Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El G7 entregará mil millones de dosis a los países pobres

Los fármacos llegarían en los próximos 12 meses, con vistas a entregar 2.300 millones para finales de 2022

La cumbre del G7 termina con la 'Declaración de Carbis Bay' Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

El Grupo de los Siete (G7) que conforman Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido se comprometió ayer a la entrega de 1.000 millones de vacunas a los países en vías de desarrollo a lo largo de los próximos 12 meses con vistas a un total, como ya anticipó la canciller alemana Angela Merkel, de 2.300 millones de vacunas a finales de 2022, según hicieron saber este domingo en el comunicado final de la cumbre celebrada en Cornualles (Reino Unido).

En el texto, los firmantes recuerdan su compromiso de «proporcionar un total de más de dos mil millones de dosis de vacunas» y de «crear los marcos adecuados para fortalecer la defensa colectiva contra las amenazas a la salud mundial». De ellas, 870.000 serán entregadas «directamente» por los países del G7 a lo largo del próximo año.

Para ello, defienden el mecanismo COVAX dependiente de la ONU como «la ruta principal para proporcionar vacunas a los países más pobres», aunque reconocen la «urgente necesidad de acelerar la entrega de esas dosis».

Además, anuncian un compromiso de «colaborar con el sector privado, el G20 y otros países para incrementar esta contribución en los próximos meses», para «seguir exportando en proporciones significativas» y «fomentar las licencias voluntarias y la producción global sin ánimo de lucro» que supone un 95 por ciento de las aportaciones al mecanismo Covax.

Nueva investigación

El G7 manifestó su intención de adoptar medidas para desarrollas «la capacidad de fabricación en todos los continentes, mejorar los sistemas de alerta temprana y apoyo a la ciencia en una misión para acortar el ciclo para el desarrollo de vacunas seguras y efectivas, tratamientos y pruebas de 300 a 100 días», anunció el comunicado.

Asimismo, el G7 también respaldó la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una nueva investigación sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus.

«Pedimos un asesoramiento oportuno, transparente, dirigido por expertos, así como la Fase 2 del estudio sobre los orígenes (de la pandemia), China incluida, como recomiendan los propios expertos», según el comunicado final.

Tras críticas como la del ex primer ministro británico Gordon Brown por la baja cifra anunciada, un «fracaso moral imperdonable», el actual mandatario británico, Boris Johnson, destacó que se trata de una «cantidad enorme». La OMS, en cambio, había solicitado 11.000 millones de dosis.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats