajo, y uno de los criterios que se tienen en cuenta es la relación entre la calidad y el coste de la vida.

Mano de obra

En este sentido, uno de los aspectos que más pesa es el coste de la vivienda, que en la provincia resulta por lo general más bajo que la media nacional. En el caso del alquiler, el precio medio del metro cuadrado en Alicante se sitúa en el entorno de los 7,2 euros frente a los 13,9 de Madrid, y en poblaciones como Elda o Alcoy ronda los cinco euros, según el portal Idealista. Y lo mismo ocurre con la compraventa, donde el municipio del Vinalopó acostumbra a salir en las estadísticas que elabora el Ministerio de Fomento como la población de más de 25.000 habitantes más barata del país.

Sin embargo, el informe del Banco de España también pondera otros costes, como la hostelería o los servicios sanitarios, que también resultan más caros en Madrid o Barcelona. Esto se debe, según los autores del informe, a que se trata de servicios en los que el precio está muy influenciado por el coste de la mano de obra, que es más elevado en las grandes urbes. Por el contrario, en los productos de la cesta de la compra diaria o en el vestir y el calzado, las diferencias son menores.

La gran pregunta es si estos menores costes compensan las diferencias salariales. A este respecto, el informe, titulado Un índice del coste de la vida en las ciudades españolas, señala que los salarios del sector privado fueron casi un 45% superiores en Madrid y Barcelona que en la media de las áreas urbanas españolas. Si se ajusta en función de los precios de cada zona, la diferencia se reduce al 21%, pero, aún así, los sueldos siguen siendo mayores.

Tras Madrid y Barcelona, las áreas con el coste de vida más elevado son Girona, Palma, Blanes- Lloret de Mar, Sant Feliu de Guíxols, Costa del Sol, Tenerife Sur y Málaga. València se situaría en el puesto 37 de las 81 áreas analizadas, con un coste un 17,1% inferior al de la capital del estado, mientras que Castellón estaría en el puesto 63, al resultar un 20,8% más asequible. Tras Elda, la segunda urbe con menor coste de vida es Puertollano.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats