Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a 42 años de anexos

El Elche deja de entrenar y abandona los campos junto al Martínez Valero donde venía haciéndolo desde 1977 - Los terrenos se convertirán en un centro comercial - Pacheta y los jugadores lamentan que pierden la comodidad de estar junto al estadio

Adiós a 42 años de anexos

Adiós a 42 años de anexos

Los campos anexos al estadio Martínez Valero ya son historia. Después de 42 años viendo entrenar de forma ininterrumpida a la primera plantilla del Elche y a su filial, nadie pisará más esos terrenos. El club ilicitano ha realizado la mudanza definitiva al polideportivo de Altabix y los anexos -como se puede apreciar en la imagen- están siendo desmantelados.

El césped ha dejado de cuidarse, los aspersores de riego han sido quitados y tanto las porterías móviles, las redes y el banco y la plataforma cubierta ya han sido trasladadas al antiguo polideportivo Kelme, el nuevo lugar de trabajo del primer equipo.

El Elche anunció que la mudanza se iba a producir de forma progresiva durante el mes de noviembre, pero ya es totalmente efectivo y, a partir de ahora, los terrenos de los anexos se convertirán en un centro comercial.

Han sido 42 años de historia viva de la entidad franjiverde. Unos campos por los que han pasado miles de jugadores, muchos jóvenes que han visto como comenzaban a entrenar en el anexo 2 con filial y luego han pasado al anexo 1 tras subir a la primera plantilla. Equipos rivales que también han aprovechado para entrenar los días antes de los partidos, encuentros amistosos y de ligas juveniles y hasta la selección española absoluta femenina se ejercitó a principio de este año en los terrenos junto al Martínez Valero para preparar el partido amistoso que disputó días más tarde contra EEUU en el Rico Pérez de Alicante como preparación para el Mundial de Francia. Todo ello quedará ahora para el recuerdo.

Los dos campos anexos comenzaron a funcionar en 1977, un año después de la inauguración del Nuevo Estadio (actual Martínez Valero) el 8 de septiembre de 1976. En la maqueta inicial estaba prevista la construcción de una ciudad deportiva para entrenar en una parcela de la esquina sur. Tras la finalización del estadio, el Elche siguió entrenando en el viejo Altabix, porque su recalificación para construir se retrasó, y lo alternaba con el Nuevo Estadio. El filial y el juvenil también se ejercitaban en el nuevo campo.

Camiones de arena para rellenar

Posteriormente se vio que la construcción de la nueva ciudad deportiva no era viable económicamente en aquellos momentos y se decidió construir los dos campos anexos. Para ello, la parcela se rellenó con camiones de arena para poder darle más altura y plantar el césped.

Ahora, ese lugar con tantos recuerdos se convertirá en un centro comercial con actividades lúdicas y de ocio. Está prevista la puesta en marcha de establecimientos de comida rápida, una bolera, un parque infantil y un aparcamiento de dos plantas.

Los terrenos son propiedad de las empresas Sumder Trade SL y Lonimare SL, que en 2017 los compraron por 1,5 millones. Anteriormente, el club hizo valer su derecho de tanteo con el Banco de Sabadell y lo adquirieron, según las cuentas del club, por 1.132.000 euros con la aportación del dinero por parte de algunos directivos. La entidad franjiverde justificó esta compra y el posterior «pase» como un acuerdo muy positivo para el club que había permitido unos beneficios de cerca de 400.000 euros.

El entrenador del Elche, Pacheta, y el segundo capitán, Gonzalo Verdú, aseguran que van a echar de menos la comodidad de entrenar en los anexos. «Vamos a valorar más lo que teníamos, ahora que no lo tenemos. La comodidad del anexo da calidad a los entrenamientos. Pero hay que adaptarse cuanto antes. Nos han planteado ir a Altabix en nuestros coches o en un bus, tenemos un tiempo para tomar la decisión», comentó ayer Verdú.

Por su parte, Pacheta ya indicó hace unas semanas que el cambio iba a influir en «la comodidad del trabajo». «No es lo mismo poder ir andando al vestuario del estadio que tener que coger el coche, aunque sea cinco minutos. Pero es lo que hay y nos amoldaremos», dijo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats