Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Europea de Movilidad

Hace ya 21 años que, como sociedad, los países que forman la Unión Europea empezaron a tomar conciencia de una realidad que hoy ya nos parece más cotidiana. En aquellos años la posibilidad de prescindir de los medios de transporte tradicionales altamente contaminantes y de uso mayoritariamente individual resultaba difícil de aceptar para el imaginario colectivo. Durante décadas se nos forjó la idea de una movilidad de personas con medios de transporte basados en los combustibles fósiles que parecía que no iba a tener ningún tipo de impacto. La realidad una vez más se muestra tozuda y ha revelado que no iba a ser sostenible a medida que la población se fuera incorporando a ese modelo.

Conscientes de todo esto, un grupo de pioneros promovieron y alentaron a las instituciones ya desde 1999, para que se diera visibilidad a una necesidad que ya era imposible de ocultar. Así surgió la Semana Europea de la Movilidad que se celebra todos los años del 16 al 22 de septiembre, con el objetivo de concienciar a gobernantes y ciudadanos en la importancia de utilizar modos de transporte más respetuosos con el medio ambiente en sus desplazamientos, incentivando una mayor utilización del transporte público, la bicicleta o la saludable actividad de caminar y un menor uso de vehículos particulares contaminantes.

En esta ocasión el lema es “Por una movilidad sin emisiones”, con el ambicioso objetivo de lograr un entorno climáticamente más limpio, para poder lograr que en el año 2050 se consigan los objetivos que se establecen en el Acuerdo de París y se llegue a cero emisiones en carbono. En este punto debemos mirar como nuestra ciudad (Alicante) trabaja para obtener y no cejar en el empeño de conseguir ese objetivo.

Este es un año muy difícil, el más difícil si cabe de todos. Nos encontramos inmersos en una lucha sin cuartel para vencer a la Covid-19, que tan duramente nos está golpeando y dentro de las medidas para combatir este patógeno, el confinamiento que tuvimos durante los meses de marzo y abril tuvo como efecto colateral el mayor índice de limpieza climática de todas las ciudades españolas, un 70 % menos de CO2, respecto de los niveles que normalmente teníamos.

Cuando pudimos salir a realizar deporte o paseos en nuestras calles, pudimos observar y contemplar un Alicante diferente. Sin apenas tráfico rodado en la ciudad, con más limpieza medioambiental, logrando disfrutar de un entorno completamente diferente, tal como se quiere para el objetivo de 2050.

Este año, además, podemos y debemos aprovechar esta Semana Europea para la Movilidad para concienciar, y dar a conocer a nuestros conciudadanos la nueva Ordenanza de Vehículos de Movilidad Personal (Patinetes) que a primeros de octubre entrará completamente en vigor, tras finalizar el periodo de dos meses de moratoria en las sanciones leves, y que observamos como se van a incrementar las denuncias. Desde el Grupo Municipal Socialista estamos insistiendo al equipo de Gobierno de nuestra ciudad que se realice pedagogía en la utilización de este nuevo modo de movilidad, además de completar los itinerarios ciclistas y las “vías 30”, como así lo han anunciado.

Estamos en un momento crucial para el futuro de nuestra ciudad. En este periodo que nos lleva hasta julio de 2021, hay que finalizar la nueva contrata de transporte urbano y debemos aprovechar esta oportunidad para que como vemos en otras ciudades europeas, los autobuses actuales sean renovados por otros propulsados por hidrógeno. Sabemos que este objetivo es ambicioso, pero ahora es el momento.

En la Subcomisión de Transporte Urbano, Movilidad Sostenible y Entorno Urbano, hemos llegado a la conclusión final, en políticas urbanas, de peatonalizar barrios de nuestra ciudad y en transporte urbano apostar por la renovación de la flota de autobuses que realizan las diferentes líneas que se desplazan por nuestras calles.

Es un periodo diferente para todos nosotros y la Semana Europea de la movilidad no se iba poder quedar al margen de esta situación. Pero debemos aprovechar en estos momentos difíciles para hacer cosas diferentes, que den resultados diferentes a los que estamos acostumbrados. Es el momento de la movilidad sostenible.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats