Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cartas al director

Monarquía versus República

El hecho de que la monarquía esté siendo cuestionada, no se debe a un contubernio sibilino que la esté socavando. Al contrario, el republicanismo en España, con posterioridad a la dictadura, siempre ha buscado excusas para no activarse. Fueron los propios republicanos los que dijeron que el tema no era si monarquía o república, sino dictadura o democracia. Esa idea-fuerza apoyó la monarquía. Después, vino otra: "Yo no me siento monárquico, pero sí juancarlista". Que cual hilo invisible mantenía lazos de cohesión necesarios para recuperar y desarrollar el país. Tampoco, fue un republicano, quien puso una zancadilla al rey que le hizo romperse la cadera, y descubrir que su vida privada era una farsa. Que una de sus amantes vivió en los propios recintos del Pardo durante años... y que solo sacaba a Sofía en los actos oficiales Tampoco ningún republicano "le comió" el tarro a la fiscalía suiza para que destapase sus finanzas opacas, su blanqueo de capitales. O que al inicio del coronavirus se le ocurriese al actual rey quitarle el sueldo a su padre y renunciar a una herencia que se había firmado en 2004. Han sido ellos solitos. Pero es bien sabido, en una partida, a veces, el que gana no lo hace por él, sino porque el oponente comete tantos errores que pierde él solo. Debería ser de agradecer o al menos poner en valor, por parte de los monárquicos, la actitud de concordia que ha demostrado y demuestra la gran mayoría de una parte del país, la republicana. Y que, por cierto, no le agrada, que ahora, haya sectores, que "para tapar sus propias vergüenzas", o bien buscando otros fines distintos (la independencia, por ejemplo). Enarbolen en estos momentos la bandera republicana. Esa partida, si algún día se juega, habría de hacerse de buena lid, con nobleza por parte de todos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats