Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pacheta: «Ganar al Almería supone alcanzar la mitad del objetivo de la permanencia»

El técnico del Elche mantiene que su equipo es «cada vez más fuerte y peligroso» y confía en su «buen momento» para recibir mañana (18.30) a los de Guti

El entrenador del Elche, José Rojo, Pacheta, bromea ayer con Juan Cruz y Fidel antes del entrenamiento en el campo anexo. Antonio Amorós

El estado de optimismo vuelve a instalarse en el banquillo del Elche tras las dos victorias consecutivas ante el Deportivo (1-3) y el Mirandés (4-2). El entrenador José Rojo, Pacheta, aseguró ayer que su equipo pasa por «un buen momento» y que sólo contempla la victoria mañana (18.30) en el Martínez Valero frente al Almería de Guti, pese a la plaga de bajas por sanciones y lesiones que sufren los franjiverdes en el once-tipo: los centrocampistas Gonzalo Villar, Manuel Sánchez y Nuke Mfulu y el delantero Yacine Qasmi. El técnico burgalés fue a más y aseguró que un triunfo ante el conjunto andaluz, uno de los firmes aspirantes al ascenso, equivaldría a alcanzar «casi la mitad matemática» del objetivo de la permanencia, que cifra en 50 puntos.

Superado el primer tercio de la competición, Pacheta no había tenido hasta ahora tantos problemas con las ausencias en una plantilla corta, tal y como él prefiere. No obstante, confía en la vuelta a la titularidad en el mediocentro de Ramón Folch, que ha superado dos lesiones desde que se rompiera el aductor el 5 de octubre ante el Rayo, y sopesa recolocar al extremo Iván Sánchez o al central Gonzalo Verdú en la zona de creación. El técnico también destaca el buen trabajo de los canteranos para hacerse con un hueco en el primer equipo, dado «que se han ganado el respeto de sus compañeros».

«No contemplo la derrota», recalcó el técnico burgalés en vísperas de recibir «al equipo que más se ha gastado en la plantilla; y en la que tiene previsto invertir otros 20 millones de euros en Navidades». No da tregua el calendario al Elche, que en poco más de un mes se ha enfrentado a otros candidatos al ascenso como Huesca, Rayo y Girona y a equipos históricos y siempre con aspiraciones como el Sporting de Gijón y el Deportivo de la Coruña, colista contra pronóstico.

La brillante victoria de los franjiverdes el domingo en Riazor ha reforzado la autoestima del conjunto ilicitano, que es noveno en la tabla con 22 puntos, a sólo uno de la promoción de ascenso y a tres del Almería, que es tercero.

«Cada vez somos más alegres, verticales y creamos ocasiones claras de peligro, de las que llegan los penaltis», resaltó el entrenador franjiverde, que recalca que su equipo suma esta temporada siete puntos más que a estas alturas del curso pasado y ha mejorado notablemente su coeficiente goleador con dos a favor frente a los ocho en contra de la anterior campaña.

Pacheta volvió a defender a sus jugadores como «un grupo humilde que se está haciendo muy grande, que no merece demasiado palo porque son honestos y se entrenan bien todos los días». En este punto subrayó la importancia de sumar mañana la que sería, por primera vez esta temporada, tercera victoria consecutiva: «Enganchar un nuevo triunfo nos dispara porque tendríamos casi la mitad matemática del objetivo conseguido, ahora que estamos a ocho puntos del descenso, y nos daría margen para cuando lleguen épocas más duras».

El técnico admite que ha aleccionado al vestuario para que no caiga en un exceso de euforia ni de confianza por esta buena racha. No quiere que se repita el episodio de la derrota en casa ante el Sporting (0-1) tras la victoria de prestigio la semana anterior en Girona (0-2). «Después de un gran triunfo siempre viene una gran cagada», vaticinó entonces Pacheta, que ayer animó a la afición franjiverde a que «siga viniendo» al Martínez Valero este sábado, pese a lo incómodo del horario, las 18.30.

Pacheta elogió la condición «excepcional» del exjugador del Real Madrid y la selección española José María Gutiérrez, Guti, «al que me tocó sufrir como futbolista», puntualizó. Sobre su equipo, el Almería, prevé un conjunto «alegre, que buscará mucha posesión de balón, juego de ataque y sorpresa por los extremos».

En cuanto a los suyos, Pacheta destacó la polivalencia del catalán Pere Milla, «que nos hace mucho mejores y puede jugar en las cuatro posiciones del ataque», al tiempo que de cara al sorteo de la Copa del Rey del próximo domingo expresó su deseo de que al Elche le toque un rival «de muy cerquita».

El entrenador es partidario del partido único hasta el final en el torneo del KO y reclama igualdad de condiciones en todos los campos para la disputa de esta competición: «Si no tienes un campo de 68 metros de ancho no puedes participar en el fútbol profesional, aunque me acabe de ganar 500 enemigos por decir esto, es de perogrullo; se trata de normalizar la competición».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats