Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alicantina Cazorla es la principal proveedora de aceitunas para Lidl en Europa

Las compras de la cadena de supermercados a la empresa han superado los 55 millones en el último ejercicio

Productos de Aceitunas Cazorla que comercializa Lidl

Lidl sigue avanzando en su contribución al desarrollo del tejido productivo y económico de la Comunidad Valenciana. Este compromiso no solo se traduce en la apertura de nuevas tiendas o la generación de nuevos puestos de trabajo, sino también en su apuesta por el producto local y por proveedores de referencia de Castellón, Valencia y Alicante. Un claro ejemplo es la alicantina Aceitunas Cazorla, empresa especializada en la producción de aceitunas y encurtidos con más de 60 años de experiencia en el sector, con quien la cadena mantiene más de 25 años de relación profesional.

 El éxito de la colaboración ha propiciado que, año a año, la relación entre ambas compañías se haya intensificado hasta el punto de que Cazorla ya es el proveedor número 1 de aceitunas de Lidl en toda Europa. El pasado año la cadena de supermercados invirtió más de 55 millones de euros en este productor, lo que supone un incremento de un 20% respecto a las compras realizadas en el ejercicio anterior. De este modo, solo en los dos últimos ejercicios la compañía ha realizado una inversión de más de 100 millones de euros en este proveedor.

Desde hace años Lidl es uno de los grandes socios de la industria agroalimentaria española, así como una de sus principales plataformas de exportación. En 2020 la compañía compró producto español por valor de 5.200 millones de euros y más de la mitad lo exportó a su red internacional de más de 11.500 tiendas en 30 países. En el caso de Aceitunas Cazorla, este dato es aún más significativo: cerca del 85% de las compras realizadas por Lidl se destinaron a la exportación.

Este vínculo profesional en la actualidad atraviesa, según exponen desde la empresa de Alicante, uno de sus mejores momentos: “Para nosotros, Lidl es mucho más que un cliente estratégico. Sin ninguna duda, nos ha ayudado mucho a crecer y evolucionar como empresa dado su alto grado de exigencia. Cuando hablamos de exigencia, nos referimos a que es una organización que siempre va un paso por delante del resto en aspectos como certificados de calidad, optimización de costes, tendencias en productos, diferentes opciones de envases, recetas más saludables y nutritivas, etc.”, asegura Zulema Beresaluce, Consejera Delegada de Aceitunas Cazorla.

 En opinión de Miguel Paradela, director general de Compras de Lidl en España, “Aceitunas Cazorla es un buen ejemplo cómo en Lidl entendemos la colaboración con nuestros proveedores: a través de una relación estable y con un crecimiento conjunto y sostenible en el tiempo. Tras 25 años juntos, Cazorla se ha convertido en el productor nº1 de aceitunas de Lidl a nivel internacional y gracias a nuestra estrecha colaboración, sus productos ya se venden también en nuestras tiendas de Berlín, París o Praga”.  

Entre los productos que Lidl adquiere a Cazorla y que vende en sus establecimientos se encuentran aceitunas verdes y negras, con o sin hueso, así como distintos aliños. Y, además, destacan las aceitunas rellenas de ajo, almendra, anchoa o pimiento, especialmente exitosas entre los consumidores europeos.

Los productos de la empresa aceitunera están presentes, en la actualidad, en más de 50 países por todo el mundo, una expansión internacional en la que “Lidl ha jugado un papel de vital importancia”, explica Zulema Beresaluce. “Su amplia red de tiendas internacionales distribuyendo en de 30 países es fruto de una perfecta organización que nos permite a los proveedores poder dar el paso hacia la internacionalización de una forma muy eficiente”, finaliza la Consejera Delegada de Aceitunas Cazorla.

 Durante los últimos años, Lidl ha redoblado su compromiso con la Comunidad Valenciana. Concretamente, en 2020, la compañía adquirió producto de esta región por valor de más de 730 millones de euros, aumentando cerca de un 17% respecto al año anterior y comercializándolo también en sus tiendas de España y el resto de Europa.

También ha incrementado el número de proveedores regionales con los que trabaja -en el último año ha superado los 80- y ha reforzado las exportaciones, que ya representan el 61% sobre las compras realizadas en la región. Con esta medida, Lidl pretende intensificar aún más su apoyo a los proveedores de Castellón, Valencia y Alicante, tras un año en el que han tenido mayores dificultades para dar salida a sus productos debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats