Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hotel de Arenales ya es historia

El edificio queda reducido a escombros en menos de una semana y ahora solo falta por derribar la estructura nueva y los sótanos

Lo que queda del hotel de Arenales, prácticamente reducido a escombros en su totalidad, después de una semana desde que comenzara la demolición. | ANTONIO AMORÓS

El hotel de Arenales ha dejado de tapar las vistas al mar. Ya es historia. El malogrado edificio de los años sesenta ha quedado en menos de una semana reducido a escombros. Solo queda parte de la nueva estructura que levantó la propiedad en 2015 en su último intento fallido de recuperar el complejo hotelero que fue considerado ilegal precisamente por hacer obra nueva.

La demolición atrae a curiosos cada día. | ANTONIO AMORÓS/J.M.G.

En cuestión de días la primera línea de la playa ilicitana se ha quitado «un muerto» de encima, después de una larga espera que ha durado décadas. Ahora quedan al menos dos semanas por delante de trabajo para despejar la parcela de las ruinas que una pala retroexcavadora empezó a tirar abajo el pasado martes. También falta derribar el sótano que ha escondido el hotel durante todo este tiempo, pero ese esqueleto que tanto afeaba la costa de Arenales del Sol ya forma parte del pasado.

Y esas obras para hacer desaparecer el edificio, que cerró en el año 1979 tras poner a Elche en el mapa por tener uno de los mejores hoteles de Europa, están siendo seguidas cada día por decenas de vecinos y de visitantes. Especialmente el fin de semana, la parcela se ha convertido en un punto de atracción de muchos curiosos que no han dudado en inmortalizar con sus cámaras de fotos lo poco que queda de aquel hotel de ensueño que acabó convirtiéndose en una pesadilla.

Los recuerdos y la nostalgia se han adueñado desde que este verano que comenzó la operación derribo de aquellos que conocieron el edificio abierto. «Había hasta una bolera en el jardín», rememoran algunos de los que pasaron por allí antes de que el inmueble clausurara para siempre. Sin embargo, lejos quedan aquellos años dorados de un hotel que, sobre todo, desde la última década viene dando problemas y causando molestias a vecinos y veraneantes por su degradación a marchas forzadas, con agua encharcada y un vallado que apenas impedía el acceso al peligroso recinto.

El hotel de Arenales ya es historia

Ahora, los planes que le esperan al hotel, convertido estos días en noticia nacional, son unas cinco semanas más de obras para finalizar el derribo, retirar los escombros y regenerar la playa. Así se pone fin a cuatro décadas de intentos frustrados y de litigios por parte de sus herederos de reabrir un edificio que desde 1997 quedó afectado por el deslinde de la ley de Costas y pasó a formar parte del dominio público marítimo terrestre. Algo que impidió realizar cualquier obra nueva más allá de la rehabilitación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats