Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arenales y El Altet temen un colapso de tráfico y pérdidas en negocios si se anula la carretera con Urbanova

Rechazo casi unánime en las pedanías a la propuesta del Consell para eliminar el tráfico de vehículos a motor en el vial por el Saladar

Un ciclista pasa por la vía adaptada a la altura del Fondet de la Senieta, entre Arenales y El Altet. Antonio Amorós

La supresión del tráfico a motor en la carretera que une Urbanova con Arenales del Sol, una posibilidad que baraja la Generalitat Valenciana y con la que no está de acuerdo ni siquiera el Ayuntamiento de Elche, también es rechazada por buena parte de los vecinos de El Altet y de Arenales, los cuales auguran en última instancia repercusiones negativas.

Colapso de tráfico en la carretera Nacional 332 a su paso por El Altet y, por tanto, más contaminación en este punto, así como pérdida de visitantes y, con ello, caída del consumo en los negocios de ambas pedanías, son dos de los efectos que auguran la mayoría de las entidades vecinales consultadas por este medio.

Prácticamente la totalitad de los representantes vecinales de ambas pedanías ilicitanas no solo están en contra, sino que además reivindican que se mejore esta carretera, que transcurre en paralelo al sistema dunar y a la playa, además de considerar que se pueden compatibilizar los distintos usos para coches, bicicletas y peatones.

Fernando Cano, presidente de la Asociación de Vecinos de Arenales del Sol, señala que van a tratar de recabar más información, ya que nadie les ha comunicado nada al respecto, y que incluso no descartan realizar movilizaciones, protestas.

Congestión

«¿Cómo iríamos a Urbanova? ¿Cómo se pondría la carretera Nacional, que ya en verano está congestionada», apunta el representante vecinal, quien se opone rotundamente a que se lleve a cabo esta medida.

Por su parte, el alcalde pedáneo de Arenales del Sol, Antonio Garzón, considera innecesario suprimir el paso de vehículos a motor por esta conexión con El Altet y Urbanova. «Se puede compatibilizar el tráfico con una vía-sendero. No son cosas excluyentes», afirma. En su opinión, se trata de aplicar el sentido común, porque de lo contrario «traería más problemas que beneficios».

De igual modo, apunta que no se entiende que el trozo entre Agua Amarga y Urbanova tenga vallado y accesos para peatones, ciclistas y vehículos, y que no esté habilitado del mismo modo el tramo siguiente hasta Arenales. Es más, a su juicio, esa debería ser una alternativa, se debería extender esta actuación a toda la carretera del Saladar, aunque haciendo algo más grande el firme para que transiten los vehículos, además de potenciar arcenes y cunetas para las escorrentías.

Desde la Asociación de Comerciantes de El Altet se considera que se generarían pérdidas para los negocios de la zona. «Nos perjudicaría económicamente. Sobre todo teniendo en cuenta que pensábamos poner publicidad en el vial hasta la playa de El Altet para atraer a más gente a comer, tomar algo o comprar en el núcleo urbano», señala su presidente Jorge Valentín.

Menos visitantes

Y es que suprimir el paso de vehículos obligaría a los vecinos de El Altet a hacer una larga caminata (muchos ya lo hacen) para llegar hasta su playa, además de que, estiman, se reduciría notablemente el número de visitantes a esta zona. De hecho, mucha gente en coche procedente de Elche o Torrellano cruza El Altet para poder ir a este punto del litoral. «Se debe continuar con la carretera, mejorándola, incluso como lo de Agua Amarga», añade también Valentín.

El pedáneo de El Altet, José Manuel Meseguer, es de la misma opinión: «No lo veo bien y el Ayuntamiento tampoco. Nos estrangularía la playa y, además, se generaría muchísimo tráfico, ya que los que van a Arenales y a la parte baja de Gran Alacant cruzan por aquí» (refieriéndose a El Altet y para alcanzar el camino trasero de Arenales).

Meseguer tiene intención de informarse mejor de cuál es la situación a través del edil de Pedanías, Vicente Alberola, tras insistir en que de hacerse realidad va a afectar mucho «en muchos sentidos», como generar embudos de tráfico en la nacional, colapsar aún más Arenales (porque ya no se podrá ir en coche o moto a la playa de El Altet). «Es un tema muy importante, no solo para pedanías, para todo Elche», agrega.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats